Luz de respiración: un yoga de los sentidos

Singing bowl

Toda percepción absoluta es religiosa.
Novalis

Con demasiada frecuencia nos ocupamos frenéticamente de los negocios de hoy, así como también de guiarnos por los conflictos de ayer y las preocupaciones del mañana. En la meditación, rompemos este ciclo de pensamientos y sentimientos obsesivos al liberar nuestra atención de la locura de la vida y al poner nuestra atención libre en un objeto simple de nuestra elección. La meditación a la vez profundiza nuestro reposo y nos despierta a una conciencia más vívida y amplia. El objeto de la meditación puede ser una experiencia sensible, una línea de poesía o escritura, o una imagen. La manera de trabajar con cada uno es similar. Usemos un sonido de campana como ejemplo a través del cual podemos experimentar la percepción contemplativa, una especie de yoga de los sentidos.
Siempre comienzo mi meditación sentándome de una manera que encuentro que apoya mi práctica. Cada persona descubrirá gradualmente la postura que es adecuada para ellos. Incluirá la colocación cómoda de pies y piernas, de brazos y manos. La columna vertebral está erecta, la cabeza ligeramente equilibrada; los ojos pueden estar cerrados o abiertos. Luego paso un par de minutos durante los cuales presto atención a la respiración que ayuda a resolver mi cuerpo y mi mente. Uno puede sentir gradualmente el cambio y la liberación del estrés, la calma de la mente, la relajación de las tensiones en el cuerpo. Es como si cruzáramos una puerta hacia otro espacio que apoya el desarrollo de lo que el monje trapense Thomas Merton llamó el "yo silencioso". El "yo social" está preocupado por los innumerables detalles prácticos, tristezas, alegrías y demandas de vida. El yo silencioso se vuelve hacia lo que es, en este momento, esencial y permite que el resto desaparezca.
Cuando hemos aquietado la mente (que nunca se ha logrado del todo) y despertado en nosotros mismos algo del estado de ánimo del yo silencioso, podemos tomar la experiencia sensorial como el objeto de nuestra atención. Tocamos una campana o un cuenco. El sonido de la campana suena, llamando nuestra atención. Lo escuchamos atentamente: su inicio, su arco de tono, sus variaciones sutiles y su lento final. Repita esto: toque la campana por segunda y tercera vez, y en cada ocasión preste toda su atención a la campana. Libera tu atención de las distracciones, de los gustos y disgustos, aceptando el sonido de campana por lo que es. Estás estudiando tu capacidad de atender a una impresión sensorial sin aprehensión, juicio o expectativa. Puramente y simplemente, escuchas. Cuando el sonido de la campana haya desaparecido por última vez, haga sonar la campana en su memoria. Te sorprenderá cómo exactamente puedes repetir lo que escuchaste. Repita el sonido interno lentamente hasta que se sienta lleno del sonido de la campana.
Luego, suelta el sonido de la campana por completo. Esfuérzate en ti mismo por una completa quietud y silencio. Relajarse. No trates de escuchar, ver o hacer nada. Simplemente esté presente, completamente y completamente presente. Si se distrae, regrese brevemente para hacer sonar la campana nuevamente hacia adentro desde la memoria, y luego regrese a la quietud, el silencio y la presencia. En las palabras del Tao Te Ching

Tienes paciencia para esperar
hasta que se asiente tu lodo y el agua esté clara?
Puedes permanecer inmóvil
hasta que la acción correcta surge por sí misma?

El Maestro no busca la realización.
No buscando, no esperando
ella está presente y puede dar la bienvenida a todas las cosas.
(traducción de Stephen Mitchell)

La práctica de la conciencia abierta receptiva es tan importante como la de la atención indivisa. Son como la exhalación y la inhalación, o el punto central y la amplia periferia. Después de prestar atención al objeto de meditación, aquí el sonido de la campana, coloca tu conciencia en la periferia. Hazte más tranquilo, profundiza el silencio, amplía tu conciencia …
Luego, en el lenguaje de Francisco Varela, habiendo soltado el sonido de la campana, "dejamos que venga". ¿Qué es lo que surge como el eco interior del sonido de la campana, qué sentimiento, gesto o impresión emerge de la periferia distante? haciendo su camino a la conciencia? El movimiento del sonido de campana a la conciencia silenciosa y abierta puede convertirse en un ritmo arquetípico de atención tan familiar e importante para nosotros como la meditación en la respiración. Se puede aplicar a cualquier experiencia sensorial o línea meditativa o imagen. En lugar del sonido de campana, por ejemplo, uno puede atender completamente una imagen, y luego moverse hacia la conciencia abierta y la profunda y larga quietud que sigue.
Rudolf Steiner una vez aconsejó a un estudiante de meditación que dijera: "Los momentos más importantes e importantes para nuestro desarrollo son aquellos después de la meditación, cuando dejamos que la calma absoluta entre en nuestra alma para permitir que el contenido de la meditación trabaje sobre ella. Debemos esforzarnos por extender estos momentos cada vez más, porque a través de este levantando nuestro círculo de nuestros pensamientos y sentimientos cotidianos, mediante el vaciado de nosotros mismos, nos unimos con un mundo del que proviene hacia nosotros, imágenes que podemos comparar con nada. de nuestra vida habitual ".
Habiendo tocado el misterio de la quietud, es igualmente importante volver a comprometerse con la vida y la acción. La meditación no es un escape de la vida sino una preparación para ello. Las preguntas que la vida nos plantea, las demandas que hace, el sufrimiento que presenciamos y que actuamos para aliviar, todo esto se entiende más profundamente y se actúa más hábilmente para que hayamos trabajado meditativamente. Es mucho mejor responder en lugar de reaccionar, y una respuesta profunda está enraizada en la perspectiva amplia y quieta de la periferia a partir de la intuición. Sobre la quietud como fuente, Thomas Carlyle escribió: "El silencio es el elemento en el que las cosas grandiosas se forman juntas; que al final pueden emerger llenos de forma y majestuosos, a la luz del día de la vida, que a partir de entonces deben gobernar ". (Sartor Resartus, libro III, capítulo III)
Termino mi meditación con las prácticas de gratitud y dedicación.

  • La psicología evolutiva produce hallazgos fascinantes e inesperados.
  • 10 reglas antiguas que todos debemos vivir hoy
  • ¿Mitt Romney está preocupado por mí?
  • Una breve historia de la esquizofrenia
  • Ofreciendo condolencias
  • Mujeres whiny? Los hombres enojados también exhiben un comportamiento sin facultades
  • Sentado en la silla de un acaparador
  • Castigo físico y violencia
  • Elegir a los presidentes: lo que la investigación de liderazgo nos dice
  • Por qué la capacitación en diversidad suele fallar en el lugar de trabajo
  • Por qué las personas se deprimen en Navidad
  • El Antídoto Psicológico - Parte II
  • No confíes en la Corte Suprema (dice uno de sus propios jueces)
  • ¿Quién está teniendo más sexo?
  • Explorando la Psicología de los Artistas Finos en la Era Digital
  • Estoy divorciado. ¿Ahora que?
  • Leyes de blasfemia en el siglo XXI
  • Por qué Sarah Jessica Parker está celosa de Carrie Bradshaw
  • Oficiales que rompen las reglas
  • El mito del activismo verde de los accionistas
  • ¿Qué hace a una persona emocionalmente fuerte?
  • Antibullyism and “The Coddling of the American Mind” Parte 1
  • ¿Cuál es tu estrategia antigravedad?
  • El suicidio: un signo trágico de los tiempos
  • ¿Qué es el Espíritu?
  • "Nunca dormiría con un seguidor de Trump"
  • Cariño, aplaudí las cabezas de los niños!
  • Haitianos todavía en el infierno: maldad, vudú y espiritualidad
  • ¿Un día de oración o de abnegación religiosa?
  • La cobertura de los medios puede cambiar las mentes
  • ¿Por qué Paranormalismo?
  • Castigo físico y violencia
  • Usted no puede hacer que alguien "se preocupe"
  • Mente y cuerpo interactúan en formas sorprendentes y notables
  • El abuso sexual del clero católico es un problema solucionable
  • Poste de la meta