Cómo dejar de tener desacuerdos que arruinan tu día

¿Has gritado a tu adolescente con exasperación, aunque sabías por experiencia que eso provocaría una situación de portazo? ¿Has estado en una reunión de trabajo donde pisoteaste las oraciones de alguien a pesar de que te pones a escuchar? ¿O ha disparado un correo electrónico malhumorado, a pesar de que sabía que debería descolgar el teléfono para resolver el problema cara a cara? En cada caso, cuando vemos el impacto de nuestras acciones, miramos hacia atrás y nos preguntamos por qué nuestro juicio nos abandonó. En retrospectiva, la solución adecuada parece deslumbrantemente obvia, pero de alguna manera nos dejamos llevar por el calor del momento.

El hecho es que muchos de nuestros comportamientos son "sin sentido", la otra cara de la atención. Bajo presión, nuestra respuesta instintiva suele ser culpar o justificar en lugar de dar una respuesta racional, equilibrada o basada en valores. Esto no es sorprendente cuando consideramos que, para el 99% de la historia humana, la supervivencia a corto plazo ha sido nuestra prioridad de mayor orden.

El Dr. Steve Peters, psiquiatra clínico y entrenador mental de una deslumbrante variedad de campeones del mundo y medallistas olímpicos de oro, explica este proceso en The Chimp Paradox. Como modelo de trabajo para una mayor autoconciencia, describe los tres cerebros psicológicos como el Humano (frontal), el Chimpancé (límbico) y el Ordenador (parietal). Nuestro Chimpancé interno, que opera sobre la base de emociones e impresiones basadas en la supervivencia, a menudo asume el control y piensa por nosotros. A veces esto es lo que se necesita, pero en otras ocasiones anula una respuesta reflexiva y arruina nuestro día.

Cuando se trata de comunicación, parte del problema es que las conversaciones suceden tan rápido, con apenas una brecha, o ninguna, entre una persona que termina una oración y otra que comienza la suya. En un esfuerzo por reaccionar rápidamente y conservar energía, nuestro cerebro Chimpancé puede tener un día de campo.

¿Cómo funciona esto en la práctica? En mi libro Blamestorming, doy el ejemplo de Beth y Dan que están cansados ​​y bajo presión en el trabajo. Después de regresar a casa y preparar algo de comida, Dan se acomoda frente a un programa de historia natural en la televisión hasta que Beth explota su burbuja:

Beth: ¿Puedo ver mi programa?

Dan: solo estoy viendo esto. Está justo en el medio …

Beth: Vamos, sabes que amo Hustle. Lo veo todos los jueves por la noche.

Dan: Pero realmente estoy disfrutando esto. Y de todos modos, es mi programa favorito.

Beth: ¿Espectáculo favorito? Dáme un respiro.

Dan: Pero no puedes irrumpir y obtener lo que quieres.

El punto importante es este: por una razón que no es del todo clara, Dan afirma que el programa que está viendo es su favorito. En el momento en que escucha las palabras salir de su boca, él sabe que esto es una gran exageración y Beth también lo sabe. En realidad, se siente irritado porque Beth simplemente asumió que cambiaría de canal, como si fuera su derecho, pero no tenía la presencia de la mente para identificarlo y articularlo. Entonces él deja escapar una respuesta defensiva.

Después de un mal comienzo, la conversación comienza a girar en espiral:

Beth: [Con sarcasmo] ¡Olvídalo!

Dan: [Retrocediendo, pero molesto] OK, ¡Mire TU cosa!

Beth: ¡No, no soñaría con interrumpir tu programa FAVORITE!

Dan: Adelante. Hiciste un escándalo por cambiar. Lo ves entonces.

Beth: No, en absoluto. Sigue adelante.

Visto lógicamente, Beth y Dan están ahora en un enredo surrealista. Hace un momento, estaban luchando por sus derechos televisivos. Segundos después, están impugnando NO para ver su programa preferido, porque ambos quieren tomar el terreno moral.

Utilizo este ejemplo en primer lugar porque los desacuerdos a menudo comienzan con conversaciones triviales, y en segundo lugar porque nuestras relaciones están formadas por miles de interacciones pequeñas y aparentemente insignificantes que nos llevan hacia nuestros valores o los alejamos de ellos. Cuando las relaciones se rompen en el hogar o en el trabajo, por lo general es el producto de un proceso gradual y destructivo de discusión, aclaración y repetición del proceso. Con el tiempo, esto crea un lento deterioro de la alegría, la satisfacción y la felicidad.

¿Cual es la solución? Estos 3 pasos aumentarán las posibilidades de tener conversaciones conscientes en lugar de sin sentido.

Paso 1:

No solo estés en conversaciones, obsérvalas. Reconozca cómo cambia su estilo de conversación cuando está estresado o bajo presión, y si obtiene más directivas o se retracta. Vea cómo se fragmenta una reunión de trabajo cuando se convierte en un concurso para que la gente cumpla su palabra. Observe cuándo un intercambio de correo electrónico está en peligro de perder el control. La vida cotidiana ofrece infinitas oportunidades para observar las interacciones en lugar de moverse ciegamente a través de ellas. Si Dan y Beth pueden distinguir que su conversación se está convirtiendo en una batalla de rectitud, tienen la oportunidad de cambiar de dirección.

Paso 2:

Tenga en cuenta que cada conversación contiene múltiples puntos de elección. Al igual que los tenedores en el camino, los Puntos de Elección son recordatorios de que no tienes que ir con la respuesta automática generada por tu cerebro de Chimpancé. Por ejemplo, Dan podría fácilmente haber registrado el resto de su programa y haber terminado de verlo más tarde, pero esta solución no se le ocurrió en el calor del momento. Cuando notes los Puntos de elección, aparecen enfoques alternativos en tu atención consciente, fomentando la responsabilidad en lugar de culpar.

Paso 3:

Ante los puntos de elección, todavía tiene que decidir qué camino tomar. Puede decidir cuál tomar preguntándose: '¿Qué es importante para mí en esta conversación?' Cuando haces esta pregunta, activas tu cerebro prefrontal y presentas compromisos y valores de orden superior. En el caso de Dan, la respuesta puede ser tan simple como: "Tener una velada agradable y libre de estrés con Beth". Tan pronto como identifique esto, será evidente que necesita cambiar la ruta. Las nuevas opciones y soluciones se vuelven evidentes, y estará más abierto a un compromiso viable en lugar de clavar los talones. Lo mismo será cierto para Beth.

Esta no es una fórmula fácil; requiere práctica y disciplina. Pero si Dan y Beth pueden seguir estos 3 pasos consistentemente, tendrán menos colisiones conversacionales y crearán hábitos que mejoran y afirman en lugar de dañar y desempoderar. Los desacuerdos pueden ser completamente saludables, pero esto depende de si son descerebrados o conscientes. Al tener más conversaciones que están en línea con sus valores, Dan y Beth se preparan para experimentar más alegría en su relación.

Referencia:

Peters, S., The Chimp Paradox, Vermilion, Londres, 2011

 

Para obtener más información en profundidad, mi nuevo libro es "Blamestorming: Why Conversations Go Wrong and How to Fix Them", publicado por Watkins.

Para suscribirse a futuros blogs, visite www.conversationexpert.com.

Sígueme en Twitter @ Rob_Kendall

  • La psicología sugiere una razón sorprendente para el homicidio
  • Resoluciones de mitad de año que realmente mantendrá
  • Dentro de la mente del piloto que vuela para colisionar
  • ¿Los hombres están amenazados por las mujeres de alto rendimiento?
  • El primer amor de mi madre a los 93 años, por Caroline Leavitt
  • Se busca: White MBA de Top School
  • Cómo sucede la felicidad desde adentro hacia afuera
  • Nuestras necesidades espaciales
  • ¿Sería usted propietario de un mercado existente o construir uno nuevo?
  • ¿Cómo podrían los "observatorios cerebrales" ayudar a la iniciativa BRAIN?
  • ¡Blasfemia!
  • Una razón más por la que el cáncer apesta
  • ¿Qué tan financieramente vulnerable eres?
  • 5 pasos para un gran liderazgo
  • Por qué algunas parejas deberían discutir por correo electrónico
  • Ansiedad en el trabajo
  • Cómo el optimismo puede afectar negativamente nuestras decisiones financieras
  • Femenino es el nuevo equilibrio
  • ¿Los niños necesitan juegos bruscos y de juguete?
  • La verdad sobre la mentira
  • Las mujeres con amigos varones tienen más sexo (pero no con ellas)
  • La afición macabra de coleccionar "Murderabilia"
  • Desbloquea el potencial cerebral para protegerse contra la decadencia
  • El sesgo de la experiencia
  • Platón, templanza y deportes
  • Máquina Empath
  • Aumentando la suerte para las empresas y los introvertidos
  • Manos arriba, no disparar: no más negocios como siempre
  • La medicación para el TDAH puede mejorar la hipnotizabilidad
  • Obsesivo / Adictivo "Tiny Red Dots"
  • Ejecución permaneció en Texas para el hombre mentalmente enfermo
  • Administre su mente mientras espera (o enciende) al bebé
  • "Ciclismo, escritura, caminar y vivir en la ciudad correcta".
  • ¿Puede su personalidad influir en su capacidad cognitiva?
  • La guía esencial para recuperarse de la falla
  • "Low T": la última campaña publicitaria dirigida a los hombres