¿Por qué no sabe tan bien como pensé que sería?

Lisa, que había tenido una regla absoluta (que ocasionalmente rompía a lo grande) en contra de comer comida chatarra, recientemente había comenzado a permitirse tener una porción moderada de su comida favorita todos los días. Parte de la comida que disfrutaba inmensamente, de hecho, más que antes, porque podía comerla sin sentir culpa. Pero a veces la comida, por ejemplo, ciertos tipos de dulces, simplemente no sabía tan bien como ella había recordado. Discutimos la posibilidad de que debido a que se había negado a sí misma estos alimentos durante tanto tiempo, había construido una fantasía sobre lo deliciosos que eran. Cuando finalmente los comió, ella juzgó que eran buenos, pero no grandiosos. Luego había otros alimentos que realmente le gustaban, como las galletas, pero se dio cuenta de que solo le gustaban si podía comerlos, comerlos y comerlos. No fue satisfactorio tener solo una porción moderada. Lisa ahora está aprendiendo cómo comer cualquier comida con moderación y está descubriendo qué alimentos realmente disfruta y cuáles no lo valen.

Related of "¿Por qué no sabe tan bien como pensé que sería?"