¿Por qué la felicidad es tan difícil? 10 razones, 10 soluciones

Chris Sardegna/unsplash.com
Fuente: Chris Sardegna / unsplash.com

La mayoría de nosotros nos alegramos de que todo esté mal. Esto se debe a que fuimos criados para pensar que se supone que la vida nos hace sentir bien. Nos enseñaron a evitar el dolor como la peste, porque los eventos negativos causan emociones negativas, y los sentimientos negativos no están destinados a sentirse. El resultado es que crecemos con aversión al dolor y nos derrumbamos ante los primeros signos de estrés porque nuestras ruedas de entrenamiento emocional nunca se cayeron.

Si bien existen obstáculos para la felicidad, la buena noticia es que todos están bajo nuestro control. Aquí hay una mirada a los ladrones comunes de la felicidad y cómo cambiarlos para sentirse mejor.

1. Miedo

Temer el cambio es normal. Quedarse atrapado en la miseria, no lo es. Las razones comunes incluyen el miedo a lo desconocido, al fracaso, a lo que las personas pueden decir, y a arriesgar nuestra capa de seguridad en nombre de la seguridad y la previsibilidad.

El miedo paraliza a muchos clientes de terapia: mantenerse en una carrera de chupadores de almas porque "eso es lo que hicieron mis padres para ayudar a la familia", o mantener relaciones infelices porque "es mejor que estar solo" y estancarse en una aventura creativa porque " ¿Qué dirán los detractores si fallo? "

Se necesita coraje para salir de tu zona de confort, pero tu zona de confort también es tu zona de peligro. Uno de los mayores remordimientos de los agonizantes es revivir todo lo que pase. El encabezado de la lista es el miedo a ser criticado por otros. Tome un consejo de la esposa de un ex presidente:

"No te preocupes tanto por lo que otros piensen de ti si te das cuenta de lo poco que lo hacen". Eleanor Roosevelt

2. Persiguiendo la autoestima

"Casi se ha convertido en una perogrullada en nuestra cultura que necesitamos tener una alta autoestima para ser felices y saludables. Pero como la investigación ahora está comenzando a demostrar, la necesidad de evaluarnos continuamente a nosotros mismos tiene un precio muy alto. El principal problema es que tener una alta autoestima requiere sentirse especial y superior a la media. Ser llamado promedio se considera un insulto en nuestra cultura. Esta necesidad de sentir resultados superiores en un proceso de comparación social en el que continuamente tratamos de inflarnos y derribar a los demás ". Dra. Kristin Neff

El problema es que una vez que nuestra autoestima se desliza, como inevitablemente lo hará, comenzamos a internalizar los sentimientos negativos y estamos preparados para sentirnos ansiosos, deprimidos e indignos.

¿Cuál es el antídoto?

Desarrolla la autocompasión.

La autocompasión significa vernos a nosotros mismos de manera realista, y tan falible como el próximo chico o chica. Las emociones de sentirse bien de la autocompasión son altamente estables porque se basan en nuestra autoestima intrínseca.

La investigación ha demostrado que la autocompasión ofrece los mismos beneficios que la autoestima alta, como la reducción de la ansiedad y la depresión y una felicidad elevada. Sin embargo, no está asociado con los efectos negativos de la autoestima, como la comparación social, la actitud defensiva o el narcisismo.

3. Recompensas externas

La felicidad es un trabajo interior. Seguro que un auto nuevo y brillante, unas excavaciones lisas y unas vacaciones en Europa pueden mejorar la vida, pero son soluciones temporales. A veces nos desviamos tan lejos de nuestras mentes en busca de la felicidad que estas actividades externas bloquean nuestro camino. Las mejores cosas en la vida son creadas y cultivadas: relaciones buenas y sólidas, experiencias positivas y recuerdos amorosos. Los bienes materiales no nos colmarán de emociones y de sentido para sentirse bien.

4. "Cuando alcanzo este objetivo …"

La vida no honra el momento perfecto. Esperar el futuro es sentarnos con ansiedad, mientras el mundo pasa. Posponemos nuestra felicidad hasta un momento en el futuro cuando todo está bien. Solo que ese momento nunca llega.

Algunos creen que la felicidad debe ganarse, y el sufrimiento ahora significa que podemos cobrar nuestro sol kármico mañana. La verdad es que la felicidad no es mística ni está predestinada. Los pacientes con terapia ansiosa a menudo se auto-sabotean cuando las cosas empiezan a mejorar porque creen que si dan por hecho el bienestar emocional, los Dioses de la Felicidad atacarán. La preocupación preventiva es una pérdida de tiempo si alguna vez hubo una.

Cuando era niño, siempre esperaba los hitos: graduación de la escuela secundaria, vida independiente, matrimonio, viajes, paternidad, etc. Entonces, un día de mis 20 años me desperté y me di cuenta de que estaba viviendo el futuro. Y a pesar de los hitos. , siempre hubo barreras. Una vez que se superaba un desafío, el siguiente tocaba a la puerta de mi casa. Y esa realización me forzó a una realidad imperfecta, también conocida como el aquí y ahora. Es tan fácil quedar atrapado en el juego de mañana. Y mientras tanto, los preciosos momentos de hoy nos pasan de largo.

5. Pensamientos negativos

Una lección psicológica crucial es aprender que nuestros pensamientos forman nuestras emociones, y no al revés. Es común creer que no podemos ayudar a nuestros sentimientos, pero esto simplemente no es cierto. Los pensamientos negativos pueden parecer automáticos porque se han arraigado en nuestro proceso de pensamiento. Para complicar las cosas, muchos de nuestros pensamientos son inconscientes.

Una de las mejores formas de combatir el pensamiento negativo crónico es visitar a un terapeuta. Un terapeuta experto le ayudará a descubrir su proceso de pensamiento inconsciente para que estos pensamientos se traigan a la conciencia, se examinen y se traten.

Por ejemplo, es posible que haya experimentado múltiples pensamientos al leer: "visite a un terapeuta". Tal vez tuviste una experiencia negativa de asesoramiento en el pasado, o tu pensamiento inmediato fue, 'aquí vamos otra vez, alguien me dice que estoy loco, y necesito que me reparen' u otros pensamientos que desencadenaron una asociación negativa. Si te encuentras reaccionando a las mismas personas y situaciones una y otra vez, es probable que tus pensamientos inconscientes bloqueen tu camino.

La hermana para descubrir pensamientos inconscientes es una técnica de terapia llamada terapia cognitivo-conductual (TCC). Para un artículo en profundidad que explica cómo replantear pensamientos poco saludables para que pueda sustituirlos por pensamientos más realistas y saludables, haga clic aquí.

La calidad de nuestros pensamientos significa todo para la felicidad.

6. Comparación

¿Alguna vez buscas a Instagram y piensas "Wow, si mi vida fuera como tal, entonces realmente sería feliz"?

Estamos bombardeados con recordatorios de que nuestro yo mejor está esperando en las alas. El caso es que estamos viendo la realidad editada. Un ejemplo: mientras escribía este artículo, estaba luchando con la motivación. Así que salí y comencé a tomar fotos para publicar en las redes sociales. Cuando revisé mi autoconciencia, tuve que admitir que estaba más preocupado por alcanzar el número de seguidores que mis compañeros, en lugar de aportar valor a mi audiencia. En lugar de sentirme agradecido de poder escribir para sitios geniales como The Huffington Post y Psychology Today, estaba persiguiendo a más lectores, más me gusta, más corazones y más acciones. La comparación realmente es el ladrón de la alegría.

7. Vivir en el pasado

Pocas cosas son más tristes que ver a alguien atrapado en un ciclo interminable de repetir sus días de gloria. Como dice el refrán, "la juventud se desperdicia en los jóvenes". La cosa sobre el pasado es que todos volveríamos y cambiaríamos las partes desagradables si pudiéramos. Lamentar lo que hiciste o no hiciste es inútil porque en ese momento eras una persona diferente. Además, estamos en constante evolución.

Excepto John de la escuela secundaria, que felizmente le ofrecerá una cerveza a cambio de escuchar esa vez, hizo el touchdown ganador del juego en los segundos finales del último cuarto. O cómo su vida está jodida a causa de esa miserable esposa que convirtió a sus hijos contra él y lo llevó a la tintorería durante el divorcio.

No seas ese tipo.

8. límites sueltos

Los límites saludables son la clave de la felicidad. Sin un plan para saber quiénes somos, quiénes no somos y quiénes y qué queremos en nuestras vidas, simplemente no podemos administrar el tiempo y la energía emocional.

Por ejemplo, supongamos que usted y su familia viajaron al otro lado de la ciudad para visitar a sus amigos para la cena del domingo. Y después del postre, mamá no quiere que te vayas, aunque tus hijos estén malhumorados. Cuando mamá empuja los límites que afectan negativamente a su familia, manténgase firme, pero cariñoso: "Aprecio el tiempo que tuvimos hoy, pero como mencioné antes, la hora de acostarse es a las 8:00 pm y tenemos que irnos".

Mamá puede ver los límites como un desafío y una invitación para presionar tus botones. Mantenga su posición e imponga límites de "segundo nivel", si es necesario. Por ejemplo, váyase sin conversar más, apague su teléfono móvil y no permita que lo culpen en repetidas súplicas para hacer una excepción porque "es una ocasión especial".

9. Descuidar la gratitud

Hay una gran cantidad de razones por las que debemos hacer de la gratitud una práctica diaria: la investigación ha demostrado que ser agradecido tiene muchos efectos positivos, como una mejor salud, mejores sistemas inmunológicos, sentimientos de conexión y mayores niveles de colaboración.

Cuando nos revolcamos en lo que no tenemos, derrochamos nuestras energías emocionales. Centrarse en nuestros defectos, en lugar de en nuestras bendiciones, significa perder de vista el hecho de que la mayoría de las cosas en nuestras vidas son bastante buenas.

Intente pensar en tres cosas cada día que agradece o mantenga un diario de gratitud. Estos pequeños actos de bondad toman solo unos minutos, pero la diferencia de perspectivas y emociones positivas puede marcar una gran diferencia.

10. Olvidarse del proceso

A veces hacemos la vida más difícil de lo necesario. La felicidad no es un medio para un fin, porque no hay un destino feliz. Seguro que experimentamos momentos alegres y recuerdos dichosos, pero la vida es sobre el viaje y disfrutar de los pasos en el camino. Cuando dejamos ir nuestra limitada visión de la felicidad, aceptamos que la vida está llena de reflujos y flujos en los que algunos días son grandes, otros son buenos y otros son malos. Y eso está bien. Cultivar la felicidad se trata tanto de manejar la adversidad como de abrazar la belleza en los momentos cotidianos.

******

¿Te gustaría aprender más sobre cómo lograr la felicidad? Si es así, haga clic aquí.

Sigue a Linda en Facebook, Twitter e Instagram.

Copyright 2015 Linda Esposito, LCSW

  • Por qué llamamos a la Gran Depresión el "Pasajero Oscuro"
  • Las hijas sin amor y las cosas que llevan en la edad adulta
  • La psicología positiva del niño Julia
  • ¿Qué lástima de tus miradas?
  • ¿Puede la terapia volverse adictiva para niños y adolescentes?
  • ¿Te sientes agotado? Hora de abandonar, delegar y eliminar
  • Sobrevivir al caos de la depresión simultánea y la manía
  • ¿Autenticidad conduce a la felicidad?
  • La verdad os hará libres…
  • Insomnio terminal interminable
  • 4 maneras de salir con más éxito
  • Problemas de relación? Vaya atrevido, no tímido
  • Buscando la Varita Mágica
  • Ver a un psiquiatra cuando nada está mal
  • Ayuda para ese zumbido en tu oído
  • Aumento de las tasas de suicidio y las intervenciones de salud mental necesarias
  • Mindfulness, CBT y ACT para el dolor crónico, segunda parte
  • ¿Carreras del futuro?
  • 5 cosas que no debes hacer si quieres una invitación a una fiesta
  • Cambios en la erección de la mediana edad: lo que las parejas deben saber
  • Revisando el psicoanálisis infantil
  • Terapia, asesoramiento o entrenamiento: ¡Oh, Dios mío!
  • Los peligros del optimismo
  • Lidiando con el Mommy Blues
  • A merced del otro
  • Algo para todos, pero más para los más necesitados
  • Necesito una novia para hacerme feliz
  • Alone No More: Cómo llenar el vacío en tu corazón
  • Los pediatras publican nuevas pautas de tratamiento peligrosas para el trastorno por déficit de atención
  • Trauma del payaso infantil
  • Por qué intentar sentirse mejor a veces puede hacer que te sientas peor
  • SENSORIAL MUNDIAL: La escultura social olfativa mundial
  • La economía del tratamiento del insomnio
  • Lo que los narcisistas realmente piensan cuando dicen ...
  • ¿Por qué le pasan cosas buenas a la gente mala? Y cómo no ser una bicicleta.
  • Rompiendo el límite