La privación del sueño aumenta el riesgo de diabetes

El sueño deficiente está fuertemente relacionado con un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Los dos problemas, que se conocen como epidemias gemelas, presentan graves riesgos para la salud pública en los Estados Unidos y en todo el mundo. Los problemas del sueño también están relacionados con el riesgo de obesidad, un factor de riesgo primario para la diabetes y el síndrome metabólico, una condición que a menudo precede a la diabetes.

La investigación ha indicado que la falta de sueño interrumpe el metabolismo de la glucosa, el proceso por el cual el cuerpo regula el azúcar en la sangre y lo transforma en energía. Las interrupciones en el funcionamiento saludable de la glucosa incluyen una disminución de la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa, las cuales contribuyen a niveles elevados e insanos de azúcar en la sangre que eventualmente pueden conducir a la diabetes.

Tenemos una gran cantidad de evidencia que establece esta conexión entre el sueño y la diabetes. Pero aún no comprendemos bien la mecánica detrás de esta conexión. Un nuevo estudio señala una posible vía por la cual el sueño insuficiente influye en el desarrollo de la diabetes. Investigaciones recientes han encontrado que la falta de sueño en ratones conduce a una función celular alterada en el páncreas, un órgano que desempeña un papel importante en la regulación del azúcar en la sangre. Las células endocrinas en el páncreas producen hormonas, incluida la hormona insulina, que ayudan a procesar y regular la glucosa. Lo que es más, los investigadores encontraron que la edad jugó un factor significativo. Descubrieron que los ratones más viejos experimentaron más significativamente los efectos celulares negativos de la privación del sueño en comparación con los ratones más jóvenes, cuyos sistemas fueron capaces de hacer frente de manera más efectiva al estrés celular que resultaba de la falta de sueño.

Investigadores de la Perelman School of Medicine de la Universidad de Pennsylvania examinaron los efectos de la privación del sueño sobre la función celular y el estrés celular en ratones. Centraron la atención en las células dentro del páncreas, así como observando los cambios en el metabolismo de la glucosa. El estudio también investigó la edad como un factor en la relación entre la función celular y el metabolismo de la glucosa. Los investigadores enviaron dos grupos de ratones, jóvenes y viejos, a períodos de privación de sueño aguda y crónica, y estudiaron la respuesta de las células del páncreas, incluidas las células endocrinas que participan en la regulación del azúcar en la sangre. En particular, los investigadores estaban buscando cambios en un proceso conocido como la respuesta de proteína desplegada . Esta es una respuesta protectora del cuerpo al estrés celular que ayuda a mantener una función celular saludable. Es más probable que los cambios en el nivel de actividad de la respuesta de proteína desplegada se produzcan con la edad, y están relacionados con varias enfermedades crónicas y graves relacionadas con el envejecimiento, como la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson, así como con la diabetes tipo 2.

Los investigadores descubrieron que, después de privarse del sueño, tanto los ratones jóvenes como los mayores experimentaban estrés celular y aumentaban los niveles de glucosa en sangre. Los ratones más jóvenes, sin embargo, demostraron signos de que sus cuerpos eran capaces de hacer frente a estas alteraciones con mayor eficacia que los ratones más viejos:

  • Después de períodos de privación de sueño, el grado de estrés celular fue significativamente mayor en ratones más viejos que en ratones más jóvenes.
  • Los ratones mayores mostraron niveles aumentados de una proteína que es indicativo de muerte celular después de ser privados del sueño. Los ratones más jóvenes no.
  • La privación del sueño parece aumentar el deterioro de la reacción del cuerpo al estrés celular en ratones más viejos, lo que debilita una respuesta protectora que ya es cuestionada por la edad.
  • Si bien todos los ratones experimentaron cambios negativos en el metabolismo de la glucosa después de la privación de sueño, los ratones más jóvenes parecieron resistir estos cambios mejor que los ratones más viejos. Los ratones más jóvenes mostraron un control significativamente mejor de su glucosa en sangre que los ratones más viejos. Después de la privación aguda del sueño, los ratones más viejos se volvieron hiperglucémicos y experimentaron cambios en los niveles de insulina.

Estos resultados sugieren que la falta de sueño puede provocar alteraciones en la función celular que interrumpen el metabolismo normal de la glucosa y aumentan el riesgo de diabetes. Estos resultados también indican fuertemente que la edad puede hacer que cada vez estemos menos preparados para enfrentar estos desafíos. Los cuerpos más viejos son menos hábiles para proteger las células de la disfunción, y la falta de sueño parece disminuir aún más esta capacidad. Esta última investigación se basa en una investigación anterior que demostró que la privación del sueño disminuía la efectividad de la respuesta de la proteína desplegada (esa respuesta protectora al estrés celular) en ratones mayores. Con estos últimos resultados, comenzamos a ver cómo esta consecuencia de la falta de sueño tiene un impacto en funciones específicas dentro del cuerpo.

La relación entre el sueño y la diabetes es complicada y multifacética, y existen otros caminos por los cuales los problemas del sueño aumentan el riesgo de la enfermedad, incluidos los efectos significativos del sueño deficiente en el peso. Pero esta investigación puede presentar un desarrollo significativo en nuestra comprensión de al menos una de las formas en que la privación del sueño puede influir en el desarrollo de la diabetes, y cómo este riesgo se vuelve más grave a medida que envejecemos. También es una vista llamativa e importante dentro de cómo el sueño profundo puede afectar nuestro cuerpo, colocándonos bajo estrés fisiológico de maneras que son potencialmente dañinas para nuestra salud, especialmente a medida que envejecemos.

Dulces sueños,

Michael J. Breus, PhD

El Sleep Doctor ™

www.thesleepdoctor.com

Haga clic aquí para suscribirse al boletín mensual del Dr. Breus

Related of "La privación del sueño aumenta el riesgo de diabetes"