Diane busca la positividad: la respuesta de Diane

¿Cómo se vería la enseñanza como un proceso de creación de ideas?

He estado pensando en esto durante el año pasado, desde que recibí un correo electrónico de Steffan Elis el 31 de julio de 2014:

"Muchas gracias por tu libro [Ver lo que otros no] que acabo de leer. Realmente me abrió los ojos al mundo de las ideas y proporcionó algo de pensamiento concreto a algo que parece que sucede por casualidad o involuntariamente.

Soy docente y, con un poco de suerte, la conciencia de cómo la gente adquiere conocimientos significa que puedo incorporar estos principios en mi enseñanza diaria para ayudar a los niños a obtener ideas y establecer conexiones / buscar contradicciones en su aprendizaje. Además, al pensar en mi papel como líder en la escuela, me ayudará a desarrollar el personal con el que trabajo para convertirme en mejores maestros. Lectura de verano muy útil ".

Los comentarios de Steffan me hicieron especular sobre el vínculo entre las ideas y la educación.

Algunas actividades de la clase, como ejercicios de vocabulario y aritmética, por ejemplo, la memorización de tablas de multiplicar, no tienen nada que ver con las ideas. No descarto las tablas de multiplicar; este tipo de operaciones deben convertirse en automáticas. Pero la tarea de memorización es diferente al proceso de descubrimiento.

Por el contrario, enfoques como el Aprendizaje Basado en Problemas y el programa Deweyan de educación experiencial parecen una plataforma para la comprensión. Décadas atrás, Lauren Resnick y Robert Glaser, en el Centro de Investigación y Desarrollo de Aprendizaje de la Universidad de Pittsburgh, examinaron el proceso de descubrimiento necesario para aprender temas como la aritmética. La educación científica ha considerado durante mucho tiempo conceptos como la reestructuración y el ajuste que tienen su origen en la descripción de la adaptación de Jean Piaget, así como las ideas de Karl Popper sobre el falibilismo.

Además, los métodos de aula como el uso de barras de cocina para ayudar a los estudiantes jóvenes a tener una idea de las operaciones aritméticas básicas, pueden ser un trampolín para descubrir y comprender.

Los instructores de aula han recurrido durante mucho tiempo a las técnicas para fomentar los conocimientos, incluso si no siempre utilizan esa terminología. Aquí hay un ejemplo bien conocido. Deborah Ball, actualmente decana de la Facultad de Educación de la Universidad de Michigan, enseñaba una clase de matemáticas de 3er grado. Uno de los estudiantes, Sean, explicó que "6" era un número par y un número impar. En lugar de corregir a Sean, Ball tomó su afirmación con seriedad y respeto, y le pidió que explicara su comentario. Sean dijo que seis estaban hechas de tres pares de dos. Por lo tanto, contenía un elemento de dos, lo que lo convierte en un número par, y un elemento de tres, lo que lo convierte en un número impar. El comentario de Sean fue una buena señal de que un estudiante comprometido estaba explorando una posible inconsistencia. Ball abrió una discusión en clase sobre lo que significa ser un número par, y la clase generó una definición de un número impar: queda uno si está agrupado de a dos. Incluso Sean aceptó esa definición. La clase apoyó a Sean al crear una nueva categoría, llamada "números de Sean", para casos como el seis y el diez que tenían un número impar de agrupaciones de dos. El ejemplo muestra cómo un profesor y una clase pueden diagnosticar una idea defectuosa y llegar a un modelo mental más rico. Ball ha pasado a crear una prueba para los maestros, para ayudarlos a diagnosticar las creencias erróneas de los estudiantes que dan respuestas incorrectas.

En este ensayo, quiero explorar maneras de utilizar hallazgos recientes sobre la naturaleza de la visión para articular algunos principios útiles para el aula.

Antes de comenzar, repasemos algunas de las cosas que hemos aprendido sobre las ideas. Defino las ideas como cambios inesperados en la forma en que entendemos las cosas. Nuestra comprensión se basa en nuestras creencias, y nuestras creencias se combinan para formar un modelo mental de cómo funcionan las cosas. Las ideas cambian ese modelo mental, ya sea al agregar creencias nuevas e importantes a la mezcla, o al hacer que descartemos creencias que son erróneas o engañosas. Entonces, cuando tenemos una idea, cambia la forma en que entendemos. La idea también puede cambiar nuestras ideas sobre qué acciones podemos tomar, las señales que deberíamos notar, los objetivos que perseguimos y los sentimientos que tenemos.

Además, parece haber tres vías diferentes para obtener información: conectando nueva información a nuestro modelo mental, tomando en serio los datos contradictorios en lugar de descartarlos, y encontrando puntos de influencia y suposiciones que se interponen en nuestro camino.

También quiero mencionar algo del trabajo que hice con mi colega Holly Baxter sobre Teoría de la Transformación Cognitiva, que afirma que nuestro pensamiento puede estancarse porque dependemos de modelos mentales que funcionan la mayor parte del tiempo, y protegemos estos modelos mentales explicando las anomalías e inconsistencias. En lugar de evolucionar nuestros modelos mentales, nos aferramos a ellos. A medida que ganamos experiencia, nuestros modelos mentales se vuelven más sofisticados y también más impermeables al cambio. Con demasiada frecuencia tratamos la educación como el proceso de llenar un almacén con más y más información, mientras que también necesitamos actualizar nuestras creencias, eliminando suposiciones erróneas. El problema no son las lagunas en nuestro conocimiento, sino los defectos en las creencias de las que dependemos. Mejorar la calidad de nuestros modelos mentales depende en parte de lo que aprendemos, pero también de lo que desaprendemos.

Ahora podemos esbozar algunas ideas sobre Insight-Centered Instruction.

1. Diagnosis. Enseñar no es solo agregar más y más conocimiento a lo que los estudiantes ya saben. Es probable que los primeros modelos mentales tengan errores: para contener defectos. Entonces los maestros necesitan ayudar a los jóvenes a restar y revisar sus creencias existentes. Y eso significa tener curiosidad acerca de por qué los estudiantes obtienen las respuestas incorrectas. Las respuestas incorrectas revelan creencias erróneas y son una oportunidad para diagnosticar problemas. El ejemplo de Sean anterior muestra cómo un maestro puede usar una respuesta incorrecta, que el seis es impar y par, para profundizar la comprensión del alumno y de la clase. Insight-Centered Instruction está menos obsesionada con lograr que los estudiantes pronuncien las respuestas correctas, y con más pacientes con respuestas incorrectas, más curiosos sobre el razonamiento detrás de ellos, y más respetuosos con el estudiante que los atrapa.

2, desaprender. Los docentes pueden ayudar a los alumnos a desaprender las creencias erróneas de varias maneras. En el ejemplo de Sean, la maestra no intentó corregir a Sean, sino que simplemente invitó a la clase a responder. Como resultado, Sean abandonó un modelo mental defectuoso de números impares y pares, y otros estudiantes también pudieron haber corregido sus creencias. Mientras Sean, y tal vez otros, mantuvieran creencias erróneas, tendrían problemas para progresar. Otra estrategia es que el maestro cree un conflicto cognitivo presentando información que no confirme, permitiendo que los estudiantes luchen por resolver las inconsistencias, perdiendo la fe en la creencia defectuosa mientras luchan. Los profesores pueden identificar o sugerir creencias alternativas, por lo que es menos aterrador abandonar una idea equivocada. Los profesores pueden usar análogos; un estudio de educación en ciencias abordó la noción contraria a la intuición de que una mesa ejerce una fuerza ascendente sobre un libro que descansa sobre él. Los maestros colocaron un libro sobre las palmas extendidas de los estudiantes, para que los estudiantes sintieran que estaban presionando hacia arriba, como un comienzo para pensar en la mesa de madera. Los maestros equilibraban libros sobre resortes y tablones de madera, por lo que la idea de una mesa que ejerciera una fuerza ascendente se volvió menos extraña.

3. Comentarios. La noción de retroalimentación no es en sí misma particularmente novedosa en el campo de la instrucción. Sin embargo, la retroalimentación no es muy útil si el alumno no la entiende o no capta su conexión con las acciones que acaba de tomar, por lo que los instructores tendrán la tentación de explicar las implicaciones. Pero algunas investigaciones sugieren que hacer que el maestro proporcione los comentarios puede ser contraproducente. Puede acelerar el proceso de aprendizaje pero ralentizar el proceso de transferencia. Los estudiantes pueden volverse dependientes de recibir y digerir los comentarios, en lugar de desarrollar habilidades para encontrar e interpretar los comentarios por sí mismos. Esta es una de las razones dadas para el aprendizaje experimental en el cual los estudiantes adquieren y dan sentido a sus propios comentarios. En el ejemplo de Sean, si la maestra simplemente había corregido a Sean, ella habría dejado intactas sus creencias erróneas.

4. Escudos de conocimiento. Estos plantean una dificultad adicional cuando se trata de retroalimentación. Varios investigadores han demostrado las formas en que resistimos los comentarios o cualquier tipo de información que entre en conflicto con nuestras creencias. Estos escudos de conocimiento nos permiten preservar nuestros modelos mentales desechando las inconsistencias. Podemos ignorar los nuevos datos, podemos encontrar algún error menor que nos permita rechazar los datos, podemos poner los datos en espera por el momento hasta que encontremos una manera de darles sentido, podemos reinterpretar los datos para que no son tan problemáticos, podemos hacer un cambio estético a nuestras creencias en el cumplimiento simbólico de los datos anómalos. Para que funcione Insight-Centered Instruction, los maestros deben esperar que los estudiantes usen escudos de conocimiento para preservar sus modelos mentales. A Deborah Ball no le angustió que Sean intentara mantener su punto de vista de que seis era impar y par. No quería que Sean sucumbiera a la presión del grupo para repetir la respuesta correcta. Ella quería que llegara genuinamente a un sentido más profundo de lo que constituye un número impar o par.

5. Caminos hacia la visión. Mi investigación ha descubierto tres caminos, y cada uno entra en juego en el aula.

Una vía está formando conexiones. Los estudiantes suelen ser enérgicos para sugerir conexiones, la mayoría de las cuales son mínimamente relevantes. En lugar de desalentar estos vuelos de fantasía, los maestros pueden verlos como tendencias valiosas de aprendices comprometidos y discutir cómo saber qué conexiones son más fructíferas que otras.

Un segundo camino implica contradicciones. Algunos estudiantes están atentos a inconsistencias, especialmente inconsistencias por parte del maestro. Tal comportamiento puede ser molesto, pero la tendencia misma es también un signo de un alumno comprometido. Un estudio encontró que los mejores estudiantes estaban alertas a las anomalías y fueron estimulados por ellos, en contraste con los estudiantes no exitosos que trataron de evitar que la evidencia conflictiva requiriera demasiada carga cognitiva. Algunos maestros presentarán una idea errónea y desafiarán a los estudiantes a derribarla. De lo contrario, los profesores pueden usar la idea errónea de un alumno, como el seis, impar y par, como trampolín para una discusión en clase.

El tercer camino es intentar deliberadamente superar una barrera, ya sea descubriendo supuestos que nos están atrapando, o detectando puntos de apalancamiento que no habíamos apreciado antes. Estos descubrimientos a menudo son muy emocionantes. En realidad, las tres vías de insight pueden ser emocionantes porque el resultado final, el momento "aha", tiene tal carga emocional. Uno de los beneficios de Insight-Centered Instruction es aprovechar las ventajas que las personas experimentan cuando hacen un descubrimiento.

6. La postura de Insight (In / Stance). Los docentes pueden potenciar los conocimientos al animar a los alumnos a adoptar una actitud o mentalidad motivada por la curiosidad más que por el miedo a obtener una respuesta incorrecta. Los maestros pueden ayudar a los estudiantes a darse cuenta de las ideas que tienen y alentar a más de ellos. Los docentes pueden sugerir que los alumnos recojan las conexiones y las contradicciones, y cuando los alumnos se estancan, el docente puede ayudarlos a reexaminar las suposiciones que están haciendo.

Observe cómo Deborah Ball trató de promover una In / Stance en sus alumnos. Ella trató el comentario equivocado de Sean con respeto. Ella animó a la clase a explorar la contradicción para ver qué se podía aprender. Ella aprobó la idea de los números de Sean, un concepto inútil pero aún un descubrimiento novedoso que la clase había hecho.

Me imagino que algunos profesores experimentados pondrán los ojos en blanco con la idea de fomentar una mentalidad activa y curiosa y retroceder ante la idea de que los alumnos planteen una pregunta tras otra. Una respuesta obvia es decirles que dejen de hacer preguntas y solo escuchen el material para poder completar la lección. Puedo simpatizar con ese impulso, pero me inquieta. Los maestros calificados parecen ser capaces de fomentar tipos productivos de curiosidad sin tener que sofocar a sus alumnos.

Insight-Centered Instruction parece ser adecuada para temas como la aritmética y las matemáticas, y para la ciencia. También puede ser útil para otras áreas, como la literatura, tratando de hacer descubrimientos sobre las motivaciones de las personas y sus diferentes perspectivas. Los maestros pueden considerar valioso trabajar en ideas sociales que aborden confusiones y conflictos. En la clase de historia, los maestros pueden desafiar las clases para resolver por qué los líderes actuaron de la manera en que lo hicieron, y por qué los grupos y movimientos surgieron o no pudieron perdurar.

La enseñanza depende de la transmisión de información y el dominio del material. Promover ideas es solo parte del proceso. Demasiados maestros parecen ser insensibles a las ideas e impacientes con sus alumnos. Insight-Centered Instruction busca un equilibrio diferente, uno que intente fomentar ideas cuando sea posible y que aprecie su valor dentro del proceso educativo.

Los buenos maestros desafían a los alumnos de la manera que he descrito. La perspectiva de Insight-Centered Instruction tendría su mayor beneficio con profesores menos capacitados que carecen de la paciencia o la inclinación para diagnosticar problemas y resolverlos. Insight-Centered Instruction podría ayudar a estos maestros a ver el valor de ayudar a los estudiantes a construir modelos mentales más ricos y adoptar una mentalidad para buscar descubrimientos.

En el espíritu de Insight-Centered Instruction, animo a los lectores, especialmente a los docentes, a que me envíen sus ideas para promover las ideas de sus alumnos.

  • Con la medicación más frecuente, Talk Therapy tiende hacia abajo
  • ¿Estamos biológicamente conectados para ayudar a otros durante la crisis?
  • Cómo detectar una mentira
  • La víctima es la culpa
  • Viajes en Nación Plan B: 3 años, 5 lecciones
  • La adúltera tiene las respuestas
  • ¿Es natural odiar el trabajo?
  • "Todo lo que es sólido se derrite en el aire"
  • ¿Cuáles son tus golosinas?
  • Ejercer nuestra libertad e inteligencia: parte 5
  • Técnicas de gestión de la ira: por qué fracasan
  • Hierba de San Juan y la depresión
  • No, los teléfonos inteligentes no están destruyendo una generación
  • "¡No quiero estar en terapia para siempre!"
  • ¿Defensivo sobre no tener hijos? El filósofo dice que todo está mal
  • Crear y colaborar amplía el alcance del arte callejero
  • 7 formas de mejorar tu memoria
  • El niño genio y el genio en todos nosotros
  • 13 razones por las que los reveses nunca deberían detenerlo
  • Comprender la empatía
  • Cómo encontrar la verdad en nuestro mundo de "noticias falsas"
  • Para padres de niños creativos
  • Para abarrotar o no para meter? Esa es la pregunta
  • ¿Qué estás luchando?
  • Encendiendo la chispa
  • Luchando con arrepentimiento
  • Nido vacío o billeteras vacías? ¿Cuánto gastan los padres en sus hijos adultos jóvenes?
  • Relaciones del tipo (inesperadamente) peligroso
  • La psicología positiva del niño Julia
  • 10 maneras de aumentar el equilibrio trabajo-vida
  • La trampa del perfeccionismo
  • Personalidad y aumento de peso
  • El amor que queremos pero señorita
  • Mi hija se perdió demasiada escuela
  • Los riesgos de la respiración desordenada del sueño en los niños
  • Lidiando con el envejecimiento