La crisis que acecha a la vuelta de la esquina

Resistencia emocional y cómo enfrentar con éxito una situación difícil.

CC0 Creative Commons

Surf.

Fuente: CC0 Creative Commons

Todos queremos seguir en la vida, disfrutar del éxito, ser ganadores y ser apreciados por los demás. Queremos todas estas cosas en un mundo competitivo que fomente tales expectativas. – Todos somos hermosos, inteligentes y fuertes. En su mayoría, creemos que “la vida es simplemente genial”, que estamos ascendiendo en la carrera profesional, que tenemos una buena vida social y que nuestros amigos y familiares nos respetan. Hasta que … de repente sucede algo dramático. Una relación prometedora se rompe, en el trabajo no obtuvimos la nueva posición que realmente esperábamos o fuimos despedidos de un trabajo que amamos y le dimos todo a cambio. Una crisis de este tipo puede llevar a una autoimagen destrozada y hacernos pensar que “no somos tan fuertes como pensamos que éramos”.

Experimenté una crisis similar. Estaba estudiando para obtener mi doctorado en Oxford y durante tres años solo escuché los elogios por mi trabajo. De repente, recibí una crítica mordaz sobre mi investigación, y sentí que los críticos habían desgarrado toda la estructura lógica de mi trabajo. Estaba en estado de shock y sentí que me estaba desmoronando. Hasta ese momento, gran parte de mi identidad había estado ligada a mi vida profesional. Me destaqué en mis estudios y estaba en camino de obtener mi doctorado en psicología de la Universidad de Oxford. Recuerdo claramente que me sentía débil ya que mi sobreestimado sentido del orgullo propio recibió un golpe aplastante, como si el aire hubiera sido liberado de un globo. Me sentí como un buceador descendiendo a las profundidades del océano, solo para descubrir que no quedaba oxígeno en el tanque.

CC0 Creative Commons

Universidad de Oxford

Fuente: CC0 Creative Commons

A partir de esta crisis aprendí sobre la capacidad de recuperación emocional y sobre cómo enfrentar con éxito una situación difícil. No sucedió de la noche a la mañana, pero poco a poco logré volver a mí mismo. Mi esposa, mi familia y mis amigos cercanos me apoyaron con amor ilimitado. Fui a terapia, volví a los deportes y recibí el apoyo de mi supervisor que me guió en la dirección correcta. Paso a paso, aprendí a romper la crítica de mi doctorado en pequeños componentes y tareas y los resolví, uno a la vez. Más significativamente, aprendí a redefinirme a mí mismo: “Soy Yair, un individuo, me estoy enfocando en mi crecimiento personal y en las personas que me son queridas”. Es agradable cuando las personas con las que me mezclo me aplauden, pero no me definen. Las cosas funcionó bien y recibí mi doctorado en la fecha prevista que me había propuesto, pero no menos importante, recibí una lección de por vida y Me prometí a mí mismo que aprendería de eso.

Mi lección sobre el desafío de definir la propia identidad es especialmente relevante en el mundo actual de las redes sociales. Siempre le pedimos al grupo que reconozca cada una de nuestras acciones y, de hecho, nunca nos dejan solos para estar con nosotros mismos. El grupo está con nosotros todo el tiempo y nos da calificaciones para todo lo que hacemos. En esta realidad, estamos empezando a definirnos de acuerdo con el grupo al que pertenecemos, muy a menudo sin siquiera ser conscientes de esto. Estamos cediendo el control de nuestras vidas al grupo.

La vieja pregunta filosófica: “Si un árbol cae en el bosque y nadie lo oye, ¿hace un sonido?” Se puede replantear en términos contemporáneos: si compartiste un momento feliz con tus amigos en Facebook y no lo hiciste obtener suficientes Me gusta, ¿fue realmente un momento feliz? (Amichai-Hamburger, 2017). ¿Cuál es el significado de esta pregunta? Que hemos perdido la capacidad de comprender el significado de la individualidad. Junto con la pérdida de esta comprensión, también hemos perdido nuestra brújula de motivación, el motor que nos dirige en nuestras acciones y está destinado a ayudarnos a lograr la autorrealización como personas significativas. Las cosas se vuelven aún más complicadas en un mundo donde la publicidad y las relaciones públicas usan herramientas psicológicas sofisticadas para vendernos esta misma autorrealización. “Solo compre este auto y se convertirá en un individuo significativo …” Además, las principales compañías de Internet saben todo sobre nosotros y nos hemos convertido en esclavos de ellos, creyendo que realmente existe un almuerzo gratis. ¿Defino mi identidad centrándome realmente en mi ser interior o mirando hacia afuera? Estamos persiguiendo una individualidad artificial y sintetizada.

CC0 Creative Commons

Individualidad.

Fuente: CC0 Creative Commons

Para comprender esto más completamente, debemos distinguir entre motivación interna y externa. La motivación interna proviene de la persona y de las cosas que son realmente importantes para él o ella y que conducen a sentimientos internos como el disfrute o la satisfacción. Por el contrario, la motivación externa proviene de todos los factores externos, como la publicidad y las recompensas que la sociedad otorga a las personas que se comportan de acuerdo con esas normas que ha decretado como deseables. Muchos estudios en psicología han demostrado que el uso de la motivación externa puede ser muy eficaz a corto plazo, pero a largo plazo puede dañar el comportamiento que intentamos reforzar.

El experimento clásico realizado por Lepper, Greene y Nisbett prueba este punto. Examinaron cómo el comportamiento de los niños está influenciado por el tipo de motivación que los impulsa. Observaron a un grupo de niños en edad preescolar y examinaron lo que les hace poner esfuerzo en la imagen que dibujaron y por qué algunos niños ponen más esfuerzo en esta actividad que otros. Los investigadores dividieron a los niños en tres grupos:

A los niños a quienes se les dijo que recibirían un premio, y de hecho recibieron un premio de un certificado de excelencia.

Niños a los que no se les informó con anticipación sobre la posibilidad de obtener un premio, pero recibieron una sorpresa inmediatamente después de mostrar interés en el sorteo.

Niños que no recibieron ningún premio.

Dos semanas después, los investigadores evaluaron cómo el premio (esperado, no esperado y sin premio) afectó la motivación de los niños para dibujar. Le dieron a los mismos niños un pedazo de papel y rotuladores y los observaron dibujar. Descubrieron que el primer grupo que había recibido el certificado de excelencia tenía la motivación más baja, mientras que los niños que no habían recibido ningún premio tenían la mayor motivación para hacer un dibujo.

Talia Ledani

Dibujo de la infancia

Fuente: Talia Ledani

¿Qué conclusión podemos sacar de este experimento? A largo plazo, su motivación interna es más fuerte que la externa. Si alienta a los niños a, por ejemplo, tocar el piano otorgándoles un premio financiero por cada logro, serán diligentes a corto plazo, pero con el tiempo perderán interés. Sentirán que están tocando el piano para ti y para el premio, y no para ellos mismos. Muy rápidamente, llegarán a ver que es un castigo y no una actividad agradable. Como padres, es importante comprender que cuando permitimos que nuestros hijos sientan una conexión interna con lo que hacen, les permitimos que se definan a sí mismos de forma autónoma. Su afición se convertirá en parte de cómo definen su individualidad y la fuente de su fortaleza interna, ayudándoles a invertir en su desarrollo personal y a confiar en los comentarios que se dan a sí mismos. El niño, y más tarde el adulto, tendrá más capacidad de recuperación para enfrentar las crisis que están conectadas a su autoimagen.

CC0 Creative Commons

Apatía.

Fuente: CC0 Creative Commons

Entonces, la motivación interna es un factor importante en nuestras vidas y una buena forma de desarrollar esta motivación es dar un feedback apropiado. La retroalimentación debe darse lo más cerca posible del comportamiento al que se refiere, y debe ser detallada y enmarcada en términos positivos. La retroalimentación debe proporcionar herramientas para mejorar y debe explicar al alumno cómo se beneficiará de ella. Asegúrese de que sea apropiado para la madurez de la persona que lo recibe. Se debe alentar a esta persona a tomar parte activa en el proceso de retroalimentación y en la definición de los objetivos y los métodos de superación personal. Cuando los comentarios se brindan en un grupo, asegúrese de que el grupo crea una atmósfera de apoyo que le permita aprender de los comentarios. El énfasis debe estar en el autodesarrollo y no en tratar de complacer al mundo externo.

De acuerdo con la psicóloga Patricia Linville de la Universidad de Duke, las personas deben esforzarse por crear diferentes facetas en su identidad, cada una de las cuales es independiente y fuerte para que, juntas como una unidad, creen una identidad completa. Cada una de las facetas es una definición separada de identidad y la gente debería invertir en cada una individualmente para que se vuelvan verdaderamente significativas. Por ejemplo, un hombre puede definirse como un esposo, el padre de dos hijos increíbles, un maestro, un corredor de larga distancia y un voluntario en un hogar para personas con discapacidades físicas. Él necesita preservar y reforzar cada una de estas facetas de su identidad invirtiendo continuamente en cada una de ellas. Si él, un día enfrenta una crisis como el despido y el desempleo, experimentará la crisis pero logrará recuperarse relativamente rápido, gracias al hecho de que otras facetas significativas de su identidad no se vieron afectadas. Contraste esto con alguien cuya identidad está totalmente ligada a su trabajo, si pierden su trabajo, su autoestima se verá seriamente dañada.

Otro factor que contribuye a la capacidad de recuperación emocional se basa en la teoría del apego del psicólogo británico John Bowlby. Según esta teoría, los padres que le dan a su bebé una sensación de protección y también el coraje de investigar su entorno aumentan las posibilidades de que su bebé crezca y se convierta en un adulto seguro que cree en su capacidad para enfrentar el mundo, gracias a su fuerza interna Este adulto se encontrará con el mundo utilizando un enfoque activo y positivo. No todos crecimos con esos padres, pero incluso aquellos de nosotros que no lo hicieron, podemos reforzar nuestra capacidad de recuperación emocional adoptando el mismo enfoque. Primero, debemos tomar conciencia de los momentos seguros de nuestra vida agregándolos a nuestro inventario de fortaleza interna que contiene todas las experiencias de empoderamiento que hemos tenido. El inventario contendrá las primeras personas que nos apoyaron en las primeras etapas de la vida. En la mayoría de los casos, serán nuestros padres, pero también otras personas buenas que conocimos en el camino. El inventario también contendrá los desafíos previos que superamos y los lugares que nos dieron una sensación de fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida. Todo esto comprenderá nuestro inventario de autoconfianza y cuando tengamos plena conciencia de todos ellos, nos darán la energía para vivir. En la próxima etapa, esta energía nos motivará a ser activos. Recuerde, enfrentar los desafíos nos ayuda a crecer y al no enfrentarlos y preferir intentar crear un mundo protector sin obstáculos, en realidad estamos dañando nuestra capacidad de recuperación. Cuando nos enfrentamos a estos desafíos, reforzamos nuestra creencia de que somos lo suficientemente fuertes como para superarlos. Cuando llegamos a una encrucijada y enfrentamos una crisis, es una señal para nosotros de que es el momento de arrastrar todo el inventario de nuestras fortalezas internas.

Una red de apoyo es un factor importante que refuerza y ​​potencia nuestra capacidad de recuperación emocional. Puede crear su red de apoyo rodeándose de personas que lo ayudan a crecer. Necesitas personas que puedan darte amor incondicional. También necesita expertos que puedan brindarle apoyo específico en la dirección que elija, así como comentarios positivos para guiarlo. La combinación de calidez humana y experiencia en el campo del desafío que enfrenta es importante para su capacidad de avanzar y lograrlo. Manténgase alejado de las personas que hacen comentarios hirientes directos o indirectos que perjudican su capacidad para construir su propia identidad. Ser consciente de cómo cada persona con la que estás en contacto contribuye a tu capacidad de recuperación emocional es una clave importante para tu éxito.

Finalmente, hay dos actividades que recomiendo que hagas, aunque a primera vista parezcan no tener conexión con la capacidad de recuperación emocional: la de dar a los demás y los deportes. Estamos viviendo en una época en la que es menos probable que mostremos empatía con los demás. En la era digital, las personas caminan con auriculares y están hipnotizadas por sus pantallas. Entonces, no sorprende que las personas que necesitan ayuda y empatía se vuelvan transparentes. Estamos publicitando constantemente todas nuestras acciones y nos hemos vuelto más narcisistas que en el pasado. Al ceder a otra persona, nos convertimos en parte del mosaico humano multifacético y colorido, con todas sus necesidades y daños, y reforzamos nuestra capacidad de recuperación emocional. Al participar en deportes, no solo aumentamos nuestra aptitud física, sino que también creamos resiliencia emocional. Cuando nos encontramos en medio de una crisis sobre nuestra autoimagen, a menudo nos sentiremos deprimidos y aletargados. La actividad física hace que nos centremos en el aquí y ahora, en lugar de enfocarnos en el problema. Al participar en deportes, las endorfinas se liberan en el cuerpo que crean una buena sensación y plantan las semillas del optimismo en situaciones que parecen sin esperanza. Estas semillas, que luego se desarrollarán cuando te centres en todos los puntos que mencioné anteriormente, te proporcionarán una caja de herramientas para fortalecer tu capacidad de recuperación emocional.

CC0 Creative Commons

Deportes

Fuente: CC0 Creative Commons

Concluiré con una historia sobre mi hijo menor que fue aceptado en una institución muy prestigiosa que avanzaría en su carrera. Como parte de “su proceso de aprendizaje”, esta institución organizaría actividades en las que los miembros del grupo se criticarían y humillarían entre sí. Mi hijo se negó a participar en esta actividad y, como resultado, el facilitador del grupo lo eligió como chivo expiatorio y se convirtió en víctima de abuso físico y mental. Una de las consecuencias de esto, fue que su autoestima fue aplastada. Los valores en los que mi hijo había sido criado para creer fueron ridiculizados. Durante muchos años había soñado y trabajado mucho para ingresar a esta prestigiosa institución y, de la noche a la mañana, su sueño se había convertido en una pesadilla.

Había llegado el momento de aplicar todo lo que había aprendido de la gran crisis que había experimentado cuando escribía mi doctorado. Junto con mi esposa, un terapeuta clínico y un buen amigo que también es un terapeuta dinámico, trabajamos con nuestro hijo para reforzar su motivación interna. Nos enfocamos en formas que le permitieran no perder su individualidad y sus valores, a pesar del comportamiento del facilitador del grupo. Su red de amigos de larga data también le dio a nuestro hijo un gran apoyo. Fue un momento muy difícil. Al final de la historia, aunque tuvo éxito contra viento y marea y cumplió todos los requisitos, le quedó muy claro que no continuaría en esa organización. Al trabajar en la definición de su propia identidad, nuestro hijo encontró la fuerza para sobrepasar todas las dificultades que encontró. La diferencia entre la sensación de hundimiento de un buzo de aguas profundas que no tiene oxígeno en su tanque y la persona que tiene la capacidad de volar por encima de las dificultades a menudo depende de su capacidad de recuperación interna. La auto-resiliencia se construye a lo largo de la vida. Debemos esforzarnos día tras día para definir y fortalecer nuestra individualidad frente a nuestro entorno.

Todos somos bellos, listos y fuertes hasta que lleguemos a una crisis y no nos equivoquemos, sin duda los encontraremos en la vida. Construyamos nuestro ser interior para que cuando nos enfrentemos a la crisis que se avecina a la vuelta de la esquina, lo convirtamos en un desafío y tengamos un resultado exitoso.

Basado en el nuevo libro de Yair Amichai-Hamburger, Y. (2017) Internet Psychology. Nueva York: Routledge

Gracias

Me gustaría agradecer a Debbie Amichai, Chava Wilschanski, Poznansky Matan, Tal Shani-Sherman, Ilan Hasson e Ioram Melcer por su ayuda con las primeras versiones de este artículo.

Primero publica en ALAXON Israel (hebreo)

Referencias

Amichai-Hamburger, Y. (2017) Psicología de Internet. Nueva York: Routledge

Bowlby, J (1979). La formación y ruptura de vínculos afectivos. Londres: Publicaciones de Tavistock

Linville, PW (1987). La autocomplejidad como un amortiguador cognitivo contra la enfermedad y la depresión relacionadas con el estrés. Revista de Personalidad y Psicología Social, 52, 663-676.

Lepper, M., Greene, D., y Nisbett, R. (1973). Socavar el interés intrínseco de los niños con recompensas extrínsecas: una prueba de la hipótesis de la “superjusticia”. Revista de Personalidad y Psicología Social, 25, 129-137

  • Desestresarse la temporada de vacaciones
  • Five Ways Introverts puede ser molesto
  • Que la tercera fuerza esté contigo
  • Historias de aislamiento: un recluso episódico
  • Tu sentido del humor puede servir como "Radar Social"
  • Engañado por las trampas de la autoridad?
  • Perderse y los beneficios de encontrarte a ti mismo
  • Shawna Forde sentenciada a muerte
  • 5 razones por las que los desórdenes alimenticios pueden estallar en los meses de verano
  • Por qué solo tener objetivos no es suficiente
  • 11 cosas sorprendentes que las buenas amistades hacen por ti
  • Factores terapéuticos: el poder de la universalidad, la cohesión y la esperanza
  • Desterrar Winter Doldrumns
  • Detener la tele-disfunción ahora!
  • Para nuevos papás: claves para una gran experiencia
  • ¿Hay algún genio en el campo de la psicología?
  • 7 consejos de citas en línea para introvertidos
  • Regale su red
  • Ir a la universidad
  • Tratando a la persona, no a la parte
  • Siguiente en MythBusters: raza y crianza
  • Cara de la controversia
  • TDAH mata la motivación
  • Maneras fáciles de AGREGAR para organizar tu vida
  • ¿Ser obeso te hace socialmente invisible?
  • Un niño está siendo golpeado, ¿alguna vez o nunca?
  • Cómo mejorar el sonido de tu voz
  • ¿Eres tímido, introvertido, ambos o ninguno (y por qué es importante)?
  • Creatividad para los introvertidos
  • ¿Deberían los sitios de redes sociales como Facebook, Twitter y Linkedin recopilar información sobre la raza y el origen étnico de los usuarios?
  • ¿Quieres Satisfacción? ¡No use esta estrategia para establecer objetivos!
  • ¿Qué tan común es la masturbación, realmente?
  • ¿La desigualdad es un problema de persona?
  • Tweets de Cómo hacer para vivir
  • Sin vida social en la escuela secundaria: Mis amigos a tiempo parcial
  • Sentido del sentido común