Ilusión Emocional: "La Reina del Corazón Humano"

La mayoría de nosotros acepta que nuestros sentidos pueden ser engañados a través de la ilusión. Después de todo, nuestro cerebro simplemente está tratando de organizar la información y llenar los vacíos. [1] La ilusión se define como algo que es falso o no real, pero que parece ser cierto, algo que se ve o parece diferente de lo que es. [2] A través de la distorsión sensorial, los humanos comúnmente malinterpretan una cosa por otra, como percibir que el tiempo pasa rápidamente o escuchar una voz dentro del sonido del agua corriente. Del mismo modo, las ilusiones emocionales también organizan la información en nuestro cerebro. A menudo representan algo deseado o perdido en la vida. En tales situaciones, podemos ver a un ser querido perdido frente a un extraño o interpretar un sonido que escuchamos en la oscuridad como su presencia. Podemos imaginar lo improbable, pero a través de la ilusión lo hacemos real. ¿Esto hace que la ilusión emocional sea la creación de aquellos que no pueden enfrentar la realidad?

Innegablemente, muchas personas sobreviven e incluso prosperan con la ilusión. "La ilusión es la reina del corazón humano", escribió Edna O'Brien a través de la narración de un personaje que elocuentemente cita erróneamente a Voltaire. [3] La ilusión bien podría ser, como lo describió Voltaire en realidad, "el primero de todos los placeres". [4]

Lo que estimula una ilusión interactúa con nuestros deseos, temores, esperanzas, sueños y desilusiones presentes y pasados. Una ilusión puede llevarlo a buscar el cambio, escapar de las circunstancias, perseguir el deseo de amor o participar en nuevas experiencias. La ilusión nos permite tener esperanza: puede alentar el optimismo cuando uno enfrenta una derrota potencial o una realidad desagradable. Además, las ilusiones compartidas pueden crear un vínculo, como en el juego de fantasía entre los niños o en las reflexiones de los amantes.

Una ilusión emocional puede servir como un mecanismo de defensa, pero también puede ser contraproducente. En la primera fase de la atracción romántica, por ejemplo, la necesidad de percibir al otro como una coincidencia de la visión, en lugar de reconocer las cualidades únicas, y posiblemente indeseables, de un socio potencial puede resultar en desilusión. Aunque el otro puede ser acusado de no cumplir con las expectativas o necesidades de uno, la insatisfacción real reside en el contraste entre las propias ilusiones y la realidad.

Las ilusiones pueden desarrollarse en la infancia como un medio de autoprotección en respuesta a la vulnerabilidad, pero en la adultez pueden interferir con la participación significativa con los demás. [5] Tal es el caso en el narcisismo, donde vivir dentro de una ilusión de grandiosidad, derecho e invulnerabilidad es protector y placentero, pero presenta desafíos interpersonales. La ilusión, para los narcisistas, es una armadura necesaria que los protege de la vergüenza interiorizada insoportable. Por lo tanto, los desafíos a las ilusiones del narcisista generalmente conducen a respuestas de defensa adicionales -tracción, evitación, ataque, negación o racionalización- en lugar de promover una comprensión de su comportamiento. [6]

El autoengaño puede estar relacionado con la motivación humana para maximizar la emoción positiva y mantener la emoción negativa al mínimo. [7] Como resultado, podemos inclinarnos a mantener una ilusión como verdad en asuntos del corazón o en nuestra búsqueda del placer. No obstante, si algo es una ilusión o no, puede ser irrelevante. La pregunta es, ¿nos lleva bien?

[ Para obtener información sobre mis libros, visite mi sitio web: marylamia.com ]

Notas al final

[1] Jung, YM y Shen, J. (2008). Modelización de primer orden y análisis de estabilidad de contornos ilusorios. Revista de Comunicación Visual y Representación de Imágenes. 19, 42-55.

[2] Diccionario en línea Merriam-Webster, "ilusión".

[3] O'Brien, E. (2011). Santos y pecadores. Nueva York, Nueva York: Back Bay Books, p.204.

[4] En una versión del poema, La Pucella d'Orleans, Voltaire (1756) escribe: "L'illusion est le premier plaisir" (La ilusión es el primero de todos los placeres), una cita que a menudo se atribuye erróneamente a Oscar Wilde . Ver http://www.oscarwildeinamerica.org/quotations/illusion-first-of-all-plea…

[5] Riordan, RW (2012). El manejo de la vulnerabilidad narcisista: Tres estudios de casos Estudios de casos pragmáticos en psicoterapia, 8, 150-203.

[6] Véase Kernberg, OF (1984). Trastornos de personalidad severos: estrategias psicoterapéuticas. New Haven, CT: Yale University Press; y Masterson, JF & Klein, R. (1995). Trastornos del yo: Nuevos horizontes terapéuticos: el enfoque de Masterson. Nueva York: Brunner / Mazel, Inc.

[7] El teórico del afecto, Silvan Tomkins explica que hemos evolucionado con un sistema de afecto (emocional) donde algunos afectos se sienten bien y otros se sienten mal. Por lo tanto, los humanos están motivados para maximizar el afecto positivo o para reducir el afecto negativo. Ver Tomkins SS (1981). La búsqueda de motivos primarios: biografía y autobiografía de una idea. Revista de Personalidad y Psicología Social 41: 306-329.

  • 8 maneras de sobrevivir a las conversaciones incómodas
  • El conocimiento es poder, en comunidad y solo
  • ¿Eres un padre habilitante?
  • Pantalla grande, gran vida
  • ¿Sabes cómo defenderte?
  • Nutrición en la recuperación de la adicción
  • ¿Estás siendo manipulado?
  • Cuidado personal y el diablo que sabes
  • Difícil no tiene que ser tan difícil
  • Trastornos de la alimentación en la comunidad LGBT
  • Anhelo de redención
  • ¿Nos estamos acostumbrando a que nos traten mal?
  • Tu humor = tu fuerza, tu creatividad, + tu inteligencia
  • Ira: Tomar la decisión de domar a la bestia y perdonar
  • 16 consejos rápidos de Surefire para manejar personas obstinadas
  • En "Defensa" de Tiger Woods, Y de Sus Críticos
  • La belleza de un perro bien equilibrado
  • Administrar su currículum de "falla para prosperar"
  • 9 citas ilustrativas sobre narcisistas y por qué
  • Primero, no hacer daño: legalizar la discriminación en la atención médica
  • 5 consejos para transformar el miedo escénico en Stage Delight
  • La homosexualidad no es una adicción
  • 6 Creencias dañinas sobre el dolor y lo que puedes hacer
  • Raza, sensacionalismo, estereotipos y libertad de expresión
  • De Discapacitado a Super-Abledado
  • ¿No te apetece hacer ejercicio? 3 pasos para sacarte del sofá
  • Cómo escapar del drama en nuestras propias cabezas
  • Cómo arruinar tu autoestima: compararte a ti mismo con los demás
  • Lo que hace la gente mentalmente fuerte cuando las cosas van mal
  • Más allá del sofá de fundición: parte 1
  • Desbloqueo de la inteligencia erótica: asesoramiento de Esther Perel
  • Divorcia a tu (mala) madre: cómo amarla y seguir siendo libre
  • ¿Mienten las emociones?
  • ¿Un tabú sobre el sexo y la vergüenza?
  • Sal de tu burbuja
  • Entumecido