La clave para la autoafirmación tranquila

Están caminando sobre ti. Tienes que decir algo, pero ¿qué?

Si vienes demasiado duro, será contraproducente. En lugar de escuchar, se enfocarán en su intimidación. Si vienes demasiado bajo, no escucharán, te jugarán como un tonto.

¿Y qué pasa si te equivocas al dejarlo sobre ti? Tal vez no deberían tener que acomodarte.

He aquí por qué es tan difícil expresar nuestras opiniones a veces. Hay tres razones distintas por las que las personas no te acomodan. Cada uno requiere una respuesta opuesta. Adivina cuál de los tres se aplica y es probable que te sientas avergonzado de ti mismo.

Las tres razones por las que las personas no te acomodan:

No pueden: deberían y deberían acomodarte pero no pueden. Simplemente no está dentro de sus capacidades.

No lo harán: podrían y deberían acomodarte pero no lo harán. Ellos son indulgentes. Es más fácil para ellos hacer que te acomodes.

No deberían: podrían complacerlo pero no deberían hacerlo. Son libres de hacer lo suyo.

Las respuestas ideales:

No puedo: si no pueden acomodarte, sé gentil. Encuéntrelos donde están.

No: si no te acomodan, sé firme. Forzarlos a ver que tienen que formarse.

No debería: si no deberían acomodarse, retroceda. Deles espacio para ser quienes son.

Tenga en cuenta que estos son opuestos. Si no pueden evitarlo, entonces entren y añádanlos. Si no lo ayudan, entonces entren en su y luchen contra ellos. Si no deberían tener que acomodarte, entonces quítate de su camino.

Un ejemplo:

Tu adolescente está haciendo horriblemente. Es su responsabilidad criarlo bien y está fallando. Será mejor que entres ahí y hagas algo. ¿Pero que?

No puede: su hijo adolescente tiene una discapacidad. No es su culpa. Él está haciendo su mayor esfuerzo. Es cruel que lo pases mal, como golpear a una persona ciega por no ver. Sé gentil.

No: su adolescente es indulgente. Él sabe perfectamente cómo debe comportarse. Él simplemente no se molestará. Prefiere imponerte una carga que asumir la responsabilidad que él es perfectamente capaz de manejar. Es una pena que seas amable con él. Estás habilitando a un pequeño estafador, lo que le permite atropellarte.

No debería: su hijo no tiene que vivir según sus estándares. Él simplemente marcha a un baterista diferente. Deja de ser un padre de helicóptero. Salga de su camino y déjelo vivir su vida.

Otro ejemplo:

En esta elección, la oposición te está volviendo loco. Te gustaría darles una idea, ¿pero qué pieza?

No se puede: no se puede esperar que estas personas voten de manera diferente. No son indulgentes; están desinformados. Nunca tuvieron la educación que tuviste. Están equivocados, pero estarías equivocado al darte duro. Eso sería tan cruel como gritarle a un niño por no saber matemáticas que nunca le enseñaron. Sé gentil.

No: estas personas saben perfectamente lo que están haciendo. Son estafadores autoindulgentes. Ser amable con ellos juega bien en sus planes. No seas un tonto. Dales el infierno que se merecen.

No debería: ¿Hola? Esto es una democracia ¿Qué te hace pensar que tienes tanta razón? Por lo que sabes, eres el obstinado que no se acomodará. Muestra algo de receptividad. Se tolerante. Deja de quejarte de que no te están acomodando.

Cuando alguien te frota por el camino equivocado, solo puedes adivinar las razones. A veces adivinas mal. Claro, puedes intentar adivinar mejor, pero nunca adivinarás a la perfección. Habrá momentos en los que eres demasiado duro o fácil con las personas.

A veces pretendemos que no se trata de conjeturas, como si existiera alguna fórmula moral simple que resuelva el acertijo. Aquí hay una solución supuestamente moral para cada una de las tres posibilidades:

No puedo: ser siempre amable y compasivo. Lleva a las personas a donde están. Perdónalos. Participar en un conflicto nunca ayuda. Lo único que puedes cambiar es tu actitud. Entonces, si alguien te está haciendo pasar un mal rato, siempre relájate y acéptalo. Pon la otra mejilla.

No: si no te defiendes, siempre serás atropellado. Ten el coraje de tus convicciones. Mantenga sus estándares altos. Siempre lucha por lo que sabes que es correcto.

No debería: vivir y dejar vivir: siempre sea tolerante con la diversidad. Usted hace lo suyo; deja que ellos hagan lo suyo. Acepta estar en desacuerdo.

Estas fórmulas son opuestas. Ninguno de ellos son soluciones universales.

Las personas que nos resultan molestas a menudo nos quieren enseñar cómo leerlas, a menudo regañándonos por no vivir de acuerdo con estas fórmulas morales supuestamente universales, cualquiera que consiga que lo deje en paz:

No puedo: "¿Por qué eres tan cruel? ¿No ves que estoy tratando tan duro como puedo?

No lo hará: "¿Cómo te atreves a acusarme de indulgencia? Deja de molestarme. Estoy cumpliendo con tus estándares. Solo tienes prejuicios contra mí.

No debería: ¿Por qué eres tan intolerante? ¿Crees que puedes controlar a todos?

Incluso hay un juego de caparazón de "no puedo-no-debo-no" que puedan jugar contigo, cambiando entre estas diferentes formas de avergonzarte, saltando a cualquier absoluto moral que te ayude a callarte en el momento.

Y este juego de shell no solo es usado por estafadores. Por ejemplo, imagine a su hijo adolescente fracasar a pesar de sus mejores esfuerzos. Él no puede soportar tu desilusión y se queja, tratando de alcanzar cualquier principio moral que te haga dejar de reprendirle para que lo haga mejor.

Por supuesto, sentirá ansiedad por adivinar mal, utilizando exactamente la estrategia incorrecta para tratar con alguien que lo molesta. Pero si mantienes la situación general en mente, sentirás menos ansiedad. Cuando te equivocas, te acercas demasiado fuerte o no lo suficientemente fuerte, no tendrás que sumergirte en la sensación de que eres inmoral. La moralidad no eliminará su conjetura de "no puede, no debe, no debería".

Así que adivina tan tranquilamente como puedas, perdona tus suposiciones equivocadas y trata de adivinar mejor en el futuro.

  • 6 signos de abuso psicológico en una relación
  • Miedo, asco y negación en el fin del mundo
  • Cuando más no es mejor ... .Es peor
  • ¿Son Happy Guys A Turn-Off?
  • Terapia práctica para la depresión
  • Notar lo inusual en la educación
  • Engañado por la mala ciencia
  • Adicción al trabajo y control
  • ¿Esto significa que ya no tengo mamá?
  • Opciones difíciles para padres de adultos con trastorno bipolar
  • Por qué las novelas sobre la oscuridad de la infertilidad están golpeando un nervio
  • Tratar a los nazis: consideraciones analíticas sobre el odio
  • Cuando el contexto es el enemigo del cambio
  • Conversaciones contigo mismo: Put-Downs o Pats en la espalda
  • Los veteranos apostando parte II
  • ¿Es hora de un nuevo paradigma de las relaciones?
  • ¡No más enuresis! Secretos de imaginación del éxito
  • La fantasía sexual como forma de juego
  • Sirenas de innovación
  • Fumar y salud mental
  • Uso de tiempos muertos: los 5 errores principales de los padres
  • Psicología de los Primeros Problemas Mundiales
  • Harvey Weinstein no es un monstruo
  • Las desordenadas realidades de la bisexualidad
  • Confianza y traición
  • ¡Este breve poema es una herramienta maravillosa para disminuir tu ansiedad!
  • Increíble gracia
  • Tres signos que su adolescente necesita terapia
  • "Buenos hombres", mentiras blancas, secretos de dinero e independencia simulada
  • ¿Puede su cuerpo expresar múltiples emociones simultáneamente?
  • Comida y estado físico: el caso para soltar el extremismo
  • El valor del soporte
  • El confesionario sexual de Hollywood
  • El problema con querer
  • Encontrar una paz más fina
  • ¿Es real la adicción al sexo?