¿Por qué los profesores de investigación? Parte 1

Estoy en un estado de ánimo reactivo. En mi blog más orientado al público, recientemente publiqué una de las razones principales por las que deberíamos sospechar sobre las acusaciones de EE. UU. Contra Siria. Aquí, sin embargo, quiero reaccionar a un artículo de Inside Higher Ed, que sugiere que los adjuntos enseñan mejor que los profesores de línea de tenencia. (El artículo fue transmitido por mi colaborador, Nicholas Rowland, a través del blog de teoría organizacional del que forma parte, y el original se puede encontrar aquí). De acuerdo, ya basta de un adelanto …

Algunos adjuntos ciertamente enseñan mejor que la mayoría de los profesores de la línea de tenencia, pero cualquier investigación sobre quién es mejor en general debe ser vista con sospecha debido a dos grandes fuentes de confusión. La primera fuente de confusión está causada por la forma en que los adjuntos han cambiado de un trabajo a tiempo parcial que es totalmente legítimo, pero pequeño, como parte de la mayoría de las listas de docentes de las universidades, a un trabajo de tiempo completo que es posiblemente ilegítimo y grande , parte de las listas de enseñanza de muchas universidades. Ese es un problema para una discusión posterior. La segunda fuente de confusión es que pocas personas parecen entender por qué es posible que deseemos tener investigadores en roles docentes. Esta es la confusión de la que quiero hablar, aunque es demasiado grande para abordarla en una sola publicación, por lo que solo hablaré de ella en el contexto del artículo reciente.

El estudio en cuestión se adentra en esta última confusión porque: si hubiera justificación para tener investigadores activos en el aula, sería exactamente porque sus clases eran diferentes de alguna manera de las impartidas por no investigadores. También hay una buena razón para creer que tales cursos serían diferentes exactamente en la forma en que sería difícil comparar el aprendizaje entre clases.

Para decirlo de otra manera: si sus mejores opciones para cursos en una universidad de investigación son cursos impartidos por profesores no investigadores, algo ha ido muy mal.

Para comenzar dando crédito a los autores, el estudio en cuestión fue hecho muy inteligentemente, y merece ser peleado muy seriamente. Su método de evaluar el aprendizaje de los estudiantes, en particular, fue bastante inteligente. Para comparar la calidad de los tipos de instructor, los autores observaron ocho años de clases de primer año en Northwestern. Comenzaron con los estudiantes del primer semestre, tomando los cursos que terminaron tomando, y luego midieron la proporción de estudiantes que probablemente se inscribirían en un segundo curso en el mismo campo y qué tan bien lo hizo en ese segundo curso . Este es un gran método, y contrarresta muchas de las críticas instintivas que uno podría tomar en contra del estudio. En particular, no depende de las calificaciones otorgadas por el primer grupo de instructores. También permitieron que cada estudiante actuara como su propio control, lo cual es muy bueno. Para cada estudiante escogieron dos materias, una asignatura con un primer curso impartido por un instructor de seguimiento de la tenencia y la otra con un primer curso impartido por un Instructor de pista no de tenencia. Luego vieron si cada estudiante tomó un segundo curso en cualquier materia y midieron qué tan bien lo hicieron.

Hay dos o tres resultados realmente importantes en el estudio, dependiendo de cómo quiera romper las cosas. En primer lugar, es más probable que los estudiantes tomen un segundo curso en una asignatura si su primer curso fue impartido por un miembro de la facultad de seguimiento no competente. En segundo lugar, es probable que los estudiantes obtengan mejores resultados en su segundo curso si su primer curso fue impartido por un miembro de la facultad de seguimiento no competente. Tercero, ambos efectos previos son más grandes para los estudiantes que ingresaron a la universidad menos preparados. Como lo expresaron los autores:

la facultad de seguimiento de no-tenencia parece inducir a los estudiantes relativamente marginales, que se podría haber esperado que tengan un peor desempeño en las clases subsiguientes, a tomar esas clases, no obstante. (p.8)

Y en lugar de poner en riesgo al estudiante que se espera que funcione peor, una primera clase con un profesorado de seguimiento que no pertenece a la tenencia

aumenta la calificación obtenida en esa clase posterior (p.9)

En todos los estudiantes, la mayor tasa de tomar una segunda clase es 7.3% o 9.3%, dependiendo de cómo lo cuente, y el aumento de grado es alrededor de una décima parte de un punto de grado (es decir, no mucho, pero significativo de todos modos). La interacción con los indicadores preuniversitarios del estudiante es un poco más complicada, y no entraré en detalles. La interacción digna de mención es que los estudiantes con peores indicadores obtuvieron el mayor beneficio de la facultad de seguimiento sin cargo (en un curso posterior) en asignaturas académicas que administraron las calificaciones más difíciles.

La historia más fácil de extraer de los datos es la siguiente: los profesores que tienen una clara obligación primaria de enseñar lo hacen mejor. No solo inspiran a sus alumnos a buscar más clases en su área, sino que preparan mejor a los estudiantes para ese estudio futuro. En particular, el profesorado de línea no titular toma el tiempo necesario para inspirar a los estudiantes más débiles y brindarles las herramientas que necesitan para tener éxito.

Sin embargo, la historia más fácil no es siempre la correcta. Conozco muchos grandes adjuntos que encajarían perfectamente en la historia anterior. Pero tengo una sensación persistente relacionada con la fuente de confusión que destaqué anteriormente: ¿Qué sucede si el beneficio de tener un investigador titular en el aula es el tipo de beneficio que no aparecería en esta comparación?

En mi experiencia, la mayoría de los profesores, sin importar su rango, están bajo presión para enseñar sus clases de una manera muy estandarizada, concreta y falsamente definitiva. Y en ese campo de juego, esperaría que la facultad de línea no titular tuviera una ventaja. Las clases estandarizadas, concretas y falsamente definitivas hacen que los estudiantes sean más felices y, en particular, hacen las cosas más fáciles para los estudiantes más débiles. Imagínese, por un momento, una clase de introducción a la Química Orgánica que incluyó la investigación primaria, enfocada en el pensamiento dinámico en lugar de la memorización, y expuso a los estudiantes a la infinidad de factores que pueden afectar la reacción. Compare eso con una clase de Química Orgánica que se apegó a un libro de texto estandarizado altamente enfocado, evaluó a los estudiantes solo con síntesis bien determinadas que funcionan de la manera más predecible, y que de ese modo pasó por alto gran parte de la complejidad. Seguramente la última clase resultará en estudiantes más felices y por lo tanto en más estudiantes tomando un segundo curso de química. Eso debería ser intuitivo para casi cualquier persona. Sin embargo, me gustaría hacer la afirmación (quizás) más controvertida de que los estudiantes en el curso estandarizado también tienen más probabilidades de hacerlo bien en su próximo curso. Esto es porque probablemente llegarán en su próximo curso con una base más firme en una amplia gama de materiales acordados. Ellos llegarán en su próximo curso más preparados para exactamente el próximo curso, pero menos preparados para eventualmente hacer química orgánica. Los mejores estudiantes tendrán habilidades académicas más capaces de compensar este déficit temporal, por lo que la diferencia será más visible en los estudiantes más débiles.

Para volver a la psicología: si tuviera mi druthers enseñando Psicología Intro, tendría muy poco que ver con el curso estándar. El curso principalmente enseñaría a los estudiantes a pensar en el fenómeno psicológico de una manera fundamentalmente nueva (es decir, como un psicólogo profesional, en la línea ecológica), y no sería una bolsa de sorpresas de temas vagamente combinados. Los estudiantes que obtienen buenos resultados en este curso habrán comenzado a dominar esta nueva forma de pensar. Sin embargo, no habrán aprendido tanto de la letanía del vocabulario y el conocimiento común que conforman la mayoría de las clases actuales de Intro Psych. Si la psicología de clase de nivel medio que estos estudiantes toman a continuación se enseña de una manera más estandarizada, entonces aquellos que salen de mi curso probablemente tendrán dificultades un poco más. La diferencia en el rendimiento futuro probablemente sería mayor para los estudiantes "más débiles", es decir, aquellos que se sienten menos cómodos con la abstracción, el pensamiento crítico y las asignaciones automotivadas. Ellos habrán aprendido menos en mi clase que los estudiantes "más fuertes", y tendrán menos posibilidades de compensar ese déficit con una inclinación a la memorización directa de factoides falsamente definitivos.

Aunque admito por completo esta desventaja inicial que mis alumnos podrían sufrir en su próxima clase, a cambio obtienen una comprensión mucho más profunda del campo en su conjunto y, lo que es más importante, obtienen una clase que no les podría haber enseñado. alguien más. En otras palabras, los estudiantes de mi clase obtendrían el beneficio de ser enseñados por un investigador profesional, alguien trabajando activamente para repensar el campo, mientras que los estudiantes en la clase estandarizada obtendrían poco más de lo que podían leyendo y estudiando un libro de texto disponible para ellos por una pequeña tarifa.

Por supuesto, prediqué esto diciendo "si tuviera mi druthers". El objetivo de la tenencia es permitir a las personas la seguridad para enseñar tales clases de novela, y el objetivo de la facultad de investigación activa (en el sentido amplio) es que el la facultad tiene la capacidad de enseñar tales clases nuevas. Los profesores no titulares de la mayoría de las instituciones serían tontos y resistirían las presiones para enseñar clases estandarizadas. Los docentes no titulares son mucho más vulnerables a los caprichos de los estudiantes infelices y están mucho más obligados a enseñar de una manera que cumple con las expectativas limitadas de otros miembros del departamento y administradores. Además, los docentes que no se involucran en la investigación (ampliamente interpretados) no están en posición de dar a los estudiantes una visión nueva y única de la materia. Si bien pueden introducir nuevos métodos pedagógicos, por definición están presentando materiales que los estudiantes podrían obtener en otro lugar.

En resumen, mientras elogio a Figlio, Schapiro y Soter por su estudio y sus métodos inteligentes, exijo cautela. Creo que hay un valor en algo que la facultad de investigación activa podría y debería ofrecer, cuando imparte cursos, que la facultad no relacionada con la investigación activa que no pertenece a la línea de tenencia no está en una buena posición para ofrecer. Este es exactamente el tipo de educación personalizada, única en su ubicación, que debería hacer que la universidad valga la pena, a diferencia de la opción mucho más económica de quedarse en casa y leer libros usted mismo.

—–

Los cursos introductorios de PS se utilizaron en los ejemplos anteriores porque son lo que los estudiantes de primer año en el estudio probablemente tomarían. La diferencia entre un cuerpo docente activo en investigación y un curso de nivel superior de docencia no investigador activo debería ser aún más dramática. (Y de nuevo, demoraremos para una discusión posterior el hecho problemático de que un número cada vez mayor de docentes no relacionados con la tenencia sigan una investigación activa).

Figlio, DN, Schapiro, MO, y Soter, KB (2013). ¿Los profesores de seguimiento de permanencia son mejores profesores? Documento de trabajo NBER, 19406 . (Consultado el 12/12/13 desde http://www.nber.org/papers/w19406)

Related of "¿Por qué los profesores de investigación? Parte 1"