La estadística como proceso social

¿Por qué nos enojamos?

La ira (el monstruo de ojos rojos) es una emoción básica y uno de los siete pecados mortales (Lerner y Tiedens, 2006). Además de las raíces evolutivas, las normas culturales y el cultivo personal contribuyen a la tendencia de la ira (Litvak et al., 2010). Sin embargo, al final, la ira confunde más de lo que ayuda. La ira hace que las personas sean punitivas, descuidadas en sus pensamientos y ansiosas por actuar (Nussbaum, 2018).

1. El enfoque en el ager es un acto ilícito. La ira no es solo un trastorno fisiológico. Nos enojamos con alguien, por algo. La ira es básicamente un juicio de que uno ha sido ofendido u ofendido. Por esta razón, una respuesta común a la ira es “No seas tan crítico”.

2. Un deseo de castigo. La tendencia de acción de la ira es la agresión. Los seres humanos tienen un deseo general de ver castigados a los malhechores. Hay un placer en equilibrar el horrible acto que ocurrió. Nos hace sentir control en lugar de impotentes.

3. La ira es un subproducto del miedo. La ira es a menudo una consecuencia del miedo. Por ejemplo, considere las emociones mixtas en el divorcio. Las reacciones de los maridos a menudo están dominadas por la ira. Después de un divorcio, la estabilidad y la seguridad con las que contaba se desvanecieron repentinamente. Un objetivo terapéutico en estas situaciones es ayudarles a reconocer que algunas de sus emociones negativas pueden provenir de la tristeza, los sentimientos heridos y el miedo.

4. La ira enmascara el desamparo. La ira es a menudo una máscara para el desamparo y es una forma de reafirmar el control y la autoestima. Por ejemplo, un evento que causa enojo generalmente involucra a alguien que bloquea sus metas u ofende a usted o alguien cercano a usted. La ira es una forma de no estar indefenso y tiene como objetivo restaurar el control perdido, al menos una ilusión de ello.

5. Lesión de ego. La ira es a menudo sobre lesiones narcisistas (o auto-importancia). Y el pensamiento sobre el estado es lo que hace que la ira persista y se infecte. El enfoque obsesivo en el estado relativo tiene perfecto sentido para el acto de venganza. Las represalias ponen a la otra persona abajo y el yo arriba (el juego de suma cero).

6. Un impulso de culpar. Cuando estamos heridos y enojados, queremos que alguien sea culpado (o responsabilizado) por nuestro dolor. Nos sentimos superiores al culpar a los demás. A nuestro ego le agrada creer que cualquier evento malo es culpa de alguien. La ira es una distracción de la atención para resolver el problema real. La ira es fácil, pero es un trabajo difícil encontrar una solución constructiva.

7. Un sustituto para el duelo . La ira se convierte en un sustituto atractivo de la aflicción. La ira a menudo secuestra el proceso de duelo necesario. Dolor y enfrentar la vida después de una pérdida nos hace avanzar en la vida.

8. La ira es la emoción primaria de la justicia . La ira está integrada en nuestros genes para castigar al tramposo en el juego de la cooperación. Hay momentos en que es perfectamente correcto enojarse. Por ejemplo, después de ser humillado en público, de ser rechazado para una promoción que claramente se merece, o de ser acosado repetidamente, uno tiene el derecho de enojarse.

9. La ira infunde confianza y se nubla los juicios. Los tomadores de decisiones enojados típicamente procesan la información de manera distorsionada, no consideran opciones alternativas antes de actuar. La ira provoca el optimismo sobre uno mismo. Provoca un sesgo hacia ver al yo como poderoso y capaz.

10. La ira alegre. Algunas personas usan la ira y la amenaza de su ira para intimidar y manipular a los demás. La gente tiende a prestar especial atención a las caras enojadas. ¿Cómo aprendieron a hacer esto? Las emociones son hábitos, el producto de la práctica y la repetición. Es muy raro que una persona se enoje solo una vez. Se vuelven adictos a sus emociones. Aprenden a energizarse a sí mismos al enojarse. Al igual que otras sustancias adictivas, la ira puede ser gratificante en la anticipación de las recompensas, pero perjudicial a largo plazo. La prisa y el optimismo de la ira pueden llevar a las personas a tomar decisiones imprudentes en las que no toman las perspectivas de los demás.

Perdón. Hay una alternativa mejor. El manejo adecuado de la ira es la actitud de perdón. El perdón es un viaje que libera al yo de la ira y los deseos vengativos. Siempre se recomienda a la persona enojada que comience a ir más allá de la ira tan pronto como sea posible, en la dirección del objetivo a largo plazo de desarrollar la felicidad y la autoestima.

Otra estrategia es cultivar el sentido del humor saliendo del propio sentido de superioridad. Martha Nussbaum (2016) recomienda, como una forma de sobrellevar la ira extrema, que cultivemos una actitud de desapego hacia nosotros mismos para que simplemente no percibamos lo que nos sucedió como la cosa más devastadora del mundo. Como se indica en el libro antiguo, The Way of Life de Lao-Tze: Si nunca asumes importancia, nunca la pierdes.

Referencias

Lerner, JS, & Tiedens, LZ (2006). Retrato del tomador de decisiones enojado: cómo las tendencias de valoración moldean la influencia de la ira en la cognición. Diario de la toma de decisiones de comportamiento, 19, 115-137.

Litvak PM, Lerner JS, Tiedens LZ, Shonk K (2010). Combustible en el fuego: Cómo el enojo afecta el juicio y la toma de decisiones En: Potegal M, Stemmler G, Spielberger C., eds. International Handbook of Anger: Constituyentes y concomitantes procesos biológicos, psicológicos y sociales Nueva York: Springer; pp. 287–310.

Nuassbaum, Martha (2016) Ira y perdón: resentimiento, generosidad y justicia. Nueva York: Oxford University Press.

  • Lo mejor (gratis) que puedes transmitir a tus hijos
  • Música, ficción y la neurociencia del olvido activo
  • 9 maneras de fortalecer su capacidad de recuperación
  • Cómo hacerse sabio
  • Arrojando sombra en tu matrimonio
  • Cómo hacer control de daños cuando peleas frente a tu hijo
  • El miedo a ser reído podría sabotear tu vida amorosa
  • En escribir
  • El cuerpo y el trauma
  • Establecer límites con adolescentes y preadolescentes
  • Samuel Yochelson, MD murió hace 42 años
  • La intoxicación por alcohol, la violencia y el juez Kavanaugh
  • Receta para un matrimonio feliz
  • Establecer límites con adolescentes y preadolescentes
  • En escribir
  • ¿Cuál es el trato con todo este autoritarismo?
  • Cómo hacerse sabio
  • Crear una práctica de auto-estímulo para 2019
  • El cuerpo y el trauma
  • Terreno común
  • 9 razones para amar el Día de Acción de Gracias
  • ¿Puedes ser demasiado fácil para el amor?
  • Polarización: 5 maneras de mejorar las cosas
  • Esto es lo que hace que una persona sea divertida
  • Ejercer nuestra Libertad e Inteligencia: Parte 7
  • Simplemente no ha sucedido todavía?
  • A Facebook o no a Facebook: cómo la ética de la virtud podría ayudar a decidir
  • Psychological Science dice que Trump tiene cuatro años
  • Por qué la economía del comportamiento es genial, y no lo soy
  • Repensando la Jerarquía de Maslow: Implicaciones para un mundo socialmente conectado
  • Heurística positiva
  • ¿Qué hay de nuevo en el dolor?
  • Por qué puede ser el más seguro de los tiempos, y el más espantoso de los tiempos, al mismo tiempo
  • "¿Tu mascota es un psicópata?"
  • Principales estrategias de elección
  • Consejo de inversión basado en la última investigación de comportamiento