Heurística: medio cocido al horno

Existe un debate en curso (de los tipos) sobre la flexibilidad de los heurísticos (esos atajos conductuales conscientes e inconscientes en los que habitualmente confiamos para pasar a través de nuestra vida cotidiana, que incluyen cosas como el sesgo futuro y las pruebas sociales). Este debate (o en este caso particular una discusión bastante amistosa) fue evidente en un segmento reciente del Programa Hoy de la BBC Radio 4. En este segmento, David Halpern (Director del equipo de Behavioral Insights del gobierno del Reino Unido) y el psicólogo alemán Gerd Gigerenzer debatieron sobre su particular punto de vista sobre la heurística. David Halpern promueve el uso de empujones (entre otras cosas) como un reconocimiento del hecho de que nuestra heurística está bastante "cocida" y a menudo nos lleva a tomar decisiones que son malas para nuestra salud y felicidad a largo plazo. Los Nudges (que pueden implicar el restablecimiento de posiciones predeterminadas en cosas como los registros de donantes de órganos o el uso de normas sociales para alentarnos a pagar nuestros impuestos a tiempo o reducir nuestro consumo de energía en el hogar) dependen de que los gobiernos tomen medidas (suavemente) paternalistas para nos ayuda a abordar nuestros fallos heurísticos. Gerd Gigerenzer argumenta que la heurística del comportamiento pernicioso puede evitarse de manera efectiva a través de la educación conductual. Gigerenzer afirma que los humanos no son esclavos de la heurística y que pueden llegar a ser más conocedores de la conducta. Las posibles ventajas de la educación conductual sobre un empujón son que busca capacitar al individuo para controlar su propia conducta y promete el beneficio de formas mucho más sostenibles de cambios de comportamiento que los empujones.

Estas discusiones hablan directamente de nuestra propia investigación en curso sobre los impactos emergentes de las ciencias del comportamiento en las políticas en todo el mundo. Nuestro trabajo es comprensivo con los objetivos del empujón, pero se basa en la creencia de que los humanos pueden volverse más habilitados para el comportamiento. En realidad, es nuestra opinión que la tensión aparente entre el empujón y la educación conductual tiende a ser exagerada. En términos de neurociencia, parece haber algo de consenso en que tanto la heurística como formas más deliberativas de comportamiento son parte de un ciclo cognitivo que es una parte necesaria de nuestra vida diaria. Para decirlo de otra manera, sería desastroso desactivar nuestra heurística, incluso si pudiéramos. En términos de política, los empujones a menudo implican la fusión creativa de pautas inconscientes (que apuntan a nuestra heurística) con comentarios que alientan formas más deliberativas de reflexión y empoderamiento conductual.

Tal vez sea mejor pensar en la heurística del comportamiento como medio cocida. Esta descripción semielaborada de la heurística refleja la necesidad de una toma de decisiones rápida y automática; reconoce que podemos mejorar en la regulación de nuestros impulsos heurísticos; pero también reconoce que, si bien esperamos que los efectos lentos de la educación conductual se activen, esos empujones pueden ofrecer una importante tecnología de puente.

Ya hay una serie de iniciativas que reflejan esta comprensión de la heurística. La idea emergente de un auto-empujón, por ejemplo, reconoce que podemos aprender a controlar nuestros impulsos, pero también reconoce que podemos necesitar establecer algunos apoyos conductuales en nuestra vida cotidiana. Nuestra propia investigación sobre los vínculos entre la capacitación de Mindfulness y la educación para el cambio de comportamiento se basa en la suposición de que la heurística es inevitable, pero que podemos mejorar nuestra comprensión de sus impactos en nuestras acciones y desarrollar cierta medida de control sobre ellas.

Ya sea al horno, flexible o a medio hacer, como científicos sociales, es reconfortante ver debates tan matizados sobre la heurística en los círculos políticos.

  • Lo que elegimos creer - El poder de la creencia
  • Por qué no puede comer (o no puede dejar de comer) después de una ruptura
  • ¿Controlamos nuestros propios hábitos de compra?
  • Qué hacer cuando su hijo adolescente ha pasado más de treinta días sin hablarle
  • ¿Por qué tu lista de verificación no te ayudará a encontrar el amor?
  • Tecnología: mala toma de decisiones 2.0
  • Castigo físico y violencia
  • Haga las paces con su mente: una conversación con Mark Coleman
  • Las ondas alfa cerebrales aumentan la creatividad y reducen la depresión
  • El regalo más romántico de San Valentín
  • Los reclusos aprenden a entender y controlar la ira a través del arte
  • De distraído a decidido
  • 6 ventajas de un espacio ordenado
  • Lista de verificación de medicamentos para los monos de lista de verificación
  • Cómo el sueño puede ayudar a su equipo a tomar mejores decisiones
  • 12 maneras en que los movimientos oculares revelan tus secretos
  • Diferentes puntos de vista sobre cómo hacer que los zoológicos sean más amigables con los residentes
  • ¿Es adictivo navegar en Internet?
  • Poniendo Antic en anticipación
  • 10 debe hacer cuando: dar a luz a los azules
  • ¿Tu terapeuta puede ser tu amigo?
  • Las mujeres no confían en sí mismas ni en el mundo, vamos a cambiar eso
  • Ejercer nuestra Libertad e Inteligencia: Parte 7
  • Debemos cambiar el lenguaje adverso del divorcio
  • Padres y maestros: 6 maneras de inspirar al cerebro adolescente
  • Hijos y relaciones
  • Alternativas efectivas al castigo físico: la visión desde el psicoanálisis y el desarrollo del niño y del niño
  • ¿El Internet nos hace más tontos?
  • Qué 50 sombras de gris nos hablan de las mujeres
  • ¿Cómo se ve una relación saludable?
  • ¿Están nuestros líderes usando solo la mitad de sus cerebros?
  • Elección y bienestar
  • Belén: un viaje subjetivo
  • Debate sobre las pautas de tratamiento de TEPT
  • Odio en casa
  • Arrogancia e ignorancia