Predicción: los niños atrapados en cuevas no serán traumatizados

La investigación muestra que los niños son más resistentes de lo que pensamos.

Normalmente me enfoco en el crimen, la ley y el trauma en las víctimas. En este ensayo, quiero considerar los criterios básicos para un diagnóstico de trastorno de estrés postraumático (TEPT) y argumentar que los niños tailandeses atrapados en una cueva mostrarán una excelente recuperación de su terrible experiencia. También argumentaré que su entrenador probablemente tendrá desafíos psicológicos por delante y que, dada la situación a la que se enfrentó, corre un riesgo considerable de desarrollar TEPT.

Aquí hay una lista breve de los criterios para un diagnóstico de trastorno de estrés postraumático después de una situación que pone en peligro la vida u otra muy perturbadora: angustia emocional, pesadillas, escenas retrospectivas, pensamientos excesivamente negativos sobre uno mismo, culpa propia por causar trauma, emociones negativas como culpa o vergüenza y síntomas que duran más de un mes. Estos criterios se enumeran en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales ( DSM-V ).

Estos chicos, de entre 11 y 16 años, claramente soportaron un evento de pesadilla y se podría esperar que sufran daño psicológico a largo plazo como resultado. Estaban atrapados en una cueva oscura e inundada a más de tres kilómetros de la entrada, sin comida ni agua adecuada durante nueve días. Ellos, por supuesto, se verán afectados psicológicamente, pero creo que no desarrollarán un trastorno de salud mental como resultado. Mi argumento se basa en los siguientes factores de mejora:

  1. La situación que soportaron los niños era claramente mortal y extrema de cualquier nivel, y sin embargo, los niños se unieron como miembros de un equipo deportivo muy unido y parecen poseer fortalezas de personalidad maduras que predicen la capacidad de recuperación.
  2. Los miembros del equipo eran físicamente fuertes como atletas y estaban acostumbrados a aventuras y competiciones de alto riesgo.
  3. A los niños se les enseñó técnicas de afrontamiento a través de la meditación para calmar sus miedos.
  4. El entrenador evitó que el pánico se desarrollara y brindó orientación para sobrevivir y compartir los limitados alimentos disponibles.
  5. Los miembros de la familia mostraron que tenían fuertes lazos con sus hijos.
  6. Algunos de estos niños habían sobrevivido a desafíos difíciles antes como inmigrantes de un país en crisis.
  7. La preocupación que la nación de Tailandia y el mundo han demostrado en esta operación de rescate increíblemente integrada y el afecto universal que se les brinda a estos niños mejorará su autoidentidad como sobrevivientes y héroes en lugar de ser víctimas de circunstancias crueles.
  8. Con toda probabilidad, el entrenador había protegido a los niños de la posibilidad de que enfrentaran una muerte segura si no se descubrían dentro de un tiempo limitado.

El entrenador demostró que se preocupaba tanto por su equipo de fútbol que dejó que los niños tuvieran toda la comida. Como los había conducido a una aventura precaria, como su cuidador, él tenía un sentido de culpabilidad y auto-culpa. Atrapado en la oscuridad, rodeado de aguas profundas y contaminadas, el entrenador habría previsto una situación en la que la muerte era inevitable. Conocía las cuevas, la probabilidad de que las lluvias no amainaran, y ese escape era aparentemente imposible. Una vez que descubrió que uno de los rescatadores (un sello de la marina tailandesa) había muerto durante la operación de rescate, su sentido de culpabilidad (culpabilidad de sobreviviente) se habría agravado. El hecho de que sea una persona solidaria y empática está indicada en su sacrificio de gran parte de su agua potable y su profunda disculpa a los padres de los niños tras su descubrimiento. Por estas razones, su recuperación psicológica probablemente será difícil.

Los acontecimientos positivos son que los padres, en lugar de atacar al entrenador para esta misión temeraria, le están agradecidos por salvar las vidas de sus hijos. Tampoco, como se indica en los informes, el gobierno tailandés parece estar culpando al entrenador del costo que esta misión de rescate ha tenido para el país y su gente. En Japón, en cambio, la culpa sería evidente en todos los niveles de la sociedad, y en Afganistán también, los misioneros que habían sido secuestrados fueron avergonzados por su rescate por causar tales problemas. En los Estados Unidos, las demandas estarían pendientes por negligencia del entrenador o del equipo deportivo que representaba. Según todos los indicios, los tailandeses son más indulgentes y menos litigiosos. Estas características nacionales mejorarán la recuperación psicológica de todos los involucrados: el entrenador, los miembros de la familia y el equipo de fútbol.

Referencias

Asociación Americana de Psiquiatría (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, 3ª ed. (DSM-5). Washington, DC: Asociación Americana de Psiquiatría.

Related of "Predicción: los niños atrapados en cuevas no serán traumatizados"