Los humanos exageran lo positivo

El optimismo nos salva de ver el mundo con demasiada precisión.

“La humanidad no puede soportar demasiada realidad”, como lo expresó el poeta TS Eliot. Vemos el mundo a través de lentes tintados de rosa. Sin ellos, podemos meternos en problemas.

La psicología positiva, como se llama este campo reciente, sugiere muchas buenas razones para la evolución de un sesgo optimista (1).

El filtro de optimismo

El sesgo hacia el optimismo puede afectar la salud. Este fenómeno fue sugerido por el hecho de que las personas que sufren de depresión dan respuestas más precisas cuando se les pide que evalúen sus posibilidades de victoria en un juego de azar (2). En otras palabras, las personas sanas se convencen de que es más probable que ganen de lo que realmente es el caso. Evidentemente, la población sana se percibe a sí misma como ganadora.

Esta inclinación positiva se revela en muchas áreas de nuestras vidas. En el frente de las citas, la mayoría de los hombres se ven a sí mismos como físicamente atractivos. Una visita casual a cualquier reunión aleatoria de personas probablemente sea suficiente para convencer a la mayoría de las mujeres de que esto no puede ser cierto (2). Las mujeres evalúan su propio atractivo con mayor precisión, posiblemente porque los estándares de atractivo son más exigentes, y porque el nivel de atractivo físico tiene un mayor impacto en sus vidas sociales.

Otro ámbito de nuestras vidas que se ve afectado por un sesgo de positividad es la inversión empresarial y la especulación. Una vez más, encontramos que muchos hombres se consideran inversores con talento, mientras que las mujeres son más realistas, como señalé en una publicación anterior. Curiosamente, muchas mujeres están convencidas de que los hombres son mejores inversores y buscan asesores financieros masculinos.

Los datos dicen lo contrario. Entre los inversores individuales, las mujeres producen constantemente mejores rendimientos. Lo hacen evitando dos vicios clave, una asunción de riesgos excesiva y una negociación excesiva.

Gracias a la psicología positiva, nos estamos dando cuenta de que incluso si el optimismo es malo para los inversores, es bueno para la salud y la esperanza de vida (3). Este hecho sugiere posibles razones para la evolución de un sesgo optimista.

Explicación Darwiniana

El optimismo tiene algunos beneficios claros que fueron resaltados por la psicología positiva y que probablemente hayan mejorado la supervivencia y el éxito reproductivo entre nuestros antepasados.

La supervivencia se habría visto favorecida por las ventajas para la salud. Los optimistas parecen tener sistemas inmunológicos más robustos, ayudándolos a combatir infecciones y enfermedades. Esto significa que viven más tiempo y pueden invertir más en sus hijos y nietos.

Si son más saludables, pueden ser más activos socialmente y mejores formando alianzas que tendrían consecuencias beneficiosas para su éxito reproductivo y el de sus familiares.

Otra ventaja es que, además de ser más atractivas desde el punto de vista social, también pueden ser percibidas como más sexualmente atractivas, dado que estas características están correlacionadas, especialmente para los hombres cuya prominencia social es generalmente atractiva para las mujeres. Los hombres optimistas pueden ser más propensos a hacer avances románticos a socios potenciales que favorecerían el éxito reproductivo.

Hay riesgos asociados a todo tipo de asunción de riesgos, por supuesto. Aquellos que son socialmente activos se arriesgan a ofender a otros y a involucrarse en peleas que pueden llevar a una agresión física dañina y es bien sabido que los hombres se involucran en disputas más serias cuando están saliendo activamente (5).

En promedio, las mujeres son un poco más bajas en la toma de riesgos, pero esa diferencia actualmente está desapareciendo. Esto puede deberse a que su supervivencia fue más importante para la supervivencia de los niños, lo que favorece un enfoque más conservador para la toma de riesgos. De modo que un optimismo excesivo hubiera tenido costos darwinistas si promoviera una toma de riesgos excesiva.

Conclusión

Es saludable en términos de bienestar corporal y psicología si podemos levantarnos después de las muchas desilusiones y fallas que todos experimentamos. Una dosis de percepción optimista, incluida la autopercepción, puede ser lo que ordenó el médico.

Demasiada realidad puede lastimarnos. No percibimos nuestras vidas con precisión. Después de todo, evolucionamos para ser buenos sobreviviendo y reproduciendo, no para ser filósofos ontológicos.

Referencias

1 Seligman, MEP (2012). Florecer: una nueva comprensión visionaria de la felicidad y el bienestar. Nueva York: Atria Books.

2 Carson, RC, Holton, SD y Shelton, RC (2010). Realismo depresivo y depresión clínica. Behavior Research and Therapy, 49, 257-265.

3 Jackson, L. (1992). Aspecto físico y género: perspectivas sociobiológicas y socioculturales. Albany: State University of New York Press.

4 Seligman, MEP (1990). Aprendido optimismo. Nueva York: Alfred A. Knopf.

5 Barber, N. (2009). Los países con menos hombres tienen más crímenes violentos: los mercados de matrimonio y la agresión de apareamiento. Comportamiento agresivo, 35, 49-56.

  • Cómo ser más inteligente con tus objetivos SMART
  • El abuso de estimulantes
  • Ajustando tu mentalidad frente a lo desconocido
  • Gemas ocultas: mujeres veteranas en el liderazgo
  • Un popurrí de preguntas sobre la carrera
  • Un estudio halla que las personas con TDAH son más propensas a morir prematuramente
  • ¿Por qué pensaban que se llevarían bien con eso?
  • 15 razones para desconfiar de enamorarse
  • TDAH en la adolescencia: un enfoque en la impulsividad
  • ¿Estamos enviando a los estudiantes el mensaje incorrecto?
  • ¿Es la masculinidad tóxica un concepto válido?
  • Culpable, con una explicación
  • El síndrome de Ícaro: por qué los altos volantes fallan y descarrilan
  • Rebelión Puntuado
  • Balanceando el balancín de autocontrol de nuestro cerebro
  • El niño desanimado
  • Niños: ¿escalera al cielo?
  • Cómo ser más inteligente con tus objetivos SMART
  • La adolescencia y los padres como informantes valiosos
  • Al cerrar la "brecha de palabras"
  • Cerebros de adolescentes: ¿Por qué hacen lo que hacen?
  • El pensamiento artístico o la importancia de inventar el punto B
  • El abuso de estimulantes
  • 15 razones para desconfiar de enamorarse
  • Pragmática: The Ultimate Buzzkill
  • La notable señora E
  • 15 razones para desconfiar de enamorarse
  • Adicción a la Predicción
  • Cómo ser más inteligente con tus objetivos SMART
  • ¿Es hora de repensar el trastorno límite de la personalidad?
  • Rebelión Puntuado
  • 50 ideas para experimentos de cinco días
  • Por qué los adolescentes sanos mueren
  • Los hombres hacen todo lo que hacen para acostarse I
  • Seguridad en el trabajo
  • Qué hacer cuando el uso de la pantalla de su hijo está fuera de control