Historias de conexión para sanar la herida primaria

Cada uno de nosotros está conectado no solo a la red de la vida sino a una red de historias.

Cada uno de nosotros está conectado no solo a la red de la vida sino a una red de historias.

Nuestras historias

En los primeros años de la vida, desarrollamos historias basadas en la neurobiología en función de cómo somos tratados, con amabilidad y empatía o con crueldad y manipulación. Estas impresiones forman la base de nuestra personalidad social antes de que nuestra mente consciente llegue completamente en línea. Estas son historias implícitas y tácitas que nuestro inconsciente lleva a cabo durante el resto de la vida, en una dirección hacia la apertura o hacia un refuerzo contra el mundo. (Narvaez, 2011; Tomkins, 1965).

Las comunidades tienen una opción en cuanto a qué orientación (apertura o refuerzo frente a los demás) que fomentarán en los niños pequeños. Las comunidades de apoyo permiten que los padres respondan y apoyen a sus hijos pequeños. Nacido de manera inmadura, el tratamiento parental modela el funcionamiento de nuestros sistemas fisiológicos y el funcionamiento psicológico (Narvaez, 2014). Somos construcciones biosociales: nuestra biología está determinada por nuestra experiencia social. Las características del Nido Evolucionado son las que ayudaron a nuestros antepasados ​​a sobrevivir y prosperar, fomentando la apertura y el bienestar (Narvaez, Panksepp, Schore & Gleason, 2013).

Las historias que cuentan los rescatadores en la Segunda Guerra Mundial son las de la conexión: “antes que yo, había un ser humano necesitado, ¿cómo no podría ayudarlo?”. Esto no se estaba preparando contra los demás sino que era abierto al otro. Tal orientación parece haberse fundamentado en el apoyo social de la primera infancia que experimentaron, un apoyo que construye un vínculo seguro con el padre o el cuidador (Oliner y Oliner 1988).

Nuestras comunidades

A medida que los niños crecen, retoman las historias que promueve la comunidad. ¿Cuál es la naturaleza de nuestra conexión con el mundo natural, el universo, el uno con el otro? Nosotros, los adultos, podemos hablar con nuestros hijos y los hijos de otras personas sobre sus conexiones. ¿Qué conexiones, redes de relaciones, notas? Dile al mundo.

Podemos contar nuestras historias de conexión y transformación en el mundo natural.

  • Annie Dillard (1999) describe un encuentro sorprendente con una comadreja cuando se miraron por un momento, sintiendo como si intercambiaran almas por ese instante. Sus escritos están llenos de descripciones perceptivas de conexión dentro de la naturaleza y el espíritu.
  • Albert Schweitzer (1997) cuenta que las campanas de la iglesia sonaban justo cuando apuntaba con su honda a un pájaro cantor. Esa fue la última vez que pensó en matar a un pájaro. Más tarde se convirtió en un humanista de renombre mundial, viviendo una vida de servicio médico.
  • Aldo Leopold (2016) cuenta cuando era joven y parte de la cultura desenfrenada de matar lobos, de dispararle a un lobo y mirar al lobo a los ojos mientras moría. Nunca más.

Podemos contar historias de nuestra área de especialización.

  • Los científicos pueden decirle cómo comparte genes con otros organismos, por ejemplo, ¡más del 60% con plátanos! ¡Queridos primos!
  • Los científicos pueden informarle sobre los genes en su cuerpo, que en su mayoría no son humanos debido a los trillones de microorganismos que lleva para mantenerlo vivo: ¡el microbioma, su sistema de apoyo personal!
  • Los físicos podrían decirte que a nivel cuántico, y más allá de nuestra comprensión, todo está enredado con todo lo demás. Uno de los misterios del universo.

Tu peregrinación primordial

Las heridas primarias, por falta de apoyo comunitario y tratamiento severo o negligente en los primeros años de vida, o por traumas posteriores, nos llevan a tomar medidas contra el mundo. Pero en esas heridas puede ser nuestra salvación y nuestros dones. Nos hacen sensibles a ciertos aspectos del mundo y, si somos valientes, nuestro camino hacia la sanación puede hacernos sabios de maneras que ayudan a otros.

Cada una de nuestras vidas es una peregrinación, un viaje dirigido por nuestro espíritu, nuestra conciencia inconsciente de las cosas. Podemos describir este camino como el viaje de un héroe. Muchos de nosotros enfrentamos desafíos para descubrir quiénes somos, cuáles son nuestros dones, cuál es nuestro propósito. Pero si comenzamos a seguir “nuestra felicidad” o nuestros intereses apasionados, hemos comenzado en el camino (Campbell, 2008).

Una vez que retome el viaje, vendrán guías y mentores. Notarás historias que te animan. A pesar de los obstáculos, si te mantienes enfocado, se te brindará ayuda. Por supuesto, a veces el desafío es discernir la diferencia entre los obstáculos necesarios que debemos superar para alcanzar nuestro sueño y los signos que nos indican que estamos en el camino equivocado.

El mito del viaje del héroe ayuda a enmarcar el proceso de nuestro devenir. Las películas de Hollywood usan este mito (o monomito, según Joseph Campbell, estudioso de la mitología). La primera película en la que se usó más intencionalmente fue Star Wars.

¿Has notado una nueva idea o un camino tentador que sigue apareciendo en tu cabeza o apareciendo en tu vida? ¿Podrías decir que sí? ¿Tomarás el camino del héroe?

Más sobre muchas de estas ideas, Neurobiología y Desarrollo de la Moralidad Humana: Evolución, Cultura y Sabiduría (WW Norton)

Serie Primal Wound

1 La herida primaria: ¿tienes una?

2 ¿Qué experiencias de la niñez llevan a la herida primaria?

3 Cómo sanar la herida primaria

4 Fantasyland: una nación de gente herida primordialmente

5 historias de una sociedad herida primordialmente

6 historias para sanar la herida primigenia

7 historias de conexión para sanar la herida primaria

8 historias curativas de la conexión de los nativos americanos

Referencias

Campbell, J. (2008). El héroe con mil caras, 3er editor … Nueva York; Biblioteca del Nuevo Mundo.

Dillard, Annie. (1999). Peregrino en Tinker Creek. Nueva York, Nueva York: HarperCollins.

Leopold, A. (2016). Un almanaque de Sand County. Nueva York: Oxford University Press.

Narváez, D. (2011) La ética de las narrativas neurobiológicas. Poetics Today, 32 (1): 81-106.

Narvaez, D. (2014). La neurobiología y el desarrollo de la moralidad humana: evolución, cultura y sabiduría. Nueva York, NY: WW Norton.

Narvaez, D., Panksepp, J., Schore, A., y Gleason, T. (Eds.) (2013). Evolución, experiencia temprana y desarrollo humano: de la investigación a la práctica y la política. Nueva York, NY: Oxford University Press.

Oliner, SP y Oliner, PM (1988). La personalidad altruista: rescatadores de judíos en la Europa nazi. Nueva York: Free Press.

Schweitzer, A. (1997). Memorias de la infancia y la juventud, trans. por Kurt Bergel y Alice R. Bergel. Siracusa: Syracuse University Press.

Tomkins, S. (1965). Afecto y la psicología del conocimiento. En SS Tomkins y CE Izard (Eds.), Afecto, cognición y personalidad. Nueva York: Springer.

  • Predicciones para 2018 y más allá
  • La eliminación de la amistad
  • Por qué tantos líderes fallan y descarrilan
  • Entrar solo o amigos con beneficios?
  • Cuando los niños se van a casa
  • Noticias de verano: la historia del Alzheimer está cambiando para siempre
  • Las seis C de la recuperación
  • Recuperándose de la infidelidad Parte 4
  • Si me amas, me divorciarás
  • ¿Sabes cómo motivarte?
  • Formas rápidas de aumentar tu capacidad mental
  • Navegando Pena y Condolencias
  • El amor de un niño por la escuela Bully
  • Accidentes de alcohol, marihuana y vehículos de motor
  • Sunshine en mi cartera me hace feliz
  • Play Makes Us Human II: Lograr la igualdad
  • Burlar la publicidad y vivir felizmente
  • ¿Nos importa?
  • Ser el primero
  • Lo que los cazadores-recolectores nos cuentan sobre los patrones naturales del sueño
  • ¿Eres más inteligente que un auto sin conductor?
  • Trucos y consejos para organizar caídas
  • ¿Qué puedes hacer cuando nada funciona?
  • "Dr. Google, "¿amigo o enemigo?
  • Donde el caucho se encuentra con el camino
  • ¿Por qué la hierba a menudo parece más verde en otros lugares?
  • Tres diferencias vitales entre el orgullo y la dignidad
  • ¿Dormir entrenando a un bebé? ¡No!
  • Por qué el Patriarcado no se trata de hombres
  • Más: opciones difíciles que enfrenta cuando está crónicamente enfermo o con dolor
  • Curación natural: cavar en la tierra
  • Lactancia sin opción? Las mujeres necesitan remedios, no intimidación
  • ¿Sentirse triste significa ser más sabio?
  • Seis consejos para cambiar asesinos de intimidad en constructores de intimidad
  • Soñar y despertar: ¿qué es más una ilusión?
  • ¿Sigue tu sueño?