¿Quieres resolver conflictos? Deja de culpar a los demás

La regla 50–50 puede ayudarte a seguir adelante.

Frankie Foto / Unsplash

Fuente: Frankie Foto / Unsplash

La mayoría de nosotros queremos estar en lo cierto, por eso somos tan malos resolviendo conflictos.

Culpar es una salida fácil: hacemos a alguien más responsable en lugar de ser el propietario de nuestra parte. Es por eso que los problemas simples se convierten en problemas más grandes tanto en nuestra vida personal como profesional. Queremos ganar el argumento a cualquier costo.

Jugar el juego de la culpa alimenta más tensiones. Ser correcto se vuelve más importante que resolver el problema en cuestión.

La mejor manera de resolver el conflicto es confrontarlo de manera justa. Ese es el principio detrás de la regla 50–50: concéntrese en encontrar una solución, no en estar en lo correcto.

Todos son igualmente responsables

“Siempre es fácil culpar a los demás. Puedes pasar toda tu vida culpando al mundo, pero tu éxito y tus fracasos son responsabilidad tuya. “- Paulo Coelho

Las parejas con habilidades deficientes de resolución de conflictos suelen participar en comportamientos de Lucha, Vuelo o Congelación. Aquellos que han aprendido a superar las tensiones, duran más tiempo. Por eso me atengo a la regla del 50% al 50%: cuando algo sale mal, cada parte es igualmente responsable.

Se me ocurrió esta regla hace muchos años. Comencé a ponerlo en práctica con mi esposa, tal vez por eso hemos estado juntos por más de 20 años. No es perfecto pero funciona la mayoría de las veces.

Por lo general, comparto la regla 50–50 cuando entreno equipos: es una forma simple y efectiva de abordar los conflictos en el lugar de trabajo. Sin embargo, lleva tiempo y práctica. La mayoría de las personas se resisten inicialmente, nadie quiere ser “parcialmente culpable” de antemano.

De hecho, este enfoque sugiere que elimine la otra parte del 50 por ciento de la responsabilidad y la ponga sobre sus hombros. Se siente contraintuitivo, ¿verdad? Sin embargo, el punto no es hacer que uno sea más o menos culpable: el objetivo es abordar el conflicto como iguales. Cuando nadie está bien o mal, es más fácil concentrarse en la solución.

Crear un campo uniforme mueve a las personas de la culpa a la introspección: todos se centran en encontrar una solución, no en señalar con el dedo.

La efectividad de la regla 50–50 es que hace que ambas partes sean igualmente responsables. Cada lado comparte la responsabilidad de:

  • Habiendo causado el problema
  • Buscando la mejor manera de resolverlo.
  • Beneficiándose de la solución.

La regla 50–50 no solo elimina la culpa, sino que también cambia nuestra mentalidad.

1. De ser “correcto o incorrecto” a integrar ambas perspectivas

La mayoría de las personas abordan el conflicto como una batalla: tener razón equivale a ganar. El problema es que nadie quiere estar equivocado. Cambie la conversación de correcto o incorrecto a integrar perspectivas opuestas.

2. De tomar partido por ser justo.

Cuando debe elegir entre dos opciones, generalmente termina resolviendo el problema incorrecto. Desenreda la pregunta en su lugar. Tomar partido solo hará que una persona sea extremadamente feliz y la otra muy molesta: alimentará más tensiones. La regla 50–50 trae justicia al eliminar los lados.

3. De ser defensivo a empatizar.

Las tensiones hacen que las personas se enfrenten entre sí: ven a la otra parte como el enemigo. Eliminar emociones es fundamental para conducir la resolución. Cuando no hay lo correcto o lo incorrecto, las personas ponen su energía en comprender las necesidades y perspectivas de cada uno.

4. De culpar al otro a colaborar.

Culpar es una salida fácil. Es más fácil señalar con el dedo que darse cuenta de que todos podemos mejorar nuestro comportamiento. Reconocer que todos somos igualmente responsables cambia el enfoque de culpar a colaborar.

5. Desde ganar un argumento hasta resolver el problema.

El beneficio de la colaboración es abordar el conflicto con una mentalidad de resolución de problemas. Ganar no es derrotar al otro lado sino encontrar una solución que beneficie a todos.

Cómo implementar la regla 50–50

Tomar posesión de nuestras acciones, en lugar de culpar a otros, mejora dramáticamente nuestro desempeño. Ese es el beneficio clave de la regla 50–50.

Investigadores de Stanford y la Universidad de Michigan descubrieron que las compañías que atribuyen sus problemas a sus acciones en lugar de a factores externos se desempeñan mucho mejor.

Aquí hay algunos consejos para que comiences.

  1. Sea dueño de su parte: la próxima vez que tenga un conflicto, en lugar de culpar a la otra parte, reflexione sobre lo que puede mejorar. Pregúntate a ti mismo: ¿Qué puedo hacer mejor? ¿Cómo están mi comportamiento o actitudes, intencionalmente o no, agregando combustible al fuego? ¿Qué puedo cambiar en mi final?
  2. Recuerde a los demás la regla 50–50: la ventaja de poseer su parte es que las personas también deben ser responsables de la suya: la regla 50–50 es una calle de doble sentido. Para que las cosas funcionen, ambas partes deben ser conscientes y jugar bajo el mismo principio.
  3. Mire lo que está bien en cada lado: construir sobre lo que ya está trabajando obtiene resultados más rápidos que centrarse en lo que está mal. Al eliminar la culpa, puede concentrarse en lo que cada lado tiene de correcto y tratar de conectar ambos con un enfoque de “Sí y …”.
  4. Promover un diálogo saludable: los argumentos no nos llevan a ninguna parte; intentamos derrotar a los demás, en lugar de entender lo que está pasando. Haga preguntas, invite a las personas a reflexionar y tenga una conversación productiva. La comprensión requiere tiempo y esfuerzo, pero es más eficaz que las soluciones rápidas.
  5. Fomente la empatía: concéntrese en comprender a la otra persona, en lugar de tratar de asumir que usted la conoce. La mayoría de las tensiones no tienen que ver con un problema intrínsecamente sino con un enredo emocional. Las personas se enojan porque no se sienten comprendidas: la resolución efectiva de conflictos requiere caminar en los zapatos de la otra persona. Se paciente y escucha.
  6. Retírese de la ecuación: si usted es el que toma las decisiones (administrador, padre, etc.), no intente ser el héroe. Es tentador ser el chico más inteligente de la sala que encuentra una solución inteligente. Deje que los afectados encuentren las soluciones: genera más aceptación. A menos que sea una situación que ponga en peligro la vida, no se sienta obligado a decidir en nombre de los demás.
  7. Sugiera un tiempo de espera: el silencio es el think tank del alma, como expliqué aquí. Distanciándonos de nuestros problemas permite que la solución aparezca sin ser invitado. Cuando el conflicto se vuelve demasiado personal, es casi imposible ver las cosas con claridad. Deja que las cosas se calienten.

La regla 50–50 elimina la culpa y se enfoca en encontrar soluciones justas en su lugar. Pruébalo y hazme saber cómo funciona.

  • Cuando el sexo sufre después de la angustia y la pérdida
  • Compartiendo la carga
  • Por el amor de algodoncillo
  • Consejos rápidos para cambiar tu estado de ánimo con gratitud permanente
  • ¿Puede el dolor ser un ímpetu para el crecimiento personal?
  • Cambiar la mente de alguien
  • No sueñes en grande
  • ¿Siempre tarde? 9 consejos para superar la tardanza crónica.
  • Lo que los zoológicos deben hacer por los animales del zoológico
  • La adicción a la comida es realmente sobre la necesidad de amor
  • Las 7 C del éxito: una clara concepción de lo que queremos
  • Por qué los malos jefes actúan como niños pequeños
  • ¿Qué tipo de integridad se necesita para generar confianza en el trabajo?
  • ¿Una oportunidad perdida para la reforma de salud mental?
  • El arte y la ciencia de los errores II
  • ¿Cuánto importa un título de blog?
  • ¿Hay alguna vez un final para regañar?
  • ¿La oración tiene un punto?
  • ¿Qué tienen las personas birraciales para enseñarnos sobre el mundo?
  • Manual de sitio web gratuito salva la vida de una víctima de acoso escolar
  • ¿Medicamentos prenatales para prevenir el lesbianismo?
  • ¿Puede el voto hacerte más resistente?
  • LLUVIA que suceda
  • Lo que los estudiantes graduados deben saber (y lo que nadie dice)
  • Ayudando a los niños a enfrentar eventos traumáticos
  • Los pediatras tienen el poder de mejorar la salud mental de las madres
  • Más allá del pan y la mantequilla
  • Realismo depresivo
  • ¿Tienes problemas para avanzar después del divorcio?
  • ¿Quiénes son esas personas que viven bajo el mismo techo?
  • Consejos rápidos para cambiar tu estado de ánimo con gratitud permanente
  • Lento y constante gana la carrera
  • Adolescentes y su búsqueda de encontrarse a sí mismos
  • Insight en la mente violenta
  • Humorista Wade Rouse: Por qué amamos y soportamos a nuestros perros
  • Transformando un Negativo en un Positivo