Por qué ganar es importante: parte 2

En pocas palabras: si no ganas, no puedes tener éxito. Convertirse en un ganador es esencial para su felicidad, su contribución a la humanidad y para crear el legado de su capacidad.

Un beneficio incalculable para ser un ganador es que proporciona la plena comprensión de que la vida es un privilegio, no un derecho. Todos los ganadores prolíficos saben que la estructura de vida y la solidez de la acción siempre preceden al talento y lo harán en la creación del éxito. Solo mire a su alrededor, no hay escasez de personas con talento increíble y tendrán vidas tristes e incumplidas porque nunca desarrollaron la planificación y las habilidades técnicas para manifestar sus ambiciones.

Una característica que todos los ganadores comparten es dar gracias por sus talentos y la bendición de las oportunidades. Esta es una de las lecciones más importantes de ganancias. En la antigüedad, la gratitud y el aprecio se transmitían a través de rituales. Cuando las cosechas fueron abundantes rituales se realizaron, dando gracias por la bendición.

En el estilo de vida de alto ritmo de hoy, tales rituales no son prácticos. Pero, por poder, cada vez que ganamos y triunfamos, respetamos el don de nuestros talentos y agradecemos a quienes desinteresadamente se dieron a sí mismos para moldear y dar forma a nuestra capacidad de triunfar a través de su tutoría. Winning también agradece a nuestros padres por los genes y todo lo que nos dieron desde el momento cero. Sin ellos y otros, el éxito en la vida no sería posible.

Ganar nos ayuda a respetar nuestros cuerpos. Sin un cuerpo capaz de hacer la acción, los pasos para triunfar no son posibles. Somos tan productivos como nuestros cuerpos lo permitan. Y, también es a través de nuestros cuerpos que experimentamos el mundo y la vida.

La mente y el cuerpo son uno en la misma medida en que el cuerpo percibe nuestro entorno y crea nuestro nivel de conciencia en función de la precisión y la medida en que puede percibir nuestro mundo externo. Cuando nuestros cuerpos están bien cuidados mediante el equilibrio correcto de ejercicio, relajación, dieta y compañerismo percibimos la vida y el medio ambiente con total autenticidad y tenemos la capacidad física de responder a las oportunidades de vida con la mayor precisión y el menor gasto de energía.

Tener triunfos regulares es la receta definitiva para ser más optimista para un futuro mejor. Es a través de ganar que desarrollamos el empoderamiento personal y la confianza en uno mismo. Nadie va a ganar todas las veces y eso es realmente bueno, no malo. Ganar cada vez es más una indicación de vivir demasiado en la zona segura con la barra de aspiración demasiado baja. Sin desafíos, es imposible desarrollar nuestras habilidades y mentalidad para avanzar en nuestras vidas. Si no tienes una falla periódica en la vida, es hora de aumentar el impulso en tu vida.

Nunca he tenido una persona que no quiera más emoción positiva en su vida. Y la forma más rápida de entusiasmarse es anticipar un mayor éxito futuro. La esperanza y la expectativa de una próxima experiencia de vida extraordinaria es la razón por la que nos levantamos todas las mañanas. Nos apasiona aprender habilidades y prepararnos para la acción. A medida que nos volvemos más entusiastas, nuestro apetito por desarrollar nuestros talentos y aceptar desafíos más grandes nos empodera aún más para creer que podemos manifestar la abundancia de la vida a través de nuestros propios esfuerzos y ser el autor de nuestro destino.

Al final del día, todos somos ganadores potenciales y genéticamente programados para alcanzar objetivos elevados. Convertirse en un ganador constante es una habilidad aprendida que cualquiera puede aprender en cualquier momento. Nunca debemos rehuir de practicar o mejorar nuestras habilidades de éxito, ya que cada vez que tenemos éxito, rendimos homenaje al don de nuestros talentos, la oportunidad de triunfar, a nuestros mentores, y la oportunidad de inspirar a otros a convertirse en sus propios campeones.

El anillo de bronce al manifestar la vida y el legado que somos capaces de vivir está ahí para tomar, solo tenemos que aprovecharlo. Si alguna vez hay un momento en la historia humana para intensificar y hacer la transformación para convertirse en un ganador a tiempo completo es ahora. Es hora de que todos y cada uno de nosotros tomemos nuestras decisiones de lo que podemos ganar, no de lo que podríamos perder.

Related of "Por qué ganar es importante: parte 2"