Verdad, mentiras e imaginación

Doce maneras de alentar el desarrollo de la imaginación y la honestidad

Michelle Ress via Flickr/Creative Commons

Fuente: Michelle Ress a través de Flickr / Creative Commons

¿Por qué mienten los niños?

Queremos que nuestros hijos tengan una imaginación viva y creativa. Se expande en todo el mundo cuando enriquecen sus vidas con vívidas criaturas imaginarias, ideas y situaciones. Pero a veces la imaginación se desliza hacia el reino de la deshonestidad intencional, y eso no es tan bueno.

Al igual que los adultos, los niños pueden mentir por muchas razones diferentes, incluyendo

  • Evitando críticas o castigos (“¡Él me golpeó primero!”)
  • Ilusión (“Soy muy bueno montando en bicicleta”)
  • Animar una historia (“¡Y luego vimos un tiburón gigante!”)
  • Mejorando su imagen (“Ella estaba triste, así que le di todos mis juguetes”).
  • Llamar la atención (“Creo que me rompí el brazo”).
  • Adquirir algo (decirle a la abuela, “Papi siempre me permite tener galletas”).
  • Sentirse abrumado por las expectativas (“Limpié mi habitación”).

¿Cómo se desarrolla la mentira?

  • Para cuando los niños tienen 2 o 3 años, comienzan a darse cuenta de que los adultos no saben todo.
  • De 4 a 6, los niños mejoran al mentir; aprenden a unir sus expresiones faciales y el tono de voz a sus palabras. Durante este período, por lo general reconocerán la mentira si no la desafían, sino que les piden respetuosamente que se la expliquen.
  • De 6 a 8, los niños pueden mentir más frecuentemente y ser mejores en eso. Las mentiras se vuelven más complicadas a medida que se desarrolla su dominio del idioma, y ​​entienden más acerca de cómo piensan los demás.
  • A los 8 años, la mayoría de los niños pueden mentir con éxito y de manera plausible.

¿Cómo se puede alentar la imaginación de su hijo, sin alentar la mentira?

  1. Conexión. Sea cálido, paciente y cariñoso con su hijo. La base de la honestidad es el deseo de mantener relaciones de confianza.
  2. Sintonía Escucha lo que hay debajo de la mentira. ¿Es un grito de atención, un deseo de evitar la crítica, la vergüenza, el entusiasmo imaginativo o alguna otra cosa?
  3. Giro narrativo. Cuando su hijo inventa algo, intente decir: “Esa es una gran historia. ¿Deberíamos convertirlo en un libro?
  4. Diferenciación. Cuando un niño dice algo sobre lo que duda, pregúntele: “¿Solo bromeas? ¿O de verdad?
  5. Evitar Ayude a su hijo a evitar situaciones en las que pueda querer mentir. Si puede ver que su hijo ha derramado su leche, no pregunte si lo hicieron. En cambio, intente esto: “Parece que se derramó un poco de leche”. Vamos a limpiarlo “.
  6. Aprecio o atencion Si su hijo miente para que se vea bien, es posible que necesite más aprecio o atención. Busque formas positivas de dárselos.
  7. Caminando la caminata. Sea abierto, honesto y sincero con su hijo y otros miembros de la familia, incluso con cosas pequeñas, e incluso cuando esté avergonzado, o no tenga ganas de hablar de ello. Cuando diga que se irá durante cinco minutos, asegúrese de que son realmente cinco minutos. Cuando hayas hecho algo que desearías no haberlo hecho, puedes hacerlo. No mienta para evadir una conversación, pero diga: “No tengo ganas de hablar de eso en este momento”.
  8. Hablando de la charla. En cada oportunidad relevante, enfatice la importancia de la honestidad en su familia y la conexión entre la confianza y la honestidad.
  9. Recompensar el coraje Asegúrese de que su hijo diga la verdad. Cuando su hijo sea dueño de algo, empiece elogiándolos por su valentía. Recompense a su hijo por ser lo suficientemente valiente como para ser honesto, incluso si lleva un tiempo llegar allí después de una mentira inicial.
  10. Expresando tu decepción. Dígale a su hijo cómo te hace sentir cuando te mienten: “Cuando no dices la verdad, me siento triste y decepcionado”.
  11. Libros. Lea libros y cuente historias que muestren el valor de la honestidad. Las mejores historias tienen un mensaje positivo: las cosas buenas que suceden cuando las personas dicen la verdad, en lugar de las cosas horribles que les ocurren a los que mienten.
  12. Seguridades. Si le preocupa que su hijo mienta sobre algo grave como la intimidación o el abuso, infórmeles que estarán seguros si dicen la verdad, y que puede ayudarlos a mejorar las cosas.

Complicación: Las llamadas “mentiras blancas”

No es fácil enseñar a los niños pequeños la diferencia entre una “mentira piadosa” que salva los sentimientos de alguien y una “mentira real”, cuyo objetivo es engañar a alguien. Probablemente sea mejor dejar ese ajuste fino hasta que los niños tengan seis o siete años y edad suficiente para comprender la diferencia. Mientras tanto, trate de mantener sus propias mentiras blancas al mínimo, al menos cuando su hijo esté en el rango de audición. Si te atrapan, explica lo que estás haciendo y por qué.

¿Cuándo necesitas ayuda profesional?

Si las mentiras se han vuelto habituales y te sientes incapaz de crear una relación de confianza con tu hijo, podrías beneficiarte de la terapia familiar. Si la mentira va acompañada de otro comportamiento problemático, como robar o dañar la propiedad, o lastimar a los animales u otros niños, definitivamente es hora de obtener ayuda profesional.

La honestidad se desarrolla

Al igual que con todo lo demás, la honestidad se desarrolla con el tiempo, y puede confiar en que su hijo cometerá (¡honestamente!) Errores en el camino. Puede ayudar a asegurar que su hijo crezca y se convierta en un adulto confiable al ser honesto y abierto usted mismo, con su hijo y otros miembros de su familia, y con todos los demás con los que se encuentre.

Para saber más sobre la verdad, las mentiras y la imaginación

“La verdad sobre la mentira”, por Stuart Shanker

“Mentiras: por qué los niños mienten y qué hacer”, por Raising Children Network

“¿Qué hacer cuando mi hijo miente? 13 maneras de responder, prevenir y fortalecer la comunicación honesta “, por Miriam Mason Martineau

“Los mejores libros para enseñar honestidad a los niños”, de The Best Children’s Books

“Enseñando a los niños a decir la verdad”, por Brandon Keim

“Enseñando a tus hijos a ser honestos”, por Joanne Stern

“La verdad sobre la mentira”, por Sharlene K. Johnson

“Age to Age Guide to Lying”, de Sarah Gonser

Related of "Verdad, mentiras e imaginación"