El mundo necesita que inviertas en tu salud

Obesity by Country (WHO)

Obesidad por país (OMS)

En América enfrentamos una crisis de salud de proporciones épicas. La mayoría de la gente ahora muere a causa de condiciones prevenibles en gran medida. Las empresas se van a la quiebra debido a los crecientes costos de la atención médica. Las personas que amamos están enfermas, cansadas y muriendo demasiado temprano.

Para simplificar enormemente el problema, "nosotros, la gente" de los Estados Unidos hemos creado un estilo de vida que es insostenible.

Diseñamos la actividad de nuestras vidas en nombre de la conveniencia. Creamos alimentos fritos, grasos, dulces y salados antes que frescos, naturales y saludables. Rápidamente sacrificamos el sueño para trabajar más horas en pos del Sueño Americano. Incluso cuando hacemos estas cosas con buenas intenciones, tienen consecuencias que amenazan la vida.

Nuestro estilo de vida sedentario de insomnio y comida rápida está infectando al resto del mundo desarrollado. El porcentaje de personas con sobrepeso u obesidad ahora es aún más alto en México y los países ricos de Oriente Medio que en Estados Unidos. Si no hacemos algo al respecto pronto, el estilo de vida que exportamos matará a muchas más personas en el extranjero que las guerras y drones en el próximo cuarto de siglo.

Como ciudadano de los Estados Unidos, mi opinión es: tenemos la responsabilidad de ayudar a solucionar la crisis mundial de salud que comenzamos.

Después de estudiar las fuentes de esta crisis durante varios años, estoy convencido de que la mejor manera de frenar esta epidemia es una red social a la vez . Si nos fijamos en cómo revertimos la tendencia del tabaquismo, esencialmente empujamos los cigarrillos a los bordes de nuestras redes sociales más grandes. Pateamos fumar fuera de nuestras escuelas, oficinas, restaurantes, tiendas, aviones, hogares y edificios.

Cuando debatimos lo que condujo a este cambio en el hábito de fumar, o cualquier otro cambio social a gran escala, es fácil subestimar el papel del lugar de trabajo. Sin embargo, he descubierto que las organizaciones son las redes más grandes e influyentes para crear un cambio dramático. Si queremos enfrentar la crisis de la mala salud, necesitamos movilizar estas redes sociales. La mejor manera de combatir la mala salud es un lugar de trabajo, escuela y congregación a la vez .

Cuando su jefe y sus colegas se preocupan lo suficiente como para invertir en su salud, es bueno para usted y para el negocio. Si una escuela hace un esfuerzo para proporcionar a los niños los alimentos adecuados y ayudarlos a ser más activos, esto beneficia la salud del estudiante y la familia. Si se embarca en un programa para mejorar su salud con una iglesia o un grupo comunitario, es más probable que se quede con él a lo largo del tiempo.

Debido a que los programas de salud tradicionales impulsados ​​por la organización pasan por alto estas redes sociales, la mayoría de los empleados no se dan cuenta de que contar con colegas más saludables redunda en beneficio de todos. Si mis colegas dejan de comer rosquillas y son más activos, me ahorra dinero en la prima de seguro del próximo año y puedo trabajar con personas que tienen más energía y creatividad cada día. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones no logran que la salud sea una prioridad cultural. En cambio, tratan la atención médica como cualquier otro gasto.

Tanto los empleadores como los empleados deben comenzar a pensar acerca de la salud como una inversión, no como un gasto. Las empresas pueden dar a los empleados tiempo, recursos y líderes que realmente se preocupan por la salud y el bienestar de cada persona. Como empleados, debemos comenzar a pensar cómo podemos construir equipos de trabajo más sanos. Esto comienza asumiendo la responsabilidad de nuestra propia salud, y luego continúa ayudando a un amigo o colega cercano.

En algún momento, debemos darnos cuenta de que todos estamos en esta batalla juntos. Necesito estar más saludable para disfrutar de mis días, vivir más tiempo, servir a mi comunidad y ser un cónyuge y padre más activo. Necesito que mis seres queridos sean más saludables para que estén felices, enérgicos y en todo momento en los próximos años. También necesito que mis colegas hagan mejores elecciones de estilo de vida para que puedan contribuir más a nuestro trabajo compartido, minimizar el alto costo de la atención médica para todos nosotros y ayudar a crear una cultura donde la buena salud sea una prioridad.

Esta epidemia global de mala salud no será arreglada solo por las políticas, los gobiernos o las compañías de seguros. Arreglaremos este problema mirando nuestras propias elecciones, ayudando a las personas que amamos e invirtiendo en la salud de nuestras redes sociales inmediatas. Dentro de estas redes, familias, empresas, grupos de fe y comunidades, se encuentra la solución al mayor desafío de nuestra generación.

Conéctese con Tom en tomrath.org o:

– Twitter.com/TomCRath
– Facebook.com/AuthorTomRath
– Google.com/+TomRath
– Linkedin.com/in/trath/

Related of "El mundo necesita que inviertas en tu salud"