¿Por qué es mejor dar que recibir?

La investigación muestra consistentemente que el voluntariado es bueno para nosotros. El voluntariado, especialmente para los adultos mayores, se ha correlacionado con una mejor salud, vidas más largas y un mayor sentido de propósito.

En un artículo reciente en The Atlantic, un investigador que encontró beneficios significativos y de gran alcance del voluntariado llegó a pedir que los médicos prescriban el voluntariado de la misma manera que recomiendan el ejercicio o las dietas saludables. Sin embargo, hay una advertencia interesante: los beneficios del voluntariado solo parecen acumularse para quienes se ofrecen como voluntarios por razones altruistas, no para quienes lo hacen por el beneficio percibido.

Especialmente cuando trabajo con personas que sufren de depresión, me encuentro recomendando el ejercicio y el voluntariado como una forma de salir de su agujero negro. Por supuesto, el problema sigue siendo intentar que den el primer paso. Cuando se trata de hacer ejercicio, la mayoría de las personas están de acuerdo intelectualmente, sería algo bueno, pero como están tan deprimidos, no pueden ir al gimnasio. Pero cuando se trata de voluntariado, parece casi contra-intuitivo sugerir que alguien le dé a otros cuando se sienten tan vacíos dentro de sí mismos. A lo que respondo: no hay mejor manera de ser llenado que dar.

Dejaré que los científicos sociales descubran qué es el voluntariado lo que conduce a tan buenas mejoras de salud física y emocional. Quiero centrarme aquí en la cuestión espiritual: ¿qué se trata de dar a los demás que nos hace estar llenos?

Quiero sugerir que el voluntariado es un acto que refleja verdades espirituales fundamentales y profundas: no somos entidades aisladas, desconectadas y no somos el centro del universo. Somos solo una parte de un todo mucho más grande. Cuando elegimos entregarnos a este conjunto mayor, ya sea alimentando a las personas sin hogar o trabajando como voluntarios en un salón de clases o limpiando un arroyo público, estamos cometiendo un acto que alinea nuestro ser individual con una red más grande pero invisible y con lo obvio pero a menudo pasó por alto el hecho de que la vida no es todo acerca de nosotros. Esta alineación, esta reorganización de nuestras prioridades y nuestra energía para sincronizar con un todo mayor y una perspectiva más verdadera, esto es lo que contribuye a nuestra mejor sensación de bienestar y propósito.

Todos los domingos por la mañana a las 9 a. M. Asisto a una clase de Zumba (soy uno de un puñado de hombres en una clase de aproximadamente 100 mujeres). Cuando la música se enciende y el instructor comienza la danza, se produce un momento mágico. Ocurre exactamente en ese punto en el que 100 individuos dejan de hacer lo que están haciendo individualmente y comienzan a sincronizarse con una llamada unificadora de orden superior, en este caso, la música y el instructor. Esa transición de 100 individuos a un organismo grande y unificado es emocionante. Me siento animado por la energía del grupo y me siento impulsado a contribuir con más de los míos.

Creo que esto es análogo a lo que sucede cuando se ofrece como voluntario. Al entregarnos a un todo más grande, perdemos nuestra pequeña "i" y somos abrazados en un "nosotros" más grande, experimentando la verdad de la máxima que el todo es siempre mayor que la suma de las partes y que no somos más que un pequeña parte en este todo.

  • Separar a los padres de los niños: ¿una política de abuso?
  • 4 consejos para tratar con consejos de salud no solicitados
  • Toma este cuestionario de gratitud, luego evalúa tu vida amorosa
  • Bajo nivel de colesterol y suicidio
  • Cerrando la brecha entre los valores y la acción
  • Nueva esperanza para los sobrevivientes de lesiones cerebrales traumáticas
  • Por qué deberías ser un liberal, por qué un conservador
  • "Período, fin de la discusión?" No tan rápido
  • ¿Qué padre te gusta más?
  • Reforma de salud para adicciones
  • ¿Pueden los Wearables rastrear ataques epilépticos? MIT dice sí
  • 20 Pensamientos sobre cómo decir "Se acabó"
  • "Blue Lips" Hooligan?
  • Relaciones: mantener un gran socio
  • Los beneficios de pasar tiempo solo
  • 3 señales de que es agotamiento y no solo estrés
  • XMRV y CFS-A 2º estudio positivo alimentan más controversia
  • "Amor y otras drogas:" Caminos verdaderos y míticos hacia la felicidad
  • No haga Resoluciones de Año Nuevo: No son buenas para su salud
  • Game On
  • La psicología descubre el racismo en el cine
  • Gasto en Estímulos Económicos, una Fuerza Laboral en Envejecimiento: La Procrastinación Política Profundizará la Deuda
  • Socializar para ser delgado: Facebook vinculado a los trastornos alimentarios
  • Los probióticos pueden ayudar a aliviar los síntomas del autismo
  • Le duelen la espalda o el cuello: ¿qué puede hacer?
  • Cómo el mal dormir puede afectar los riesgos de suicidio
  • Adicción en el lugar de trabajo: lo que necesita saber
  • ¿Tienes miedo de ser amado?
  • No permita que el gobierno (o cualquiera) lo presione para que se case
  • Definición de límites en tecnología como familia
  • Mi epifanía de sopa de pollo
  • Serie de entrevistas sobre el futuro de la salud mental
  • Tres consejos para enseñar a los niños a tomar decisiones saludables
  • Los profesionales deben reconocer y detener el acoso contra los homosexuales
  • La próxima batalla por la serotonina y la depresión
  • Haciendo una nueva vida en Costa Rica