El papel de la negación en la adicción

La negación es un obstáculo clave para la recuperación.

La negación juega un papel importante en la adicción. Los adictos son notoriamente propensos a la negación. La negación explica por qué el uso de drogas persiste ante las consecuencias negativas (Pickard, 2016). La adicción les cuesta su trabajo, su salud o su familia. Si permanecen ignorantes sobre las consecuencias negativas de sus acciones, entonces estas consecuencias no pueden guiar su toma de decisiones.

Las creencias racionales se forman sobre la base de evidencia sólida y están abiertas para revisión apropiada cuando la evidencia nueva hace que sea menos probable que sean verdaderas. Ahora está bien establecido que somos propensos a varios sesgos cognitivos que tienen poderosas influencias en la forma en que tomamos decisiones. Por ejemplo, el sesgo de confirmación hace que las personas adopten información que confirma sus narrativas preexistentes. Las personas tienen ciertas creencias (a menudo inconscientemente) en parte porque les dan valor.

Los términos denegación (o represión) se pueden definir como ignorar selectivamente la información. La negación es una negativa a reconocer la realidad de la situación de uno. La negación es una forma de creencia motivada o autoengaño que separa a un individuo de la realidad (Bortolotti, 2010). Para mantener una visión positiva de sí mismos, las personas revisan sus creencias frente a nuevas evidencias de buenas noticias pero ignoran las malas noticias. Los procesos psicológicos, como la distracción, el olvido y la represión, pueden servir como una variación de la negación. Cabe señalar que estos procesos psicológicos pueden ser o no procesos conscientes.

La perspectiva psicodinámica sugiere que la negación es básicamente un mecanismo de defensa (McWilliams, 2011). Es decir, los individuos con trastornos de sustancias usan la negación para evitar que las emociones amenazadoras entren en nuestro pensamiento consciente. Al carecer de la capacidad para hacer frente a los estados negativos, erigirán defensas poderosas, a veces intransigentes, en un esfuerzo desesperado por evitar sentirlas. Mantener los sentimientos inaceptables fuera de la conciencia da como resultado el desarrollo de un “falso yo”. El precio de esta protección es la incapacidad de buscar ayuda. Por ejemplo, un alcohólico descarta que su consumo excesivo de alcohol sea un problema real.

La adicción también puede ser una fuente de terrible vergüenza, odio hacia uno mismo y baja autoestima. Para un adicto, puede ser aterrador reconocer el daño que uno ha hecho por su adicción a uno mismo y, potencialmente, a otros que uno cuida. Cuando son altos, sus temores de insuficiencia e indignidad se desvanecen. Los usuarios a menudo informan una repentina disociación de sí mismo. Por ejemplo, el alcohol y la heroína se buscan a menudo por su entumecimiento.

Admitir las consecuencias negativas requiere que uno termine el comportamiento que causa estas consecuencias. Pero el abandono en sí traerá dolor y angustia. La negación, por lo tanto, protege a una persona contra esta experiencia negativa al negar la realidad de la situación, cuando hacerlo causaría tanto dolor y angustia psicológicos.

También hay evidencia que sugiere que los adictos carecen del conocimiento sobre las consecuencias negativas, no por negación, sino por el deterioro de la percepción y la autoconciencia (Naqvi et al., 2007). Se ha reconocido que el abuso crónico de drogas está asociado con un deterioro de la autoconciencia (disfunción de la corteza insular), que se manifiesta como una negación de la gravedad de la adicción y la necesidad de tratamiento. Por ejemplo, solo una pequeña fracción de los grandes bebedores admiten que tienen un problema con la bebida. Esta es una razón por la que algunas personas siguen bebiendo incluso cuando se dan cuenta de que el hábito está destruyendo sus vidas.

Los adictos tampoco se preocupan por el futuro. Los adictos son temporalmente miopes. Es decir, las consecuencias futuras no se ponderan en comparación con los beneficios actuales. Los beneficios del uso de drogas pueden ser claros e inmediatos, mientras que los costos generalmente son demorados e inciertos. Tienden a preferir las drogas porque, en el momento de la elección, valoran las drogas más de lo que valoran una recompensa futura posible pero incierta (por ejemplo, salud, relaciones u oportunidades).

En resumen, la negación es fundamental para explicar por qué los adictos persisten en el uso a pesar de la evidencia de consecuencias perjudiciales. La ansiedad asociada con pensar en las consecuencias puede, en algunas circunstancias, llevar a los adictos a reprimir o negar las noticias sobre sus adicciones. La negación alivia la ansiedad. La adquisición del conocimiento causal de las consecuencias negativas del consumo de drogas debe, por lo tanto, verse como un paso importante en la recuperación. De hecho, el primer paso de Alcohólicos Anónimos es admitir que tiene un problema y comenzar a buscar ayuda. Dado que los individuos usan la negación para protegerse del dolor psicológico, se debe dar al abusador de sustancias nuevas herramientas para hacer frente a ese dolor de manera efectiva.

Referencias

Bortolotti L. Delirios y otras creencias irracionales. Prensa de la Universidad de Oxford; Oxford: 2010.

McWilliams N (2011). Diagnóstico psicoanalítico: comprensión de la estructura de la personalidad en el proceso clínico (2ª edición). Nueva York, Guilford.

Naqvi, Nasir H., David Rudrauf, Hanna Damasio y Antoine Bechara (2007). El daño a la ínsula interrumpe la adicción al cigarrillo. Science 315: 531-534.

Pickard Hanna (2016). La negación en la adicción. Mente y lenguaje, Vol 31 (3): 277-299.

  • El derecho de una mujer a tener necesidades: la próxima revolución
  • "Ciertamente no hay mayor felicidad ..."
  • Criar a un adulto adicto es raramente fácil
  • La colección de Rolling Stones más grande de Europa dio a conocer
  • La compasión por la adicción cuando el desprecio causa daño
  • Descansar "¿Por qué no se va?"
  • Cómo los narcisistas conducen la guerra psicológica
  • Lecciones del amor y la pérdida
  • ¿Dónde se han ido todos los guerreros? Casa.
  • Cómo los padres pueden capacitar a sus hijas
  • Despersonalización: ¿Por qué me siento vacío y entumecido?
  • Episodios aterradoras de abuso infantil
  • ¿Cómo es ser un niño de suicidio?
  • La compasión se vuelve global
  • Cómo saber si un narcisista te ama
  • Deje de hacer nuevos objetivos: cree hábitos en su lugar
  • ¿Cómo podemos ayudar a las víctimas del abuso del clero?
  • ¿Qué es la bulimia nerviosa?
  • Sanación de problemas de archivos adjuntos
  • Qué hacer cuando el uso de la pantalla de su hijo está fuera de control
  • El extraño entre nosotros
  • La Voz (El Enemigo Interior)
  • # Cerebros, relaciones y dinámica de poder que cambian demasiado
  • Nuestra visión sesgada de sesgo
  • Perfectamente imperfecta
  • ¿Su autoexpresión daña sus relaciones?
  • "No" es una oración completa
  • ¿Por qué es tan difícil hablar de sexo?
  • ¿El suicidio es egoísta?
  • ¿Qué escondes?
  • Prevención de la violencia sexual y la conversación sexual
  • ¿Cómo estás creciendo?
  • La A a la (casi) Z de How Flow ayudó a Sue Grafton a encontrar fama
  • ¿Las mujeres sabotean a otras mujeres en el trabajo?
  • Heridas invisibles del niño sensible, emocionalmente intenso
  • #METOO, tu adolescente y tú