Por favor, grítame

Asa Don Brown
Fuente: Asa Don Brown

¿Cómo definirías gritar? ¿Alguna vez has estado en el extremo receptor de alguien gritando? ¿Te consideras alguien que grita con frecuencia? ¿Alguna vez ha utilizado gritos para reprender, corregir o reprender a otro? ¿Alguna vez te has encontrado gritando incontrolablemente? Si es así, está en buena compañía, porque un gran porcentaje de nuestra sociedad continúa utilizando gritos. Sin embargo, ¿de qué sirve gritar y perder el autocontrol personal?

Un estudio reciente en el Journal of Child Development encontró que los niños criados en un ambiente que grita es la forma de vida normal, tienen una mayor probabilidad de desarrollar problemas y condiciones psicológicas. Además, cuando los padres y cuidadores usan deliberadamente los gritos como fuente de corrección y disciplina; los niños tienen un mayor riesgo de desarrollar una serie de problemas psicológicos: incluyendo problemas de conducta, ansiedad, estrés y depresión.

Los investigadores y los médicos no están de acuerdo con los beneficios y el daño de los gritos. Naturalmente, casi todos coinciden en que es aceptable gritar para proteger a alguien de un daño real o cierto, una amenaza o incluso un peligro percibido. Si bien hay una variedad de razones que uno puede encontrarse gritando; este artículo busca específicamente gritar como una fuente de castigar, redargüir o corregir a otro.

Los investigadores ahora están descubriendo que gritar en relación con la disciplina puede ser tan vil como cualquier otra forma de abuso. Además, los investigadores han descubierto que gritar rara vez elimina o alivia un problema; ni hace que disminuyan los factores desencadenantes del yeller.

¿POR QUÉ GRITAMOS?

"La ira es un ácido que puede hacer más daño al recipiente en el que está almacenado que a cualquier cosa sobre la que se vierte". -Mark Twain

Para muchos, gritar, gritar, gritar, menospreciar y llamar a los nombres personales son justificables. De hecho, es muy común que un yeller sea un gritón, un embaucador y un nombre que llama. Como sociedad, justificamos tales comportamientos excusándolos como cuidado, protección y motivación, pero la realidad es que rara vez hay un ambiente con el cual los gritos sean justificables. ¿Qué se consideraría una razón justificable para gritar? Como sociedad, hemos creado una lista justificable de motivos por los cuales los gritos son permisibles y aceptables. La lista a menudo incluye:

  • corrección parental y disciplina
  • un entrenador, maestro o instructor desea inspirar a sus estudiantes
  • la reprensión y corrección de un empleador
  • para ganar la atención de otro
  • afirmarse sobre otro
  • para incitar o despertar emociones
  • para alentar o estimular un resultado particular

Como especie, somos impulsados ​​emocionalmente, impulsivos, confrontativos y fundamentalmente influenciados por la oposición. Mientras que como especie somos impulsados ​​por la oposición; los gritos y las confrontaciones verbales raramente inspiran o motivan positivamente a otros. Cuando se intenta motivar a través del refuerzo negativo, el estímulo evoca y provoca emociones fuertes. Tales emociones son negativas y de naturaleza resistente en lugar de tener una influencia positiva. Si motivamos a través de un enfoque positivo, alentador y persuasivo, somos más aptos para crear un ambiente de influencia positiva.

Asa Don Brown
Fuente: Asa Don Brown

GRITANTE

Gritar tiene la capacidad de condicionar a aquellos que están recibiendo o participando en el acto. La naturaleza de los gritos hace que refleje otras formas de castigo corporal. La intención del castigo corporal es corregir, castigar, reprender o reprender a otro de manera deliberada y severa. La complejidad de gritar es su dicotomía de objetivos. Gritar puede ser usado como una fuente de reprimenda y castigo; se puede usar como fuente de entusiasmo, entusiasmo y exuberancia; y / o puede utilizarse para llamar la atención sobre una amenaza, un riesgo y / o comunicar una emergencia.

Gritar rara vez es un evento singular. Las personas que eligen gritar, con frecuencia y de forma repetitiva usan los gritos como una forma de condicionar a los demás para cumplir con un conjunto específico de expectativas o deseos. El condicionamiento se usa para desarrollar la obediencia o el cumplimiento de otro. Gritar en la forma correctiva es siempre innecesario, excesivo y tedioso. Como médico, no tengo reservas en decir que los gritos desintegran el espíritu humano. Rompe la esencia de la persona que recibe el vicio, y es impropio de la persona que actúa o participa en la rabieta. Sí, en la mayoría de los casos, gritar es una rabieta propulsada por una persona y recibida por otra. Gritar es uno de los actos de abuso más reprensibles.

¿Alguna vez has escuchado la siguiente canción infantil? "Los palos y las piedras pueden romperme los huesos, pero las palabras nunca me harán daño". Si bien los palos y las piedras pueden romperle los huesos, son reparables y reparables. Como médico, rara vez he conocido a alguien que opta por centrarse solo en el abuso o la lesión física. Por el contrario, la mayoría de los que he servido se centran en el aluvión de retórica emocional, psicológica y verbal.

Comprenda que no todos los gritos son inadmisibles, pero gritar para menospreciar, menospreciar, minimizar o corregir, siempre debe ser inaceptable. Como médico, no tengo ninguna reserva al decir que gritar es una de las formas más atroces de ira. La rabia se produce cuando somos incontrolables, inmanejables y actuamos agresivamente. Optamos por usar la ira, cuando no tenemos otras alternativas conocidas .

Estilos de gritar

Hay varios estilos, formas y factores motivadores diferentes que nos hacen gritar. Gritar con frecuencia ocurre cuando una persona está emocionada, encantada, sorprendida o con dolor. Gritar puede estar inspirado por una victoria o pérdida personal. Puede suceder cuando nos falta confianza, autocontrol o certeza.

Gritamos a través de un fuerte o abrasivo chillido, grito, advertencia, amenaza o como un deseo expresivo. El deseo puede ser estimulado por buenas intenciones o puede estar lleno de malicia, amargura o ira. Gritar no siempre es un acto malo o dañino; pero determinar lo bueno de lo malo es algo así como una hazaña objetiva.

  • GANAR COMO UNA ADVERTENCIA: se puede ofrecer como un aviso anticipado de la posibilidad o probabilidad de que algo ocurra. Podemos optar por usar nuestra voz como un indicador de un peligro inminente, un problema o una amenaza que lo impida. Un ejemplo de tales gritos podría ser: "¡Amanda, ten cuidado con ese árbol que cae!"
  • Gritar como un grito o pedir ayuda: si gritamos o pedimos ayuda; podemos estar utilizando nuestra voz para servir como ayudantes para evitar un accidente o un incidente crítico; o quizás necesitemos ayuda para evitar un evento o situación grave. Un ejemplo de tales gritos podría ser: "¡Ayuda, me he caído y no puedo levantarme!"
  • GRITANDO COMO UN ACTO DE INTIMIDACIÓN, AMENAZA O VIOLENCIA: Todos hemos experimentado, de manera personal o vicaria, gritar de manera atroz. Gritar una maldición o amenaza a alguien puede ser emocionalmente dañino y una forma de abuso. "Si vuelves a hacer eso, no seré tu amigo".
  • GRITAR COMO CASTIGO O CORRECCIÓN: Gritar por disciplina a menudo ocurre cuando los padres están en su ingenio. Los padres a menudo eligen gritar como un recurso para la disciplina, porque es lo que saben y han experimentado personalmente. Además, gritar a menudo se convierte en una necesidad para los padres o las parejas cuando se sienten abrumados, exacerbados y cuando perceptiblemente han perdido el control.

Gritar rara vez muestra poca preocupación por los sentimientos y el bienestar personal de los demás. Es duro y abrasivo, y algunas veces está calibrado para causar daño. Cuando gritar no se usa para fines constructivos (ver a alguien amenazándolo o solicitando ayuda urgente), es una forma de abuso emocional y psicológico.

Los beneficios de no gritar

Evitar el uso de gritos no es una indicación de que somos débiles, permisivos, laissez-faire o que carecen de fortaleza personal. Más bien, al evitar gritar, somos capaces de tener autocontrol personal y ser competentes en tiempos difíciles. La investigación nos ha demostrado clara y definitivamente que los gritos se asocian con problemas de baja autoestima en los niños. Si evitamos gritar, entonces estamos eligiendo a propósito una forma alternativa y más sana de comunicación. Esencialmente, estamos mostrando un mayor grado de respeto, dignidad y honor a aquellos con quienes interactuamos. Cuando tenemos un autocontrol personal, estamos facultados para administrar, dirigir y liderar a los demás de manera saludable.

Distinguir entre gritar y una voz elevada también puede ser desafiante. El gritar se caracteriza por una forma de comunicación áspera, abrasiva y punitiva. Una voz elevada es una voz firme pero de apoyo con la intención de dirigir o dirigir. Es importante saber que podemos ser firmes, solidarios y decididos sin participar en el acto de gritar. Gritar es humillante, hostil y amenazante con la intención de castigar. Gritar es condescendiente y degradante, mientras que una voz firme puede ser tranquilizadora, pero de estilo directivo.

Cuando alguien se porta mal, pruebe las siguientes formas de comunicación verbal y no verbal:

  • PRÁCTICA DE ESCUCHA ACTIVA. Asegúrese de participar y estar cuidadosamente comprometido con la conversación.
  • SEA EMPATEO. Intenta relacionarte con la otra persona; estar al tanto de sus sentimientos, emociones y deseos verbales y no verbales.
  • HABLAR CON CALMA Y SUAVIDAD. Habla con confianza y seguridad en ti mismo. Mientras se comunica, hable con una voz callada, tranquilizadora y educada.
  • ESTÉ CONSCIENTE DE SU DEMONIADOR. Esté atento a sus mensajes personales verbales y no verbales que se comunican.
  • SER DE APOYO. Evite declaraciones críticas o críticas. Asegúrese de proporcionar declaraciones alentadoras y apoyo emocional cuando sea necesario.
  • SE EXPLÍCITA. Sé directo y claro con tus deseos. Deje poco espacio para la confusión o la duda.
  • ESTÉ CONSCIENTE DE SUS LIMITACIONES PERSONALES. Evite involucrarse en entornos en los que no se sienta seguro o carezca de las habilidades para interactuar. No dude en retirarse de entornos en los que no se siente capacitado para participar.
  • SER VULNERABLE. Permita que otros vean su humanidad. Siempre acepte la propiedad de sus errores, errores o juicios erróneos. La aceptación de la responsabilidad personal permite el crecimiento personal y la maduración.
  • SIEMPRE REASUREZCA. Siempre brinde la seguridad de la autoestima y el valor personal de los demás; incluso cuando están actuando. Concéntrese en tratar de eliminar cualquier duda, temor o inseguridad que la otra persona pueda experimentar.
  • AUTORIZAR. Cuando potenciamos a otros, les damos la autoridad o el poder para tomar decisiones inteligentes, ofrecer comentarios y ser capaces de comunicarnos sin vacilación ni reserva.
  • TENER EN CUENTA. Al relacionarse con los demás, tenga en cuenta y tenga en cuenta su comportamiento personal. Considere usar técnicas de respiración, oración o meditación.

No debemos castigarnos por cometer errores, sino encontrar nuevas formas de manejar nuestra ira, frustraciones y desafíos personales. La Asociación Americana de Psicología afirma que "Hacer los cambios que desee requiere tiempo y compromiso, pero puede hacerlo". Solo recuerda que nadie es perfecto. Tendrás lapsos ocasionales. Ser amable con usted mismo; pequeños errores en el camino hacia sus objetivos son normales y está bien. Resuelva recuperarse y retome el rumbo ". Como individuos, deberíamos establecer intencionalmente metas alcanzables. Establecer objetivos nos ayudará a enfocarnos en los métodos nuevos, positivos y productivos, y en emplear nuevos métodos de comunicación con los demás.

Como individuos, siempre debemos buscar formas de comunicación edificantes, inspiradoras, alentadoras y solidarias. Incluso cuando está corrigiendo a un individuo que actúa atrozmente, asegúrese de ofrecer declaraciones de apoyo y tranquilizadoras. Asegúrese de crear un nivel saludable de expectativa.

Por ejemplo, se debe esperar que los niños recojan sus juguetes, completen una tarea o realicen tareas diarias. Alienta una fuente de orgullo y propiedad. Alentar a su hijo comienza por las palabras con las que elegimos comunicarnos: "Te invitamos a unirte a tus amigos afuera, una vez que hayas completado tu tarea".

Esté atento y responsable de las palabras que elegimos usar. Con quien sea que estés interactuando, asegúrate de reafirmar su valía, valor y bondad personales. Cuando enfocamos deliberadamente nuestra atención en el bien de otra persona, estamos volviendo a enfocar nuestra mente en los aspectos positivos de esa persona. Siempre asegúrese de ofrecer el regalo de la aceptación, aprobación y tranquilidad incondicionales. Enriquecerá las vidas de aquellos con quienes interactúas y tu propia vida.

  • El olor es correcto: usar aromas para mejorar la vida
  • ¡Sonríe nena!
  • Primero abajo y 6 principios psicológicos sociales para ir para vikingos y Brett Favre
  • Mejor que ayer: ser más de lo que tú eras
  • Romper la felicidad Contaminante 6: la ira
  • "Dr. Google, "¿amigo o enemigo?
  • 6 consejos para sobrellevar el aburrimiento.
  • Mis mejores pensamientos nuevos sobre el trabajo
  • Una renovación: un graduado universitario que desea evitar un trabajo sin salida
  • Lookismo en el trabajo
  • Por qué necesitas disparar tu interno Quarterback de lunes por la mañana
  • Educación: carrera hacia la cima? Parte II
  • 20 citas sobre la intuición
  • Algunas resoluciones únicas para el nuevo año
  • Alerta de salud sobre la cafeína y el alcohol - ¡Todos vamos a morir!
  • Lobos y vacas: Conflictos individuales y organizacionales
  • ¿Vemos el mundo como una película?
  • Conviértete en el CEO de Your Own Brain en Six Easy Steps
  • Utilitarismo
  • Por qué los padres deben hacer preguntas
  • Encontrar un compañero
  • La trampa de la comunicación
  • Hola, Kim Jong Un
  • 6 maneras de hacer una pausa limpia
  • 5 consejos para evitar los remordimientos sobre el amor
  • Disminución agradable
  • Hacer frente al tiroteo escolar reciente
  • Consejos de carrera para padres de niños: en la universidad y otras opciones
  • PUEDE casarse con la persona adecuada
  • Darnos a nosotros mismos es darnos a nosotros mismos
  • Búsqueda de fantasmas, parapsicología y el primer estudio de la ceguera por falta de ejercicio
  • Obtener Zen sobre el SAT
  • Lo que los padres y los educadores pueden hacer cuando los niños denuncian intimidación
  • Gente, habilidades, actitud y dinero: los 4 jinetes del estrés
  • Negación y engaño sobre el dinero
  • Cuando los socios engañan: ¿quién merece las segundas oportunidades?