¿Las adolescentes están cayendo de "inclinarse" demasiado lejos?

"¿Que te gusta hacer para divertirte?"

A menudo planteo esta pregunta a las adolescentes demasiado programadas y estresadas que vienen a mi oficina. Algunos me miran como para decir que la última vez que hicieron algo aparentemente divertido y frívolo fue un viaje espontáneo a la pista de patinaje sobre hielo hace años. Otros pasan su tiempo libre pasando tiempo con sus amigos, y reconocen que las amistades entre adolescentes pueden pasar de ser increíblemente comprensivas y ser extremadamente estresantes, a veces simplemente dependiendo de la semana, el día o incluso el minuto.

En la edición de abril de 2013 de Town and Country Magazine, la estrella de Girls Allison Williams admite: "Presioné tanto para ser perfecta. Entre tareas y deportes y drama y ser sociable, dormí unas cuatro horas a la noche en la secundaria y la universidad. "Incluso hoy en día, acepta de buena gana que todavía es su" peor crítica ". Su reveladora visión revela lo que tantas adolescentes La experiencia aún pocos discuten abiertamente: muchos corren tan lejos, tan rápido, durante tanto tiempo que comienzan a sentir como si estuvieran en humo.

La autora de ventas de Facebook y autora de éxito Sheryl Sandberg destaca que las mujeres nunca cerrarán la brecha de logros hasta que "cierremos la brecha de la ambición". Alienta a las mujeres jóvenes a no frenar, sino a inclinarse hacia delante y "mantener el acelerador al máximo". Si bien la conversación sobre la mujer y el trabajo ciertamente ha ganado una enorme cantidad de conversación y controversia, a menudo pasamos por alto cómo todo este debate de inclinación hacia atrás / caída impacta la generación de adolescentes con talento que actualmente se sienten como si estuvieran corriendo .

El problema no es que las mujeres jóvenes carezcan de ambición, determinación o impulso. En cambio, es como si algunos de ellos se inclinaran tanto que pudieran caerse. Con tasas de aceptación de un solo dígito en algunas de las universidades más competitivas y oportunidades de trabajo de entrada aparentemente escasas en una economía difícil, puede ser fácil para las adolescentes de hoy entrar en un ciclo de logros perfeccionistas basado en una combinación de miedo y dudas. En algún momento, el mensaje de que "You Can Do It All" de alguna manera ha sido traducido por muchas adolescentes en el sentido de que necesitan mantener un estándar de "perfección sin esfuerzo", según un informe publicado por Duke Women's Initiative.

La sobreestimulación de la mensajería y las noticias abarrotadas de la tecnología y los sitios de redes sociales es un contribuyente a menudo pasado por alto en esta tendencia. Un informe de la Kaiser Family Foundation revela que los adolescentes entre las edades de ocho y 18 pasan 7:38 horas usando algún tipo de medio por día (casi 53 horas por semana) y las adolescentes envían un promedio de 4.000 mensajes de texto por mes, de acuerdo a los últimos datos de Nielsen. Puede ser agotador pensar en todas las diferentes plataformas que las chicas suelen usar para comunicarse, interactuar y socializar: pueden leer y compartir publicaciones en Facebook o Tumblr , desplazarse entre fotos y comentarios en Instagram, ver una cantidad desmesurada de videos en YouTube , y, más recientemente, enviar fotos y mensajes a través de Snapchat.

Las niñas son relacionales y es más probable que usen las redes sociales para socializar (los niños tienden a ser más propensos a usar datos para jugar). En el mundo en línea, alguien siempre está haciendo más que tú, de una mejor manera, y se ve mejor mientras lo hace. Las redes sociales pueden crear una hiperintensidad de ansiedad y expectativas, ya que las niñas a menudo pueden terminar comparando su realidad con el rol más destacado de los logros de otra persona. Un informe de 2011 de la Academia Estadounidense de Pediatría clasificó una nueva forma de depresión como "depresión de Facebook", que definió como "depresión que se desarrolla cuando los preadolescentes y adolescentes pasan mucho tiempo en los sitios de redes sociales, como Facebook, y luego comienzan a exhibir los síntomas clásicos de la depresión. "El tiempo pasado en las redes sociales puede contribuir a los sentimientos de nunca sentirse lo suficientemente bien, así como a un ciclo interminable de alimentarse de la validación externa en lugar de dar tiempo para la reflexión interna y el crecimiento y desarrollo personal. La adicción a la tecnología para adolescentes también contribuye al círculo vicioso de intentar constantemente hacer más y ser mejor y más grande que nunca, sin detenerse a reflexionar sobre los valores internos, el propósito personal y el bienestar general.

Desafortunadamente, los efectos de emprender el viaje de la vida con la intensidad de un velocista pueden ser agotadores. A medida que estos adolescentes pasan a la edad adulta, estas niñas entusiastamente ambiciosas apenas pueden tener la energía suficiente para ocupar un asiento en cualquier mesa, y mucho menos asumir los desafíos relacionados con el trabajo malabarista y los compromisos de la vida.

Si realmente queremos promover una ambición sostenible para nuestra próxima generación de mujeres líderes, debemos cambiar la conversación e incluir la importancia del bienestar general. Por ejemplo, aunque la National Sleep Foundation sugiere que los adolescentes tienen entre ocho y media y nueve y cuarto de horas de sueño por noche, más del 70% de las adolescentes admiten dormir menos de ocho horas. noche. Los efectos de la privación del sueño sobre el bienestar emocional, mental y físico están bien documentados, y muchas niñas no tienen tiempo para descansar, reflexionar y recargarse adecuadamente. La higiene del sueño es un término usado por los médicos para comunicar cómo ahora deben enseñar a las personas a dormir más, y yo diría que la higiene de las redes sociales, es decir, aprender cómo tener experiencias de medios sociales más limpias y menos abrumadoras, también es crucial para bienestar

Las adolescentes tienen el doble de índices de depresión y ansiedad que sus contrapartes masculinos, y tienen el doble de posibilidades de sufrir intimidación en línea que los niños. Muchos oficiales de asuntos estudiantiles universitarios en las mejores universidades están viendo que cada vez más mujeres universitarias están luchando con problemas de salud mental cada vez más complejos. La mezquindad que prevalece en la cultura de las adolescentes suele derivarse de una sensación interna de vacío, y sus efectos son omnipresentes. Una encuesta de 2011 de los CDC a estudiantes de noveno a duodécimo grado reveló que un tercio de las niñas admitió sentirse tan triste o sin esperanza durante dos o más semanas que dejaron de realizar algunas de sus actividades normales. Casi una quinta parte de las adolescentes admitió haber considerado seriamente suicidarse.

Los padres, educadores y niñas necesitan colaborar para crear una cultura más saludable. La socialización en línea es una parte integral de la experiencia de vida general de estas mujeres jóvenes, y tenemos que abordar activamente cómo encontrar formas positivas de interactuar e interactuar con la tecnología para crear experiencias globales más saludables. Pasar un poco más de tiempo en la pista de patinaje y un poco menos de tiempo en línea podría ser un primer paso importante. Porque una vez que esta generación de chicas adolescentes es capaz de superar activamente las expectativas externas y las presiones internas por la perfección inalcanzable, finalmente podemos trabajar para cerrar cualquier brecha, ambición o de otro tipo.

Una versión de este artículo también fue publicada en The-Broad-Side.com.

  • Entender el tratamiento de la depresión
  • Una curiosa historia de colgar
  • Tiempo brutal, humor deprimido, lo que podemos hacer al respecto
  • ¿Por qué hay mal?
  • Necesito ayuda para tratar con mi madre enojada y alcohólica
  • Extraños asesinos de juerga
  • Lento y constante gana la carrera
  • Vergüenza y amor
  • Relacionamiento epigenético: ¿La refutación del racismo biológico?
  • Cómo ayudar a un amigo deprimido (y cuándo dejar de intentarlo): parte 2
  • Poco conocido peligro de intimidación ... (Como si necesitáramos más)
  • ¿Cuándo la vida ya no es "vida"?
  • El examen de salud mental no habría salvado a Germanwings 9525
  • 7 pasos vitales para la resistencia de los veteranos
  • Guarde el apéndice! Una vista del DSM-5 desde las trincheras
  • El cerebro dividido: una hipótesis siempre cambiante
  • ¿Suicidio perfecto?
  • El año de vivir peligrosamente
  • Asesoramiento sobre infertilidad: Primeros pasos
  • El papel de la medicina funcional en la atención de la salud mental
  • Ancianos adoradores, padres resentidos
  • "Restos de una vida en papel" -Una reseña de libro
  • ¿Las madres realmente tienen tanto poder?
  • ¿Qué hace que valga la pena vivir la vida?
  • Luchando por nuestras hijas
  • Las 10 preocupaciones principales que los padres tienen para sus propios hijos (y otros)
  • Crímenes de locura
  • La oficina: el secreto de la felicidad de Michael Scott
  • Medicamentos y aumento de peso: necesitamos ayuda
  • Lo que hemos aprendido sobre el TDAH
  • ¿Pueden el Super Bowl y Barack Obama salvar vidas? El poder de la conexión social
  • El corazón enfurecido
  • Las compensaciones de la posesión de armas
  • The Rise of the Monster Parent
  • La maldición de la incertidumbre
  • Robin Williams