¿Los médicos perjudican a los pacientes que informan de ECM?

Una mirada cercana a un estudio sobre las experiencias de los pacientes que revelan sus ECM.

Entre aquellos que sobreviven a un evento casi fatal, como un ataque al corazón, casi el 20% informan una experiencia cercana a la muerte (ECM). “La experiencia consiste típicamente en una realidad completamente real o hiperreal, más real que su experiencia previa o percepción de la realidad del dominio material -el mundo material que generalmente incluye sus cuerpos físicos- y / o dominios y entidades transmateriales-naturaleza increíblemente hermosa- como escenas y estructuras similares a la arquitectura, así como seres queridos fallecidos y entidades espirituales que a veces, pero usualmente no son identificables pero familiares. “A veces las personas tienen la experiencia de flotar sobre sus cuerpos mientras reciben RCP; a veces experimentan viajar a través de un túnel hacia una luz; a veces ven sus vidas destellar ante sus ojos como si estuvieran viendo una película. Y vuelven a contarnos sobre eso.

lash505/Flickr

Fuente: lash505 / Flickr

La descripción anterior de ECM se tomó de un estudio de 2014 sobre las percepciones de NDErs sobre la divulgación de sus ECM a profesionales de la salud. Los investigadores estaban preocupados sobre cómo los NDErs integran sus experiencias en sus vidas en el futuro. En particular, estaban preocupados por la reticencia de NDErs a revelar sus experiencias a proveedores de servicios de salud debido al “temor de que sus ECM serían descartadas como reales o incluso potencialmente reales y / o descartadas como experiencias sin sentido resultantes de procesos puramente fisiológicos y que ellos y / o sus experiencias serían diagnosticadas como manifestaciones de enfermedades mentales y / o satanizadas como algo malvado. “Sería una verdadera lástima si la capacidad de los NDErs para integrar estas experiencias en sus vidas se atrofiara por sus interacciones con los profesionales de la salud. Por un lado, esto corre el riesgo de socavar una gran cantidad de transformaciones positivas asociadas con las ECM. Por otro lado, plantea preguntas sobre la fidelidad a la máxima “no hacer daño”. Los NDErs, tanto como cualquier otra persona, deberían esperar recibir atención de parte de aquellos que están ayudando en profesiones.

Los investigadores recolectaron datos de 88 sujetos con respecto a 188 experiencias de divulgación de una ECM (a los sujetos se les permitió responder preguntas con respecto a hasta 3 ECM cada una). En general, encontraron que el 81% de estas revelaciones fueron percibidas por los NDErs como experiencias neutrales o positivas, y no hubo diferencias significativas entre diferentes grupos profesionales o entre diferentes períodos de tiempo en las últimas ocho décadas. Sin embargo, sí descubrieron que era más probable que los NDErs tuvieran una percepción negativa de su experiencia de revelación si ocurría antes de la ECM y si la ECM era “más profunda”, es decir, si obtenía una puntuación más alta en la Escala de ECM. Llegan a la conclusión de que una minoría notable de NDErs “se han sentido perjudicados … por la divulgación a los miembros de cada grupo profesional” y, en particular, “los presumiblemente más vulnerables de ECM” se sentían de esta manera. “[E] l mejor su narración de ECM, más percibieron a su confidente responder negativamente, descartando, patologizando y / o demonizando la ECM y / o NDEr”. Por lo tanto, piden que “la información relacionada con ECM se convierta en un parte del currículo de educación continua y preparatoria de los proveedores de servicios de salud “.

La atención médica de calidad para NDErs es un objetivo loable. Y no hay duda de que estas experiencias son profundamente significativas y transformadoras para quienes las tienen. Pero no está claro qué problema identifica el presente estudio como necesario abordar.

Los investigadores parecen eludir una importante distinción en la forma en que establecen su estudio e interpretan sus resultados. No distinguen entre dos sentidos de “real”. Una experiencia puede ser real (a) en el sentido de que realmente ocurrió o (b) en el sentido de que representa con exactitud una realidad externa. A menudo, nuestras experiencias son reales en ambos sentidos. Por ejemplo, cuando miro por la ventana de mi oficina y veo un árbol al otro lado de la calle, mi experiencia visual es real tanto en el sentido de que realmente tengo la experiencia de ver el árbol (a) y en el sentido de que mi experiencia representa con precisión realidad externa (b). En resumen, de hecho estoy viendo lo que hay allí. No todas las experiencias son así. A veces uno tiene la experiencia de ver algo que no está allí. Tal experiencia puede ser real en el primer sentido (a), pero no el segundo (b). En realidad ocurre, pero no es preciso. Piensa en los sueños y las alucinaciones. Alternativamente, uno puede recordar una experiencia pasada (por ejemplo, una vez anterior, mirar por la ventana) y, sin embargo, recordarla mal. Uno podría recordar haber visto ese árbol en el camino cubierto de nieve el pasado invierno, pero este recuerdo puede ser falso. Esta experiencia sería real en el segundo sentido (b), pero no el primero (a). En realidad nunca viste el árbol cubierto de nieve, a pesar de que realmente estaba allí en toda su gloria cubierta de nieve. La memoria falsa puede ser el resultado de una sugerente conversación con un colega que erróneamente pensó que usted estaba en el campus el día de la nevada anormal.

Esta distinción es relevante para el presente estudio debido a la repetida invocación del término “real”. Tiene un lugar destacado en la caracterización de las ECM por parte de los investigadores. Tales experiencias se definen como percepciones “completamente reales” o “hiperreales”. Pero, podemos preguntar, ¿en qué sentido del término? ¿Son representaciones especialmente vívidas en el sentido que tienen que ver con su carácter experiencial? ¿O son especialmente vívidos en el sentido que tienen que ver con su representación de una realidad externa? ¿O son ambos? De manera similar, los investigadores preguntaron a los sujetos si el profesional de la salud que divulgaron sus ECM consideraba que la ECM era al menos potencialmente real. ¿Pero en qué sentido? ¿Están preguntando si los profesionales de la salud dudaban de que estos sujetos tuvieran alguna vez las impresiones visuales, auditivas y de otro tipo que informaron tener? ¿O están preguntando si estos profesionales de la salud dudaban de si estas impresiones representaban con exactitud una realidad externa?

Esta no es una distinción inconsecuente. Una cosa es que un profesional médico le informe que está inventando una historia sobre lo que le sucedió durante un paro cardíaco, para que le digan que en realidad no tuvo la experiencia de ver algo cuando dice que lo hizo. Es algo diferente que le digan que lo que tuvo la experiencia de ver no estaba realmente allí. En el primer ejemplo, hay una negación de la experiencia subjetiva de uno; en el segundo, hay un reconocimiento de la experiencia pero una negación de su precisión. Incluso si ambas negaciones son desagradables, existe una diferencia para ellas. El primero es una negación mucho más radical de la ECM que la segunda. Ni siquiera admite que haya algo de lo que hablar o explicar. Se cierra la preocupación de los pacientes sobre lo que sucedió al no tomar en serio su cuenta de su propia vida mental. Esto no es lo mismo que tomarse en serio el informe del paciente y tratar de llegar al fondo de lo que sucedió.

Hubiera sido bueno para los investigadores distinguir entre estos sentidos de “real” e investigar qué era lo que explicaba las percepciones negativas de los NDErs sobre sus experiencias de divulgación. ¿Sintieron como si sus cuentas estuvieran siendo rechazadas de forma inmediata? ¿O sentían que se les creía por haber visto y oído cosas, pero que sus confidentes dudaban de la realidad de los contenidos de estas experiencias? Suponiendo que encontremos algunos casos en los que es el primero y otros en los que es el último, sería interesante saber si estas negaciones diferentes tienen efectos diferentes. ¿Es más probable que los NDE tengan una experiencia negativa cuando sienten que sus proveedores de atención médica ni siquiera les creen que vieron o escucharon ciertas cosas? ¿O es más nefasto negar la exactitud de lo que informaron haber visto o oído?

Desde una perspectiva clínica, sería bueno saberlo. Si un médico hace más daño al dar la impresión de que él ni siquiera cree que su paciente haya visto algo mientras estuvo en paro cardíaco, esto es algo que fácilmente puede entrenar para evitar. Él puede ser educado sobre la prevalencia de ECM, su naturaleza y contenido típico. Y él puede ser educado acerca de los efectos positivos que estas experiencias a menudo tienen y el significado profundo que a menudo tienen para quienes los experimentan. Él puede validar la experiencia simplemente llevando a su paciente a su palabra acerca de su vida mental interna. Y esto puede no requerir que él tome el paso adicional de aceptar que todo lo que el paciente reportó haber visto o escuchado con precisión representa elementos de una realidad externa. Ahora bien, puede resultar que lo que más duele a NDErs sea la negación de la precisión de los contenidos de sus experiencias. Si es así, entonces los profesionales de la salud pueden enfrentar una tarea diferente, tal vez más difícil. Puede que tengan que elegir entre tratar de explicar las ECM en términos de procesos fisiológicos o psicológicos y validar las experiencias de sus pacientes en el sentido más amplio. Esta puede ser una elección especialmente difícil dado que los profesionales de la salud generalmente están capacitados para pensar en términos fisiológicos y psicológicos. Puede equivaler a pedirles que salgan de su paradigma profesional. No está claro si esto es demasiado pedir. Mi punto presente, sin embargo, es que ni siquiera sabemos si esta es una opción que los profesionales de la salud necesitan hacer. Y esto es porque no sabemos qué está pasando realmente cuando los NDE tienen experiencias desagradables al revelar sus NDE a otros.

Related of "¿Los médicos perjudican a los pacientes que informan de ECM?"