¿Somos intrínsecamente lúdicos?

Tenemos una mente No solo un cerebro Una mente. Y lo que más le gusta hacer es jugar. Simplemente jugando.

Piénselo de esta manera: somos, todos nosotros, intrínsecamente juguetones. Y por "nosotros", no me refiero solo a nosotros, los seres humanos. Me refiero a ser él mismo.

Dada la oportunidad, la salud, la seguridad y la libertad, eso es lo que haríamos: jugar. Siempre que podamos. Con lo que sea y con quien podamos encontrarlo. Incluso cuando no estamos tan sanos, tan seguros, tan libres. Jugamos lo mejor que podemos.

Es lo que hacemos, juntos, por separado, mente, cuerpo, alma. Jugar.

Es nuestra naturaleza.

He estado jugando mucho últimamente con lo que llamamos imaginación. Nos gusta pensar que es algo que el cerebro hace. He estado pensando que es mucho más que eso.

Acabo de decidir que la imaginación, una cosa de la mente, es otra palabra para "una mente que está jugando". Porque, sea lo que sea "realmente" la imaginación, eso es lo que hacemos con ella, cuando podemos. Jugar.

A veces lo llamamos arte, a veces pensamientos, a veces sueños. Cuando lo hacemos con lo que pensamos como nuestra alma, a veces lo llamamos amor, compasión, empatía, moralidad, fe, creencia. Cuando lo hacemos con nuestros cuerpos, también, a veces lo llamamos danza, a veces teatro, a veces ritual, a veces meditación, sexo, yoga, juegos, deportes.

Lo hacemos con la mente que pensamos que está en nuestra cabeza y la mente que a veces nos damos cuenta de que es nuestro cuerpo y la mente compartida de la que ocasionalmente nos damos cuenta es nuestra comunidad.

Jugamos. Por diversión. Para entender. Por la paz, el amor, la felicidad. Por vida.

Y cuando no lo hacemos, es solo porque no podemos. Y cuando no podemos, nos deprimimos, asustamos, enojamos, somos malos o somos estúpidos. Y no podemos imaginar que alguna vez haya sido otra cosa. Y todo deja de ser divertido. Y nosotros también.

Entonces tomamos una siesta. Y cuando podamos despertar nuevamente, podremos jugar un poco más.

Related of "¿Somos intrínsecamente lúdicos?"