¿Por qué no puedo dejar de repetir los mismos comportamientos estúpidos?

El significado oculto de los patrones de autodestrucción y qué hacer al respecto.

shutterstock/Damir Khabirov

Fuente: shutterstock / Damir Khabirov

Por Cheryl Collins, MD

Es una experiencia común y frustrante involucrarse repetidamente en patrones autodestructivos a pesar de las intenciones de lo contrario. Las variaciones en este tema son muchas; procrastinación, salir con compañeros egocéntricos, ir de compras compulsivamente, beber o comer demasiado … ya se entiende. Te dices a ti mismo que planificarás con anticipación y serás más intencional. Y lo logras por un tiempo, pero para tu gran consternación, tu esfuerzo es efímero.

Sigmund Freud lo calificó de “compulsión a la repetición” y entendió que surge de nuestro deseo de arreglar algo preocupante y no resuelto de nuestro pasado. Originalmente creía que simplemente al aumentar nuestra conciencia del problema lo resolvería, pero descubrió, como es probable que tenga, que si bien ese es un primer paso necesario, a menudo no detiene el problema recurrente. Entonces, ¿por qué la conciencia del problema no es suficiente para romper el ciclo no deseado?

Si sé que me siento mal después, ¿por qué no puedo parar?

La respuesta es que el comportamiento no deseado es a la vez un problema y una solución. Por ejemplo, somos conscientes de que las compras compulsivas son problemáticas. Pero una mirada más cercana revela que las compras compulsivas también resuelven un problema diferente; uno que permanece oculto o fuera de nuestra conciencia. Mientras permanezca oculto, persistirá un ciclo de comportamiento no deseado y la angustia emocional asociada que evoca.

En psicoanálisis, el significado oculto se revela, lo que permite un mayor control sobre el comportamiento no deseado. Esto ocurre cuando el terapeuta escucha y cambia la atención a estas experiencias ocultas, descubriendo así el problema más profundo de conducción. Puede haber una investigación de aspectos relevantes del pasado de uno, pero contrariamente a la creencia popular, el pasado no se examina de manera gratuita; más bien, su relevancia para el presente se revela con el objetivo de aclarar el comportamiento autodestructivo.

La situación de Caitlin

Caitlin era consciente de que compraba demasiado, se gastaba demasiado y se arrepentía después de hacerlo. Su remordimiento y su deuda condujeron a un ciclo de autodesprecio al que respondió triturándoles sus tarjetas de crédito y prohibiéndose comprar en el centro comercial o en línea. Estos fueron esfuerzos de corta duración para controlar el ciclo. Por razones poco claras para ella, el impulso de comprar resurgiría de manera intensa e irresistible. La compunción que inevitablemente sintió más tarde la perdió por completo en la inmediatez de estos momentos, y el único alivio que podía imaginar era comprar. Entonces el ciclo doloroso comenzó de nuevo.

Caitlin describió a su madre como una mujer que se definía por su belleza. Muchas de las interacciones más memorables de Caitlin con ella giraban en torno a sus excursiones de compras. Caitlin recordaba con facilidad el sentimiento de adoración, como si fuera la muñeca de su madre durante sus excursiones. Los recuerdos iniciales de Caitlin de estos tiempos fueron exclusivamente positivos, lo que explica poco sobre su imprudencia en sus compras actuales.

Su terapeuta escuchó atentamente y centró la atención de Caitlin en aspectos olvidados de sus interacciones con su madre, arrojando nueva luz sobre el problema de Caitlin. Por ejemplo, Caitlin recordó su desconcierto cuando su madre lamentó la forma del cuerpo de Caitlin, el color de su cabello, sus rasgos faciales, y cómo nunca se veía bien en su ropa. Caitlin entendió por primera vez que había comenzado a odiarse a sí misma tanto como creía que su madre la odiaba.

Eventualmente, ella pudo conectar la inmediatez de sus impulsos de compras con sus estados de autodesprecio de larga data. Y cuando Caitlin se dio cuenta de que su madre había luchado ineficazmente con su propia autoestima y por lo tanto no podía reforzar la de Caitlin, se sintió aliviada de la búsqueda inconsciente de la aprobación de su madre, falsamente prometida por sus viajes de compras. En resumen, Caitlin desenredó sus verdaderos sentimientos acerca de sí misma de aquellos que creía que su madre sentía, transformando su ciclo autodestructivo. Caitlin ahora podría responder a problemas con los estados de autoestima de maneras más productivas, y si lo deseaba, podría comprar para su propio placer.

Freud creía que estamos obligados a repetir hasta que lo recordemos. Por ejemplo, la compulsión de Caitlin por comprar se repitió hasta que recordó cómo y por qué su autoestima había sido dañada durante sus primeras experiencias. Si bien fue doloroso recordar esto, hacerlo le permitió responder de manera más productiva a sus problemas de autoestima.

La mayoría de los comportamientos contraproducentes, ya sea un exceso de compras o atracones de comida, implican una combinación de autodestrucción y autoprotección. El desafío es descubrir las raíces de ambos temas para que se pueda descubrir una respuesta más saludable. Aquí hay algunos consejos:

  • Revista sin juicio : registre sus éxitos y fracasos sin su juez interno. Hablar contigo mismo sin censura puede facilitar el descubrimiento de lo que está fuera de tu conocimiento.
  • Retardo actuando cuando está angustiado emocionalmente : el cerebro racional es secuestrado por la emoción intensa. Conéctese con su ser racional consultando su diario. Cuanto más larga sea la demora, más clara será tu forma de pensar.
  • Participar en la actividad física : la angustia emocional activa las partes primitivas del cerebro; la actividad física lo establece.
  • Considere la terapia : la terapia puede ayudarlo a identificar sus puntos ciegos.

El Dr. Collins es un psiquiatra y psicoanalista adulto, infantil y adolescente que actualmente ejerce en privado en Washington DC, pero se trasladará a Jackson Hole, Wyoming en el otoño. También es profesora clínica asociada en la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington, donde enseña a residentes de psiquiatría un curso introductorio sobre el pensamiento psicoanalítico.

Related of "¿Por qué no puedo dejar de repetir los mismos comportamientos estúpidos?"