¿Estás levantando un sofá de patata?

Couch potato

¿Alguna vez se ha preguntado por qué algunos niños no se sienten motivados, por qué preferirían quedarse dormidos frente al televisor en lugar de trabajar para lograr un objetivo personal? Por supuesto, la respuesta es complicada. Pero la investigación sobre el desarrollo de iniciativas nos ayuda a comprender fragmentos del misterio.

Mi hija no fue una persona emprendedora de manera natural. De hecho, al igual que muchos niños, le gustaba salir a pasear en el sofá, ver televisión y jugar videojuegos durante horas. Las expectativas en la escuela, las pruebas y las camarillas sociales crearon una gran sensación de ansiedad que pareció afectar su motivación. Cuando pudo, ser un teleadicto brindó un escape de las muchas presiones de crecer. Pero había un lugar que hizo que mi hija se sintiera cómoda y poderosa: la pista de hielo. Con los años, la sacó del sofá y la motivó a centrarse en los objetivos que quería lograr.

Desde el momento en que mi hija recogió patines a la edad de 7 años, el patinaje artístico se convirtió en una pasión y la pista de hielo un lugar de aprendizaje. Años más tarde, cuando ingresó a la facultad de derecho, escribió lo siguiente en su ensayo de solicitud: "No me di cuenta entonces, como lo hago ahora, que el patinaje moldearía mis valores y actitudes hacia el aprendizaje, el trabajo y el juego. Cada nuevo salto o giro implicaba práctica, disciplina, riesgo, paciencia y el conocimiento que podía levantar cuando me caía. Experimenté la determinación, la autoresponsabilidad y los altos estándares de responsabilidad que un patinador necesita para tener éxito tanto dentro como fuera del hielo. Aprendí que si no te mantienes en un alto nivel, nadie más lo hará. El rigor y la autonomía del patinaje artístico me dieron una ventaja extra en la vida ".

El poder de la iniciativa

Lo que mi hija ganó a través de su tiempo extracurricular en la pista de hielo fue una iniciativa. La iniciativa es la capacidad de estar motivado desde adentro para dirigir la atención, el esfuerzo y la acción hacia un objetivo desafiante en el tiempo. Es una habilidad que se desarrolla en la preadolescencia y juega un papel importante a medida que los adolescentes luchan por lograr su propia identidad y ganar independencia.

La iniciativa no solo impulsa a los niños a lograr objetivos, sino que también les ayuda a cambiar de dirección y perseverar en tiempos difíciles. Les permite ver las posibilidades y proporciona un mapa de ruta interno que ayuda a los niños a navegar desde donde están hasta donde quieren estar. Es una fuerza proactiva, en lugar de reactiva, en la vida, una energía que obliga a los niños a decir "Creo que puedo".

Los niños que no adquieren la iniciativa corren el riesgo de convertirse en teleadictos temidos. La baja motivación a menudo se relaciona con trastornos del comportamiento, bajo rendimiento, consumo de alcohol y desdicha general. Los niños que carecen de iniciativa también pueden volverse intolerantes con los demás e impactar negativamente a sus familias.

Recompensas externas versus internas

Muchas de las actividades en las que los niños participan de forma natural tienen recompensas externas. Si a Johnny le va bien en el aula, obtiene buenas calificaciones en su boleta de calificaciones. Si el equipo de fútbol de Susie gana el torneo, se lleva a casa un trofeo. Hoy en día, probablemente obtendrá un trofeo incluso si su equipo termina el último. Si el proyecto de ciencia de Bobby es un éxito en la feria de ciencias, recibirá un premio. Y en la casa de Cindy, cuando termina su tarea, es recompensada con una hora de televisión.

Aunque este tipo de actividades y recompensas pueden valer la pena, no crean iniciativa. Sabemos que cuando se eliminan las recompensas externas, muchos niños se desmotivan para lograrlo. También les resulta más fácil culpar a los demás por su falta de éxito. ¿Por qué? Porque sus actividades carecen de recompensa interna.

Las recompensas que se experimentan internamente incluyen sentimientos como la autonomía, la creatividad, la dignidad y un deseo innato de determinar nuestro propio futuro. Dos puntos de vista positivos que resultan de las recompensas internas son que tendemos a asumir la responsabilidad individual de construir la vida que queremos, y que utilizamos la creatividad para transformar las adversidades de la vida. Cuando las recompensas internas se cultivan en los jóvenes, se convierten en las raíces que permiten el crecimiento y el desarrollo a lo largo de la vida.

Las actividades extraescolares nutren las semillas de la iniciativa

La investigación reciente muestra que las competencias, como la iniciativa, se desarrollan y fomentan a través de tipos específicos de experiencias infantiles, ¡y la mayoría de estas experiencias ocurren fuera de la escuela!

La disciplina y la práctica de un deporte exigente o una actividad después de la escuela, de acuerdo con la investigación, es un tipo de experiencia de vida que nutre las semillas de la iniciativa en los jóvenes. Las reflexiones de mi hija sobre lo que aprendió de patinaje sobre hielo son solo un ejemplo de una actividad extracurricular que enseñaba iniciativa y autoresponsabilidad a través del poder de las recompensas internas.

Los investigadores coinciden en que la infancia y la adolescencia es un momento vital para la formación de iniciativas. Cuando los padres, educadores y otros adultos reconocen los elementos de las actividades que fomentan el desarrollo de la iniciativa, los niños se mueven de los sofás y se alejan de las pantallas de las computadoras. Descubren la energía dentro de sí mismos que puede ser aprovechada para lograr sus objetivos.

3 elementos de una actividad de construcción de iniciativas

¿Qué hace que una actividad tenga una recompensa interna con un impacto duradero? Los investigadores han identificado tres componentes importantes:

  1. Los niños deben elegir la actividad por sí mismos . Elegir sus propias actividades honra el deseo del niño de determinar su futuro. Les da autonomía y satisfacción interna. Los ejemplos incluyen programas de música, aprendizaje de servicio, deportes y una miríada de otras actividades después de la escuela.
  2. La actividad debe tener lugar en un entorno que contenga reglas, desafíos y complejidades inherentes al mundo real. Por ejemplo, el patinaje sobre hielo implica ciertas rutinas y formas de moverse, actuar frente a jueces que no son sus padres y aprender a enfrentar desafíos físicos, emocionales e interpersonales con compañeros de patinaje y compañeros de equipo.
  3. La actividad debe mantenerse durante un período de tiempo. En lugar de hacer muchas actividades, es mejor enfocarse en unos pocos por períodos de tiempo más largos. Por ejemplo, cuando los niños eligen una actividad, anímelos a aceptar participar durante al menos un año. Después de eso, si quieren abandonar, han tenido la experiencia de perseverar en algunos desafíos antes de decidirse a probar otra cosa. La perseverancia refuerza la iniciativa y les brinda a los niños la capacidad de recuperarse cuando se enfrentan a obstáculos futuros.

Referencias

Adlai-Gail, WS (1994). Explorando la personalidad autotélica. Disertación, Universidad de Chicago.

Bandura, A. (2001). Teoría cognitiva social: una perspectiva de agente. Revisión anual de psicología, 52, 1-26.

Csikszentmihalyi, M. (1997). Flujo de búsqueda: la psicología del compromiso con la vida cotidiana (1ª ed.). Nueva York: Libros Básicos.

Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional. Nueva York: Bantam Books.

Hekmer, JM (1996). Explorando el desarrollo óptimo de la personalidad: un estudio longitudinal de adolescentes. Disertación, Universidad de Chicago.

Larson, RW (2000). Hacia una psicología del desarrollo positivo de la juventud. American Psychologist, 55 (1), 170-183.

Autor

Marilyn Price-Mitchell, PhD, es una psicóloga e investigadora del desarrollo que trabaja en la intersección del desarrollo y la educación de los jóvenes. Sigue el trabajo de Marilyn en Roots of Action, Twitter o Facebook.

© 2015 Marilyn Price-Mitchell. Todos los derechos reservados. Por favor, póngase en contacto con respecto a los permisos de reimpresión.

Crédito de la foto: Kasia Bialasiewicz

  • Viviendo una Vida Significativa
  • ¿Puede el voto hacerte más resistente?
  • La emoción compleja del coraje: ¿realmente lo entiendes?
  • Poder de las mascotas que cambia la vida
  • Career Limbo: Por qué la gente inteligente se atasca
  • A veces Decency and Grit Win
  • Tres formas de potenciar tu juego de habilidades
  • Admitir la debilidad es el verdadero camino hacia la fortaleza
  • Una forma sorprendente de lidiar con el estrés
  • La masacre de Las Vegas
  • Lecciones de vida de José Antonio Vargas, estadounidense indocumentado
  • Un lanzador para las personas
  • Buenas apariencias y éxito ejecutivo
  • La autodestrucción y la futilidad del odio sesgado
  • 7 modos de pensar que socavan tu fortaleza mental y tu resistencia
  • La espada de doble filo del autocontrol
  • Reestableciendo su punto fijo de felicidad: Parte 1
  • 10 razones por las cuales los adolescentes estadounidenses están más ansiosos que nunca
  • Lecciones de liderazgo de los Navy Seals
  • Cuando has sido humillado o herido por alguien de confianza
  • ¿Cómo se regulan las emociones bajo estrés?
  • Escucha a tu corazón
  • Cura tu cerebro: Introducción a la nueva neuropsiquiatría
  • Viendo la Vida Desdoblada
  • Golosinas de Halloween enseñan a los niños a comer en exceso
  • Compartiendo gracias con la familia, sin embargo los definimos
  • Conflicto y paz: lecciones de la infancia
  • Arteterapia y miedo: reconocer el pavor
  • ¿Está obteniendo un divorcio y pensando en anidar?
  • Las manos de mi abuela
  • Donde la educación estadounidense salió mal
  • ¿Qué es lo que realmente hace feliz a la gente?
  • Elizabeth Edwards: Canción y dolores
  • Jóvenes cuidadores
  • ¿Por qué el autocuidado de los padres es tan importante?
  • Todos los sentimientos: la diversidad emocional vinculada a la salud