¿Los gatos hacen que algunas personas sean agresivas?

En general, se cree que los gatos ayudan a las personas a sobrellevar el estrés y la ira, pero un nuevo y provocativo estudio sugiere que también puede existir un vínculo entre el parásito protozoario toxoplasma gondii ( T. gondii ) y el aumento de la agresión humana. T. gondii comúnmente habita en gatos que luego pueden transmitir la infección a los humanos a través de las heces de gato. Si bien se cree que entre el 10% y el 20% de las personas también portan T. gondii , los síntomas suelen ser leves o inexistentes para la mayoría de las personas, aunque pueden ocurrir problemas graves en raras ocasiones, especialmente entre aquellos cuyo sistema inmunológico está comprometido. La preocupación por la transmisión de T. gondii a los recién nacidos, cuyo sistema inmunitario no está completamente desarrollado, es la razón por la cual a las mujeres embarazadas a menudo se les aconseja mantenerse alejadas de la arena para gatos.

El vínculo entre T. gondii y la agresión proviene de algunos estudios en animales, así como de algunos estudios en personas. Recientemente, los investigadores de la Universidad de Chicago decidieron investigar esta asociación más a fondo mediante el estudio de 358 adultos. Algunos de ellos eran sujetos de control sin antecedentes de trastornos psiquiátricos, mientras que otros tenían un historial de Trastorno explosivo intermitente (IED), una entidad poco estudiada caracterizada por personas que son propensas a la agresión impulsiva intensa y frecuente. También había un grupo de adultos que cumplían con los criterios para diferentes trastornos psiquiátricos distintos del IED. Todos estos sujetos se sometieron a análisis de sangre para ver si los investigadores podían encontrar la presencia de anticuerpos contra T. gondii, lo que sugeriría una infección baja. Los sujetos también completaron escalas de calificación sobre su nivel de agresión e impulsividad.

El estudio encontró que las personas con IED tenían más del doble de probabilidades de dar positivo para T. gondii (en 21.8%) que los controles (en 9.1%), mientras que el grupo con otros trastornos psiquiátricos estaba en el medio (16.7%). Encontraron además que se encontraron puntuaciones cuantitativamente más altas de agresión e impulsividad para sujetos que eran seropositivos para T. gondii , aunque no se encontraron diferencias relacionadas con el suicidio u otros tipos de agresión autodirigida.

Este estudio solo analizó un punto en el tiempo, por lo que la asociación que encontraron no puede interpretarse como causal. Sin embargo, los autores sí especularon acerca de cómo T. gondii podría estar relacionado con una mayor agresión. Las hipótesis incluían la posibilidad de que la infección condujera a una inflamación crónica de bajo grado en el cerebro o alteraciones en cómo se conectan regiones cerebrales particulares. Incluso existe la posibilidad, a partir de estudios en animales, de que T. gondii conduzca a un aumento en la producción de testosterona.

Debido a que las cosas siguen siendo tan especulativas, el artículo no ofrece recomendaciones sobre médicos que evalúan o tratan a T. gondii como parte de la práctica habitual, y mucho menos ofrecen consejos sobre las personas y sus gatos. Para estar seguros, la agresión y la impulsividad son cosas complicadas causadas por muchos factores diferentes. Ya sea que este sea uno de los muchos, tendrá que esperar más estudios.

@copyright por David Rettew, MD

David Rettew es autor de Temperamento infantil: Nuevo pensamiento sobre el límite entre los rasgos y la enfermedad y un psiquiatra infantil en los departamentos de psiquiatría y pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vermont.

Síguelo en @PediPsych y como PediPsych en Facebook.

Related of "¿Los gatos hacen que algunas personas sean agresivas?"