Minería tu Morón interno: por qué la multitarea es un desperdicio

¿Estás tentado por el encanto de la multitarea?

"¡De esta manera, amigos!", Grita el barquero del carnaval. "¡REDUZCA SU PODER CEREBRAL MIENTRAS QUE AUMENTA SUS NIVELES DE ESTRES!" ¿Está tentado de seguirlo? Por supuesto no. Y, sin embargo, si pasas mucho tiempo realizando múltiples tareas, estás logrando el mismo resultado.

Muchas personas piensan que pueden realizar múltiples tareas. Es cierto que puedes caminar y masticar chicle al mismo tiempo, pero la razón es que estas dos tareas no requieren tu atención. [1] Las tareas que implican el procesamiento del lenguaje o la toma de decisiones necesitan su enfoque atencional, y cuando intenta realizar dos tareas al mismo tiempo, termina cambiando su atención hacia adelante y hacia atrás.

Una razón por la que la multitarea (o el cambio de tareas) es tan difícil es que recurre a la memoria de trabajo, un recurso cerebral que es extremadamente limitado. [2] Cada vez que cambia a la otra tarea, es difícil mantener esa primera tarea en la memoria para que esté allí cuando regrese. Si no está allí, pierdes tu línea de pensamiento. Responder constantemente a la pregunta "¿dónde estaba?" Es una gran pérdida de tiempo y energía.

La prueba de Stroop ilustra la dificultad del cambio de tarea

Si desea sentir un poco del estrés y la energía que se gasta en la conmutación de tareas, pruebe la prueba Stroop. En esta prueba, ilustrada a la izquierda, debe ignorar lo que dicen las letras y, en su lugar, llamar rápidamente el color de las letras en las que está escrita cada palabra. Para cada palabra, debe cambiar del modo de lectura de palabras a la identificación del color modo, y esto es ineficiente y exigente.

Un estudio de UCLA ilustra algo de lo que se pierde cuando se realiza una multitarea. [3] Los participantes participaron en algunas pruebas de aprendizaje mientras realizaban tareas únicas y otras pruebas mientras realizaban tareas dobles. Cuando tenían tareas múltiples, los participantes podían realizar el comportamiento aprendido, pero eran mucho menos capaces de identificar las reglas subyacentes de lo que estaban haciendo. Es importante destacar que las imágenes cerebrales revelaron que las diferentes áreas del cerebro estaban activas en el aprendizaje de una sola tarea en lugar de multitarea. Aprender durante la multitarea implica procesos implícitos similares a formar un hábito sin conciencia de lo que se está aprendiendo. Aprender, mientras que la tarea única implicaba utilizar la memoria de trabajo, y lo que se aprendía era más flexible e implicaba un conocimiento más abstracto y generalizable.

La multitarea interfiere con la integración de información nueva con vieja

Para aplicar estos resultados a otra situación común, leer algo no implica solo consumir palabras; para hacer que lo que leyó sea útil, debe relacionar la información nueva con lo que ya sabe. Aparentemente, la multitarea interfiere con este proceso.

Entonces, si jura por la multitarea y piensa que puede hacerlo tan bien o mejor que una sola tarea, la investigación tiene malas noticias para usted: realizar dos tareas a la vez, en lugar de secuencialmente, multiplica los problemas. La multitarea duele en términos de velocidad, precisión, calidad de salida y consumo de energía. [4] En esencia, cuando haces varias cosas a la vez, reduces la luz de tu bombilla y deshabilitas tu cerebro . Estás mucho mejor fuera de una sola tarea. A menos que, por supuesto, el procesamiento de baja potencia es lo que buscas.

Por lo tanto, intente realizar una sola tarea que normalmente realiza varias veces. Se sorprenderá de la forma más fácil y rápida de hacerlo, y con una calidad mucho mejor de lo que esperaba. Incluso puede estar tentado a intentarlo de nuevo.

Mi siguiente publicación: CINCO RAZONES POR LAS QUE MULTITASK DE TODOS MODOS

[1] Medina, J. (2008). Reglas cerebrales: 12 principios para sobrevivir y prosperar en el trabajo, el hogar y la escuela. Pear Press.
[2] Klingberg, T. (2009). El cerebro desbordado: sobrecarga de información y los límites de la memoria de trabajo. (Traducido por Neil Betteridge). Londres: Oxford University Press.
[3] Foerde, K., Knowlton, B., y Poldrack, RA (2006). Modulación de sistemas de memoria competidores por distracción. Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias. www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.0602659103
[4] Cantor, J. (2009). Conquer CyberOverload: obtenga más, aumente su creatividad y reduzca el estrés . Madison, WI: CyberOutlook Press.

  • El dilema del durmiente
  • Matrimonio: 8 sabidurías convencionales peligrosamente equivocadas
  • Por qué los sentimientos siempre superan los hechos
  • La adolescencia y el procesamiento de la emoción dolorosa
  • Hundimiento de costos
  • Inteligencia Colectiva en el Holoceno - 6
  • Trastornos de la personalidad en línea
  • Daño Psicológico de la Circuncisión
  • Puntos de dolor: medir el estrés familiar cuando un niño tiene TDAH
  • Llegar a Sí ... O no
  • ¿Los votantes canadienses realmente son tontos?
  • El increíble poder de "Tech Breaks"
  • Rápido, feliz e impulsivo II: Speed ​​te hace impulsivo
  • Prepárese para el mañana viviendo en el presente
  • La sabiduría de las muchedumbres
  • Mis cuatro grandes errores
  • Los resultados de los ensayos de campo del DSM-5 decididamente mixtos
  • Un multimillonario observa la muerte
  • La chica que quería ser Spock: un tributo a Leonard Nimoy
  • El dilema del durmiente
  • Balanceo para las vallas
  • Dominar las transiciones de la vida
  • Fuerza de voluntad
  • El choque de los desordenados
  • 8 maneras de perder amigos hablando de política
  • Inteligente pero no feliz
  • Baby Boomers cuidando a padres ancianos
  • La investigación muestra promesa para el envejecimiento de los cerebros
  • Poesía y el lenguaje del corazón
  • Sé (miente) ve o no: Parte dos
  • Las vacaciones pueden hacerte una mejor persona
  • Castigo físico y violencia
  • 8 formas en que puede decir que es el momento adecuado para dejar de fumar
  • Bobby Bowden y Charlie Weis: una historia de dos entrenadores
  • Los niños no pueden parar: ¿es real la adicción a Internet?
  • El marketing es vida y la vida es marketing