No se preocupe si su hijo está aburrido

La creatividad y el juego libre fluyen al aburrirse. Es saludable y necesario.

BlakeMeyer/Unsplash

Fuente: BlakeMeyer / Unsplash

“Mmmmmmmy, estoy aburrida. No sé qué hacer, ¿puedes venir a jugar conmigo?

Acabo de llegar a casa del trabajo y estaba a punto de guardar todas las compras antes de preparar un pequeño refrigerio para mi hijo menor y luego tomar un muy necesario descanso de cinco minutos en el sofá. Antes de que pudiera darme la vuelta, estaba construyendo un castillo gigante de Lego con mi hija en la sala de estar, con toneladas de pequeños ladrillos. Para ser honesto, no tenía el tiempo ni la energía para jugar, pero no podía manejar una discusión o dejar que ella estuviera sola.

En mi libro: Play The Danish Way – Una guía para criar niños equilibrados, resilientes y sanos a través del juego Me dirijo por qué aburrirse es tan valioso y por qué no debemos distraer a nuestros niños todo el tiempo. Esto es algo que muchos de nosotros hacemos. La verdad es que no tenemos que entretenerlos. Hacer nada es realmente bueno para ellos, ya que fomenta su inventiva y es saludable para su desarrollo.

En Dinamarca, el juego no se ve como un lujo perezoso sino como una piedra angular del desarrollo. Los niños disfrutan explorando el mundo por su cuenta si tienen la oportunidad. Es a través del juego libre (no necesariamente iniciado por adultos) que la creatividad y los procesos de pensamiento se desarrollan mejor si se les da la oportunidad de digerir las impresiones cotidianas a su manera. Eso significa a veces dejarlos estar solos. Si están aburridos, todavía está bien.

Si siempre estamos “en espera”, listos para ofrecer algún tipo de entretenimiento en el momento en que nuestros hijos nos necesiten, criaremos a los niños que no saben cómo lidiar con estar solos. Se acostumbrarán a que otros propongan ideas para ellos, en lugar de confiar en ellos mismos. No significa que debamos dejar por completo a nuestra hija de un año, siempre debemos verificar si está demasiado sola, pero debemos permitirle que pase un tiempo sola.

La mayoría de las veces, los niños de hasta dos o tres años todavía nos necesitan como adultos para guiarlos e inspirarlos. Cuanto antes los niños aprenden que no está mal aburrirse, mejor es para ellos porque el aburrimiento puede motivarlos a participar socialmente, así como fomentar una conducta más experimental, creativa y significativa a largo plazo.

“Vamos, cariño, necesito que pelas zanahorias”. Mi hija saltó sobre la mesa de la cocina y la sonrisa en su rostro expresó su satisfacción. Esta vez ella necesitaba mi presencia, podía sentirla, pero a veces solo viene a mí para obtener mi “aprobación” de que ella no haga nada.

Algunos consejos para empezar:

1. Hacer una elección. ¿Está bien para ti tener momentos de relax? Si es así, cree una atmósfera en casa donde se sienta bien bajar la guardia y no hacer absolutamente nada.

2. Invite a su hijo a participar en las cosas que usted hace. Puede ser cualquier cosa, desde jugar juegos de mesa hasta cocinar o limpiar. A los niños les encanta participar y contribuir.

3. Comience jugando con su hijo, si siente que él o ella necesita esto, pero intente que ellos se hagan cargo y controlen el juego ellos mismos después de un tiempo.

4. Asegúrese de que no haya actividades planificadas todos los días. Posponga sus compras, no visite a nadie, invite a invitados o compañeros de juego a su casa otro día. Es importante dar prioridad a los días cuando no hagas absolutamente nada.

5. Escuche las sugerencias de su hijo. Cuando la inquietud de su hijo disminuya, su imaginación comenzará a tomar el control. A veces, el niño comienza un juego, y puede venir y necesitar su ayuda para reunir materiales y buscar cosas. El niño también puede hacer sugerencias directas, que son importantes para escuchar: “¿Puedo hacer una cueva?” “¿Podemos hacer un pastel?” “¿Debemos invitar a la abuela?”

Ayude al niño en su camino diciendo: “¡Qué buena idea, cariño!”. “¿Qué necesitas para hacer una cueva?” “¿Qué pastel quieres hornear?” ¿debería hacer?”

6. No dejes que tu mala conciencia se haga cargo. A menudo compensamos en exceso lo que tenemos en nuestras manos para dar a nuestros hijos el sentimiento de nuestra presencia en sus vidas. No se preocupe, hacer cualquier cosa es saludable siempre y cuando usted todavía priorice el tiempo juntos cuando esté totalmente enfocado.

7. Tenga en cuenta que lleva tiempo adaptarse y aceptar no hacer nada. Pueden pasar varios días antes de que su hijo haya cambiado por completo a un estado de ánimo más relajado. El aburrimiento a menudo se muestra como una expresión de inquietud, ya que puede ser difícil cambiar de una vida cotidiana agitada.

8. Confía en esto. Recuerda los momentos en que eras un niño sin hacer nada. Para mí, fueron momentos que atesoré.

  • ¿Por qué hay más psicópatas en la sala de juntas?
  • Desafíos para los líderes en la era digital
  • Un sermón sobre "Singled Out" (Serio)
  • Pasos sencillos para recuperar la adicción a la pornografía / sexo
  • Asesinato y la imaginación viciosa
  • Viajar por la sabiduría: la vida de Judith Fein es un viaje
  • Cómo la historia recordará a Donald Trump
  • Cuando los equipos virtuales superan a los grupos de la oficina
  • "Corrosión" y "Corte" de los disuasivos
  • ¿Qué es ASMR y por qué las personas están viendo estos videos?
  • "The Revenant" como Ghost Story
  • NO MÁS: 7 lecciones desde el interior
  • ¿Por qué persiste la violencia?
  • Cómo encontrar y mantener "el uno"
  • White Knights & Black Knights: PND pro-social y antisocial
  • Entrenar la mente para devaluar la vida de los demás
  • ¿Está tratando demasiado duro para ser ambientalmente correcto?
  • Un sermón sobre "Singled Out" (Serio)
  • Niños tomados de Parents at the Border: amor y dolor
  • Psicópatas en el trabajo
  • The Walking Dead Psychology: Una conversación caníbal
  • "Mal" existe, pero no como un diagnóstico
  • El bullying es tan americano como el pastel de manzana
  • ¿Hay algo así como un destino personal?
  • Rescate mortal
  • Sociópatas en el trabajo
  • Tu nombre es tu voz: Úsalo o Piérdelo
  • ¿Quién teme a Roy Moore? Incongruencia en la era de Trump
  • Lecciones aprendidas de Auschwitz
  • Detrás de la máscara corporativa es un líder traumatizado
  • The Workaholic Breakdown - La pérdida de la espiritualidad
  • Cómo mantener a su hijo (y usted) a salvo de extraños
  • Cómo evitar que otros mientan
  • La economía humana: Hacer de la compasión un elemento de la línea inferior
  • El futuro de la dignidad
  • ¿Deben los puntajes de personalidad ser parte de su registro médico?