Journal of Social Issues explora el cambio social colectivo

¿Cómo y por qué los grupos explotados deciden emprender acciones contra su opresión? Con nueve artículos de ocho países diferentes, el último volumen de la revista Journal of Social Issues, titulado "Resistiendo y enfrentando desventajas: del afrontamiento individual al cambio social", considera esta cuestión con grupos tan variados como LGBTQ, negros africanos, indios, mujeres, inmigrantes y estudiantes latinos.

JSI
Fuente: JSI

"Nuestro objetivo", escriben las editoras de edición Katherine Stroebe y Soledad de Lemus, de la Universidad de Groningen y la Universidad de Granada, respectivamente, "es analizar cómo y cuándo los miembros del grupo de bajo estatus pasan de experiencias de desventaja individual frente a colectiva a cambio social. "Una desviación de la literatura del pasado es el enfoque generalmente positivo del volumen en las respuestas a nivel individual frente a las desventajas, que tradicionalmente se han considerado políticamente neutrales si no perjudican las perspectivas de cambio social. (El cambio social aquí se define como una acción que desafía las condiciones socioestructurales existentes que mantienen las diferencias de poder entre los grupos).

"Al adoptar una perspectiva más amplia sobre el cambio social que va más allá del enfoque en la acción colectiva, el tema actual reta a los lectores a considerar lo que constituye el cambio social", escriben de Lemus y Stroebe. "Suponemos que las respuestas colectivas instigarán y las respuestas individuales inhibirán el cambio social. ¿Pero es éste realmente el caso?"

Los colaboradores discuten estos temas en los nueve ensayos que siguen.

  • Kulich et al examinan qué sucede con la preocupación de los individuos por el endogrupo cuando pasan de un entorno socialmente desfavorecido a una posición social más alta a través del logro individual. Este movimiento tiende a socavar el apoyo para el endogrupo en desventaja, no porque el individuo de alto rendimiento deje de identificarse con el endogrupo, sino más bien por una mayor identificación con el grupo de alto estatus.
  • Las mujeres profesionales de alto rendimiento a veces se distancian de otras mujeres en el trabajo, un fenómeno conocido como el efecto "Reina Abeja". Pero este distanciamiento social puede no ser específico para las mujeres. Derks et al muestran que los indostánicos de baja identidad que viven en los Países Bajos se presentan como neerlandeses más estereotípicamente cuando se les recuerda el sesgo étnico. El fenómeno de la Abeja Reina es una respuesta de movilidad individual genérica a la desventaja del grupo, compartida por otros grupos minoritarios en el trabajo, pero solo cuando estas minorías no se sienten conectadas con su grupo.
  • ¿Las respuestas individuales y colectivas a la desventaja social son mutuamente excluyentes? Becker et al investigan cómo las mujeres responden al sexismo diario. Muestran que las mujeres esperan participar tanto en estrategias individuales como colectivas en respuesta a declaraciones sexistas.
  • ¿Quién apoya la acción radical en respuesta a la desventaja social? De manera algo paradójica, Jiménez-Moya y otros muestran que aquellos que se identifican menos con el grupo desfavorecido tienden a respaldar la acción radical; los identificadores altos están más preocupados por cómo la acción radical podría dañar su identidad de grupo que los identificadores bajos. Era especialmente probable que apoyaran tal acción cuando el endogrupo dominante creía que sus ventajas eran legítimas.
  • Existe una gran cantidad de literatura dedicada a la cuestión de si el contacto intergrupal disminuye los prejuicios. Una encuesta realizada por Tausch et al. De latinos estadounidenses reveló que el contacto de amistad con los angloestadounidenses en general se asoció negativamente con el interés en la acción colectiva mediante la mejora de las actitudes de los grupos externos y la reducción de la ira intergrupal. Curiosamente, el contacto intergrupal instigó estrategias individuales (de movilidad) pero no socavaron las intenciones de cambio social.
  • ¿Las categorías sociales superiores reducen la motivación para resistir las desventajas y apoyan el cambio social entre los grupos de bajo estatus? Gorska y Bilewic muestran que el hecho de recordar la propia polacidad (una categoría superior) reduce la tendencia de la comunidad LGBTQ polaca a abrazar la acción política, a menos que los individuos experimenten sentimientos de relativa privación grupal.
  • La segregación racial fomenta la formación de actitudes intergrupales negativas. Pero eso no es todo lo que hace, como muestran Dixon et al. La segregación también inhibe la solidaridad política entre grupos históricamente desfavorecidos. Mediante una encuesta de campo realizada en relación con dos grupos desfavorecidos en la Sudáfrica posterior al apartheid, demuestran cómo el contacto positivo con residentes negros se asoció con el apoyo de los residentes indios a políticas políticas y acciones colectivas que podrían mejorar las condiciones del asentamiento.
  • En Sri Lanka, las mujeres que participaron en una intervención de microfinanzas estaban psicológicamente facultadas, tanto a nivel personal como social. Como muestra Hansen, la intervención, que incluyó entrenamiento de habilidades y micro préstamos, dio a las mujeres que participaron un mayor sentido de control personal y una red social más grande en comparación con un grupo de control.
  • Los psicólogos han postulado que la desventaja intergrupal representa una grave amenaza para el bienestar psicológico, ya que los miembros de fuera del grupo sufren de una menor autoestima y experimentan la amenaza del estereotipo. En su revisión de la literatura, Leach y Livingstone muestran que la evidencia de ese efecto psicológico perjudicial no es tan fuerte o inequívoco como se cree ampliamente. Por ejemplo, cuando los desfavorecidos respaldan los estereotipos de su grupo de bajo estatus, como verse a sí mismos como especialmente justos, dignos de confianza o comunales, esto puede ser en realidad una afirmación de su superioridad moral. En consecuencia, Leach y Livingstone proponen que se preste mayor atención al significado que los desfavorecidos otorgan a su posición, a fin de evaluar con mayor precisión diversas formas de resistencia psicológica a la desventaja intergrupal.

En su ensayo final, Stroebe, Wang y Wright señalan que en la última década los psicólogos sociales han estudiado en gran medida el cambio social desde una perspectiva intergrupal. Gran parte de este trabajo se ha centrado en la acción colectiva de los miembros del grupo desfavorecidos para mejorar su posición, por ejemplo, participando en manifestaciones, firmando peticiones, etc. Se ha prestado menos atención, dicen, a posibles vías de cambio social que son más silenciosas, menos explícitamente colectivas o políticas. Sin embargo, el avance individual puede representar un cambio social significativo. Por ejemplo, las mujeres rutinariamente mentor mujeres más jóvenes. ¿Es necesario que ocurra un cambio social para que las personas estén motivadas por un deseo de mejorar las condiciones de su grupo como un todo? ¿O pueden las acciones individuales también ser una clave para el cambio social?

Finalmente, dicen Stroebe y otros, este volumen cuestiona qué constituye un cambio social, un concepto que aún no está bien definido en el campo. "Necesitamos una comprensión más profunda de lo que constituye la resistencia y, en última instancia, el cambio social", concluyen.

Related of "Journal of Social Issues explora el cambio social colectivo"