Firebird Redux

Flickr/Creative Commons, Sprouse
Fuente: Flickr / Creative Commons, Sprouse

Recientemente vi una producción de The Firebird, de una compañía de ballet sudafricana, que ofrece una perspectiva ligeramente diferente sobre el renacimiento de Firebird después de ser derrotado por las fuerzas del mal. El director, Janni Younge, no acepta las fuerzas internas del bien y el mal, cuando una fuerza supera a la otra. Más bien, ella ofrece una perspectiva nueva y más profunda. Como dijo Jung, "los mayores y más importantes problemas de la vida … nunca pueden ser resueltos, sino superados … en un nuevo nivel de conciencia".

La atención se centra en una joven que emprende un viaje para encontrar su lugar en el mundo. El rito de pasaje la lleva en diferentes direcciones, ya que está inspirada por su visión de la perfección social y está enojada con las injusticias de la sociedad. Se debate entre una frágil sensación de confianza y una duda que la devora, obligándola a mirar más profundamente. A medida que construye su sentido del yo dentro de su contexto social, se enfrenta a este conflicto interno, que debe reconciliar para encontrar su verdadero poder equilibrado para emerger.

Con solo su intuición para equilibrar las fuerzas opuestas de las fuerzas creativas y destructivas en juego, su yo creativo, con su impulso inspirado para generar, toma vuelo. Esta es su pasión que manifiesta nuevas visiones de la realidad. Pero su duda destructiva rompe sus visiones, quema todo a su paso, reduciendo sus visiones a cenizas. Un renacimiento surge de las cenizas de Firebird, con una unificación de dinámicas previamente opuestas. Esta dinámica tiene implicaciones tanto para su crecimiento personal como para el crecimiento de la sociedad sudafricana, donde el milagro de la democracia se ha visto frustrado por las tensiones raciales, una vez imaginadas, perdidas para siempre.

En mi camino a casa, mi mente se centró en cómo o si nuestra sociedad alguna vez superará las injusticias sociales que no solo impiden la participación democrática, sino que también evitan un camino hacia la igualdad económica para quienes viven en barrios desfavorecidos.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la desigualdad económica puede desencadenar una salud mental deficiente, pero también la mala salud mental puede conducir a la desigualdad. La autora del informe, Lynne Friedli, afirma que la salud mental es "absolutamente fundamental" para el funcionamiento de las sociedades en su conjunto, lo que contribuye a la injusticia social, y que ninguna cantidad de Terapia Cognitivo-Conductual puede abordar la desigualdad social.

Volviendo a nuestra tesis de Firebird, la desigualdad financiera puede ser reconocida como una fuerza destructiva para aquellos que viven en barrios desfavorecidos y la principal causa de mala salud mental. Sin embargo, la resiliencia social está impregnada en el espíritu humano y genera una visión de una mejor salud mental y un camino para la igualdad económica.

Lo que falta es una forma de empoderar a las personas que viven en barrios desfavorecidos para que reconozcan su propio valor y enfrenten las injusticias sociales, culturales y económicas impuestas por los intereses sociales dominantes. Esto tomará más que protestas pacíficas. Exigirá un movimiento de individuos de ideas afines que se unan, formando una voz grupal y estableciendo una agenda para enfrentar y negociar con nuestros políticos, la policía y la judicatura.

Un resultado positivo no será en el nivel de suma cero, que solo perpetúa el enfrentamiento actual. Una resolución ganadora subirá a un nuevo nivel de conciencia social basado en los valores democráticos, los derechos individuales y las libertades que nos hacen ser lo que somos y lo que celebramos como nación.

En cuanto a aquellos de nosotros que no vivimos en barrios desfavorecidos, sin hacer nada y cumpliendo pasivamente con las fuerzas destructivas en juego, somos y siempre seremos cómplices en destruir la visión de una nación más unificada y sabotear nuestros valores profesos, no solo aquí en casa, pero en todo el mundo.

*

Este blog fue coeditado con PsychResilience.com

Related of "Firebird Redux"