Piensa en grande para ver un mundo de posibilidades

Conviértete en más consciente y adquiere una nueva perspectiva siendo tu propio dron.

 © ValentinValkov/Adobestock

¡Sé tu propio avión no tripulado!

Fuente: © ValentinValkov / Adobestock

En el entorno actual de cambio acelerado, lo inteligente no es suficiente. Estar consciente es el nuevo inteligente. Estar consciente proporciona la hoja de ruta para ayudarlo a adaptarse, transformarse y acelerar en el futuro: un nuevo enfoque para vivir y liderar.

Nuestra investigación ha encontrado que las personas y los líderes más exitosos siguen cuatro poderosas prácticas de ser consciente: “Go Deep” aprovecha el poder de la introspección; “Think Big” nos ayuda a ver un mundo de posibilidades; “Get Real” nos permite tocar nuestros aceleradores y administrar nuestros secuestradores; y “Step Up” nos permite actuar con valentía y responsabilidad.

Aquí hay más sobre Think Big, la segunda de las cuatro prácticas y cómo puede ayudarnos a ser más conscientes en todos los aspectos de nuestras vidas.

PIENSA EN GRANDE

Para ver el futuro como un mundo de posibilidades, primero necesita superar las trampas de ser demasiado estrecho. Tienes que expandir tu mente, aprovechar tu creatividad y adoptar un pensamiento adaptativo e innovador.

Irónicamente, la tecnología ha hecho que la capacidad de pensar en grande sea más difícil. En el universo actual de 280 caracteres, estamos bombardeados por una plétora de información digital dispar que no podemos procesar. Considere esto: según el investigador de la Universidad de Virginia, Timothy Wilson, el cerebro puede absorber aproximadamente once millones de datos por segundo, pero solo puede procesar conscientemente unos cuarenta. Además, aunque tenemos acceso digital instantáneo a la información, también tendemos a sufrir una visión de túnel, viendo solo cosas con las que estamos de acuerdo.

Pero la capacidad de elevarse por encima del alboroto y ver una imagen más amplia es más importante que nunca en nuestro mundo acelerado y disruptivo. Eso significa que, en efecto, es necesario que se convierta en su propio avión no tripulado, buscando la manera de mirar por el horizonte. Si eres capaz de elevarte por encima de ti mismo para ver un panorama más amplio, podrás ver las emociones, los eventos y las relaciones como datos que pueden informar cómo hacer tu siguiente mejor jugada.

Al mismo tiempo, tenga cuidado de no caer en la tendencia cognitiva de ser excesivamente optimista, un sesgo que solo se vuelve más pronunciado a medida que avanzamos en la escala corporativa. En un estudio de más de 3,600 líderes, aquellos en puestos más altos tenían más probabilidades que otros de sobreestimar su nivel de habilidad en 19 de 20 competencias.

También hay herramientas que puedes emplear para pensar en grande. Por ejemplo, puede aprender a aprovechar su activo más valioso, su ecosistema personal. Al igual que el mundo físico, donde todo es interdependiente, su ecosistema personal también está conectado e incluye tres elementos:

  1. Tu marca personal Todos somos emprendedores, líderes de nuestra propia marca, completos con nuestros valores personales y aspiraciones profesionales, activos intelectuales y emocionales, y diferenciadores de mercado únicos.
  2. Tus relaciones positivas Tener fuertes vínculos de confianza con una amplia gama de personas implica cuatro poderosos ingredientes sociales: empatía, equidad, comunicación y apreciación de los demás.
  3. Tus redes Se pueden obtener desde cualquier lugar, desde sus proveedores hasta su iglesia, hasta los partidos de fútbol de su hijo. En cualquier caso, las personas que conscientemente invierten y hacen crecer sus redes se destacan entre la multitud.

La necesidad de aprender más rápido, expandir nuestras mentes y reconectar nuestros cerebros para el crecimiento es el imperativo personal y económico para vivir en el siglo XXI. Por lo tanto, el verdadero desafío de hoy es seguir siendo relevante y aprender a aprender, a desarrollar una mente de Google: la capacidad del cerebro de refrescarse continuamente.

Esta capacidad requiere una mentalidad de crecimiento. En Healthy Companies, llevamos a cabo un proyecto con la Escuela de Negocios Darden en la Universidad de Virginia para descubrir cómo los grandes líderes tuvieron éxito en el acelerado mundo de hoy. El gran diferenciador entre el éxito y la mediocridad era si las personas veían oportunidades más amplias, se sentían cómodos con la ambigüedad y consideraban la vida como un viaje de aprendizaje continuo, o evitaban las nuevas experiencias y se centraban en evitar cometer errores.

Un mundo complejo también requiere una mente compleja. El simple pensamiento “o bien-o no” ya no lo corta. Las personas conscientes crean más opciones al tener ideas opuestas en sus cabezas al mismo tiempo. Además, valoran la diversidad que los rodea. Aprovechar el poder de la inclusión es bueno para expandir tu mente y es bueno para los negocios. En definitiva, se trata de acercarse al mundo con los ojos abiertos, experimentando con nuevas ideas y dejando atrás las preconcepciones contraproducentes.

CONSEJOS PARA UNA VIDA CONSCIENTE:

  1. Tómese el tiempo para reflexionar. Para levantarte en el balcón, necesitas crear espacio para frenar y pensar. Lo que se programa se termina, así que programe un poco de tiempo para levantarse en el balcón.
  2. Practica ser un observador y un participante al mismo tiempo. ¿Cómo te presentas en una reunión? ¿Cuáles son las dinámicas del grupo? Obsérvate y luego únete a la conversación mientras realizas ajustes en tiempo real a tu comportamiento.
  3. Busque patrones y temas que lo ayuden a ver las conexiones. Salga de los detalles y mire la imagen más grande: vea los problemas desde diferentes puntos de vista.

Related of "Piensa en grande para ver un mundo de posibilidades"