¿Qué están sintiendo?

¿Qué están sintiendo?

La práctica:
Sintoniza a los demás.

¿Por qué?

Imagine un mundo en el que las personas interactúan entre sí como hormigas o peces. Imagine un día en el trabajo como este, o en su familia, consciente del comportamiento superficial de las personas a su alrededor pero ajeno a su vida interior mientras permanecen impasibles por su cuenta.

Ese es un mundo sin empatía. Para mí, suena como una película de terror.

Sin empatía, no puede haber verdadero amor, compasión, amabilidad o amistad. Las crisis empáticas sacuden la base de una relación; simplemente recuerde una vez que se sintió incomprendido, o peor aún, un momento en que a la otra persona no le importa que lo entienda. En particular, cualquier persona que sea vulnerable (por ejemplo, niños, ancianos) tiene una profunda necesidad de empatía, y cuando es una sopa delgada o falta por completo, eso es muy inquietante. En mi experiencia como terapeuta, la falta de empatía es el problema central en la mayoría de las parejas o familias con problemas. Sin él, es probable que no ocurra nada bueno, y con él, incluso los problemas más difíciles pueden resolverse.

La empatía te da una idea de lo que es ser otra persona. Cuando eres empático, incluso silencioso y tácito, eso le dice a la otra persona que él o ella existe para ti como un ser, como un Tú para tu yo. Eso es lo que la gente más quiere saber; es más fundamental que cualquier tema que esté sobre la mesa.

La empatía es calmante, calmante, construcción de puentes; cuando está presente, es mucho más fácil resolver las cosas. La empatía te brinda mucha información útil, como lo que es más importante para los demás o lo que realmente les molesta.

¿Cómo?

Esta semana, sintonice repetidamente en el interior de las personas que le rodean; Los "momentos de empatía" a menudo toman solo unos segundos.

Para ayudarse a sí mismo, recuerde que la empatía no es acuerdo o aprobación. Puede sintonizar con alguien que lo lastime o es irritante; ¡no estás renunciando a tus derechos! Tampoco tienes que resolver el problema de la otra persona.

También sepa que la empatía es completamente natural. A medida que evolucionamos, el cerebro desarrolló tres circuitos (vagamente definidos) para la empatía que simula las acciones, las emociones y los pensamientos de los demás. Por ejemplo, cuando experimentas una emoción, una parte de tu cerebro llamada ínsula se ilumina. Sorprendentemente, cuando ves emociones en los demás, algunas de las mismas neuronas en tu ínsula se activan también. El resultado es que obtienes lo que sienten. Naciste empático.

Comience centrándose en sí mismo para no sentirse abrumado; los estudios han encontrado que, paradójicamente, una pequeña sensación de desapego en realidad promueve la empatía; como Robert Frost escribió, las vallas son buenos vecinos. Luego, ábrete a otras personas, dejando que su vida interior fluya a través de ti como el viento a través de las hojas de un árbol profundamente enraizado.

Sintonícese con su respiración, postura, gestos, acciones. Imagine lo que se sentiría al mover su propio cuerpo de la misma manera.

Sintonícese con sus emociones, particularmente las más suaves debajo de las posiciones verbales o la ira. Mira los ojos de cerca; los ojos humanos son las más expresivas de cualquier especie en nuestro planeta. Ábrete a tus propios instintos, que podrían estar resonando con los de otras personas. Pregúntese qué sentiría si fuera ellos.

Sintonícese con sus pensamientos, recuerdos, expectativas, necesidades e intenciones. Forme pequeñas hipótesis en su mente sobre lo que podría estar sucediendo allí. Tenga en cuenta lo que sabe sobre su historia personal, incluso con usted, y su temperamento, prioridades y botones. Sea curioso y mire debajo de la superficie.

Según corresponda, revise sus intuiciones empáticas. Haga preguntas simples, como: ¿Te sientes ____? Querías ____ ? ¿Te sentiste tirado entre ____ y ​​____? Sea respetuoso, no persuasivo o fiscal. No confundas la empatía con la afirmación de tus propios puntos de vista o necesidades; hacer esa parte más tarde.

Quédate con eso La empatía es una especie de práctica de atención plena, que esta vez prestará atención al mundo interior de otra persona.

Y cuando sea tu turno de recibir empatía, sabrás mejor qué es lo que estás pidiendo.

La mejor manera de obtener empatía es dárselo.

Rick Hanson, Ph.D. , es psicóloga, miembro principal del Greater Good Science Center en UC Berkeley, y autor del best-seller del New York Times. Sus libros incluyen Hardwiring Happiness (en 14 idiomas), Buddha's Brain (en 25 idiomas), Just One Thing (en 14 idiomas) y Mother Nurture . Edita el Wise Brain Bulletin y tiene varios programas de audio. Graduado summa cum laude de UCLA y fundador del Wellspring Institute for Neuroscience and Contemplative Wisdom, ha sido conferencista invitado en Oxford, Stanford y Harvard, y ha impartido clases en centros de meditación de todo el mundo. Su trabajo ha sido presentado en BBC, CBS y NPR, y ofrece el boletín gratuito Just One Thing con más de 108,000 suscriptores, más el programa en línea Foundations of Well-being en neuroplasticidad positiva.

Related of "¿Qué están sintiendo?"