Padres ansiosos ayudados por "la peor madre del mundo"

Lenore Skenazy fue nombrada la peor mamá del mundo cuando dejó que su hijo de 9 años descubriera cómo llegar a casa solo en el metro de Nueva York. Después del enjambre de críticas, ella escribió un libro, Free-Range Kids: Cómo criar niños seguros y autosuficientes (sin dejar de preocuparse por las preocupaciones).

Confiaba en la capacidad de su hijo para llegar a su casa sin ella y estaba muy contento. Ahora tiene un programa de televisión para ayudar a las madres a superar sus temores de dejar que sus hijos actúen como niños.

¿Por qué muchos padres están tan ansiosos por sus hijos que tienen un exceso de control? Aquí hay varias razones.

Causa 1: promoción de miedo a los medios

El crimen atrae a los televidentes y se extiende a las noticias y espectáculos locales de televisión. Aunque la tasa de criminalidad es similar a la de hace décadas (1970) cuando a los niños se les permitía jugar sin supervisión durante horas enteras, debido a un mayor enfoque en el crimen en los medios, los padres perciben a menudo que su vecindario es mucho menos seguro que en el pasado. (Nota: es cierto, sin embargo, que la población aumentó de 203,235,298 en 1970 a 316,128,839 en 2013, y aunque la incidencia per cápita de la delincuencia es más o menos la misma, la cantidad de delitos violentos ha aumentado en general: 738,820 delitos violentos en 1970 y 1,163,146 en 2013.)

Remedio: Evite ver programas que despiertan temor a la delincuencia y creen que la violencia es generalizada.

Causa 2: Aprendizaje

Cuando tenía 7 años, vivía en Guadalajara, México, y me quedaba con un par de amigas mayores y más jóvenes que yo. Me advirtieron que mantuviera el cabello sobre mi oreja por la noche o que una mosca entraría y pondría un huevo. Adopté ese hábito … ¡durante 20 años! hasta que finalmente me detuve y pensé en por qué sentía la necesidad de cubrirme la oreja con pelo todas las noches. Después de reflexionar, siguiendo el rastro del incidente original, me detuve.

Remedio: reflexiona sobre tus comportamientos extraños. Verifique con otros que viven bien la vida sobre la validez de estas creencias y comportamientos.

Causa 3: estrés tóxico

Tenemos epidemias de trastornos de salud mental, incluida la depresión en todas las edades en los Estados Unidos. Estos provienen del estrés de la vida temprana (Cialdi et al., 2000, 2003). También pueden pasarse de una generación a otra no solo mediante prácticas de crianza sino herencia epigenética (Champagne & Meaney, 2007; Francis et al., 1999): si su padre o abuelo estuvo estresado tóxicamente en un momento crítico, podría haber cambiado su expresión génica para controlar la ansiedad y la heredó.

Cuando nos estresamos fácilmente, nos pone en la respuesta al estrés, lo que cambia nuestro enfoque para volver a sentirnos seguros nuevamente, lo que sea necesario. Los padres que controlan el comportamiento de sus hijos por miedo están tratando de sentirse seguros de nuevo. Sin reflexión, esto representa una mentalidad ética de seguridad donde los padres sienten que es su deber proteger a su hijo a toda costa (a la libertad, la autonomía, la creatividad, la felicidad) a pesar de que están proyectando sus miedos sobre la situación.

Con el estrés temprano tóxico, la mente de un niño puede estar sesgada hacia una ética de seguridad, tipos de relaciones sociales autoprotectoras, controlando con acción agresiva o abstinencia. Usted puede verlo en usted mismo cuando se lo impulsa a querer ser dominante o querer ser atendido (sumisión). Ambas formas pueden ayudarlo a calmarse porque proporcionan una sensación de mayor control sobre los eventos. (La alternativa es fluir, confiar en la sintonía relacional, ver más aquí).

Remedio: terapia (solo o con mentor)

La terapia ofrece un tiempo para reflexionar sobre nuestros hábitos. 1. ¿Son realistas, lógicos, razonables? 2. Si no, ¿qué me está asustando? 3. ¿Cómo re-visualizo y reinicio mi visión del mundo, mis hábitos perjudiciales?

Skenazy ofrece el primer paso para los padres, haciéndoles preguntas y tratando de replantear sus ideas. A veces esto es suficiente, como con mi oreja.

El segundo paso, la reflexión sobre la historia personal, a menudo requiere un poco de valentía al mirar atrás al condicionamiento que nos paralizó o asumió conductas extrañas.

A veces, como lo hace Skenazy, puede omitir el paso dos y simplemente ir a un comportamiento cambiante (dando vueltas más tarde si es necesario).

El tercer paso, el cambio de comportamiento, puede llevar el entrenamiento y la práctica repetida, donde haces pequeños cambios en el comportamiento y te acostumbras a ellos. Por ejemplo, Schwartz y Begley (2003) describen el abordaje con trastorno obsesivo-compulsivo (p. Ej., Lavado compulsivo de manos o control de cerraduras). En este caso, se inserta una conducta placentera alternativa antes del comportamiento compulsivo, como la jardinería. Extendiendo el tiempo para el comportamiento intermedio, desde unos segundos hasta minutos u horas, con el tiempo puede reducir el impulso a la compulsión, alterando el fallo de encendido del cerebro. La atención plena y la respiración profunda pueden facilitar nuevos comportamientos y disminuir el estrés.

Para más información sobre estas ideas, vea mi libro, Neurobiología y Desarrollo de la Moralidad Humana: Evolución, Cultura y Sabiduría.

Referencias

http://www.freerangekids.com/

Inteligencia emocional necesita un timón moral

Caldji, C. Francis, D., Sharma, S., Plotsky, PM, y Meaney, MJ (2000). Los efectos del entorno de crianza temprana sobre el desarrollo de GABAA y los niveles centrales del receptor de benzodiazepina y el miedo inducido por la novedad en la rata. Neuropsychopharmacology, marzo, 219-229.

Caldji, C., Diorio, J., y Meaney, MJ (2003). Las variaciones en el cuidado materno alteran la expresión de la subunidad del receptor GABA (A) en las regiones cerebrales asociadas con el miedo. Neuropsychopharmacology, 28, 1950-1959.

Champagne, F., y Meaney, MJ (2007). Efectos transgeneracionales del entorno social sobre las variaciones en el cuidado materno y la respuesta conductual a la novedad. Behavioral Neuroscience 121, 1353-1363.

Francis, D., Diorio, J., Liu, D., y Meaney, MJ (1999). Transmisión no genómica a través de generaciones de comportamiento materno y respuestas de estrés en la rata. Science, 286, 1155-1158.

Jeffrey M. Schwartz y Sharon Begley (2003). La mente y el cerebro: neuroplasticidad y el poder de la fuerza mental. Nueva York: Reganbooks.

  • Los 6 D de la Destrucción de las Relaciones
  • Psiquiatría en crisis
  • La neurociencia señala cómo funciona el cerebro y rompe los hábitos
  • ¿Estamos atrapados dentro de los patrones?
  • ¿Cómo puede la repetición de pensamientos obsesivos disminuir el sufrimiento?
  • Nuestra obsesión por las redes sociales
  • Estimulación cerebral profunda sin cirugía
  • Pánico: ¿es un sentimiento o un diagnóstico?
  • El cuidado de un niño con una enfermedad mental
  • OCD
  • Tengo que responder esa llamada? ¿Verificar ese correo electrónico? Lea ese texto?
  • Tratando los Trastornos Alimenticios a la Manera Recién Nacida
  • La culpa, la maternidad y la búsqueda de la perfección
  • Apuestas "compulsivas": ¿trastorno mental o elección irresponsable?
  • Ansiedad y depresión: primeros primos, al menos (parte 1 de 5)
  • Diversos grados de pulcritud: una solución
  • Auto-engaño parte 6: formación de reacción
  • Cuando acaparamiento se convierte en un peligro
  • Señales sutiles de TOC en un niño pequeño
  • La parte más difícil de Pokémon Go: Detener
  • "Mamá, me siento gorda"
  • Universidades bondadosas
  • "¿Por qué no oíste lo que quería decir?"
  • El cuidado de un niño con una enfermedad mental
  • ¿Los jueces son renuentes a ordenar evaluaciones de salud mental?
  • Llegando a los términos con la enfermedad mental
  • Yoga y nutrición para la bulimia y la alimentación desordenada
  • Cómo detener el comportamiento obsesivo-compulsivo leve
  • Tratamientos convencionales de los trastornos de ansiedad
  • Cómo las relaciones codependientes pueden arruinar tu amistad
  • ¿Realmente Peter Lanza deseaba que Adam nunca hubiera nacido?
  • Conviértase en un adicto a la salud y la felicidad
  • CBT aumenta la conectividad cerebelosa a otras regiones cerebrales
  • Pánico: ¿es un sentimiento o un diagnóstico?
  • Las ascuas regresan a las llamas: el poder erótico de la novedad sexual
  • La ciencia del amor y el apego