Cyrus: peleas, disfunción y apego pobre a su alrededor

"Cyrus" es una película sobre el archivo adjunto. Sí, así es, esta comedia desenfadada termina diciendo mucho (sin querer) sobre el lado oscuro de un proceso de desarrollo universal que da forma a la personalidad y prepara el escenario para una vida saludable o insalubre.

En la escena de apertura nos encontramos con John (John C. Reilly). Él es nuestro protagonista, nuestro héroe, aunque él es menos de estas cosas, entonces él es una crisis de mediana edad andante: sobrepeso, inseguro, pasivo y quejumbroso. Siete años atrás, su esposa, Jamie, (Catherine Keener) se divorció de él porque vio la cola existencial de John a la vuelta de la esquina. Luego, John entró en un "funk" de siete años, lo que sumó el aislamiento social y la autodesprecio a su larga lista de pecadillos psicológicos. Sin embargo, una noche, en una fiesta, John se encuentra con la encantadora Molly (Marisa Tomei) cuyas formas tranquilas y aceptables reinician su compromiso con la vida.

John es un hombre nuevo. Él y Molly se enamoran rápidamente. El fin.

Bueno, no del todo. Ingrese Cyrus y un efecto dominó de archivos adjuntos problemáticos. Cyrus es el sutilmente extraño hijo de 22 años de Molly. La sutil extrañeza proviene de su inesperado estrangulamiento en los afectos de Molly. Él quiere a Molly para él solo. Pero también lo hace John. Lo que sigue es un duelo entre John y Cyrus por el trono de Molly World, que se intensifica en intensidad, hilaridad y disfunción.

Esta es una pelicula buena. Los personajes nos llaman la atención, los de una sola línea fluyen abundantemente y la trama rara vez se detiene, pero hay problemas psicológicos más profundos dentro del mensaje de la película y sus personajes que no se articulan. Los personajes son un poco más jodidos de lo que parecen originalmente. Y el mensaje final de la película es un poco más inadaptado de lo que podría esperarse. Las razones de este statu quo psicológicamente oscuro se deben a procesos de apego problemáticos que operan en tres niveles diferentes. Algo así como una tela de araña confusa que procederé a desenredar (con suerte). El primer problema de apego es el más obvio: entre Cyrus y Molly. Luego está el problema de apego un poco más subtextual entre los hombres de la película (John y Cyrus) y las mujeres (Molly y Jamie). Luego está el nivel más difícil de recoger entre John y la audiencia.

Cyrus y Molly

La película nos haría creer que Cyrus es el problema. Y él es un problema. Se aferra a Molly, demasiado temeroso de un mundo sin ella para dejarla ir, que es más que un poco egoísta y emocionalmente raquítico. Además, él manipula, miente y sabotea en el servicio de mantenerla, lo cual es mezquino e injusto en lo que concierne a Juan. Y aunque Cyrus tiene problemas que están bajo su control y es su responsabilidad remediar, no tiene la culpa. Molly tiene la culpa.

Molly es la madre. Ella es responsable de establecer los límites apropiados en el hogar, prepararlo para la vida fuera del hogar y guiarlo hacia el éxito en el mundo. Ella hace lo opuesto a estas cosas. Ella amamantó a Cyrus más tiempo que cualquier niño debería ser amamantado. Durante su adolescencia y la adultez temprana, pasó más tiempo con él que cualquier madre que alguna vez debería pasar con su hijo en desarrollo. Y, ella protegió a Cyrus de su identidad y necesidades personales. El estricto regimiento diario de fotografía de Molly y Cyrus en el parque, que no ha traído un interés romántico en su casa en 22 años, y su política de puertas abiertas por la noche son cosas que llegan a ser pragmáticas. Jamie incluso diagnostica la relación como inofensivamente extraña y tierna.

Pero las dificultades posteriores de Cyrus para aceptar la entrada de John y seguir con su propia vida no son ni inofensivas ni tiernas, y son totalmente predecibles dada tal educación. Hacia el final de la película, el servicio de labios se da de hecho a este fracaso materno. Molly admite haber hecho "un mal servicio a Cyrus al crecer", pero esta confesión es vaga y fugaz. La película generalmente tiene a Molly en alta estima como un objeto de la adoración de Juan. Además, los cineastas la moldean en una imagen de alta salud mental mientras desempeña su papel en la construcción de una relación sana y satisfactoria con John. Lo más sorprendente es que ella maneja la actuación de Cyrus con respuestas mayormente mesuradas y equilibradas. Esta imagen de ella como calmada, estable, "normal", etc. parece completamente inconsistente con la personalidad disfuncional que parecía representar como madre.

Nos reímos de Cyrus, pero deberíamos señalar con el dedo a Molly.

Las mujeres contra los hombres

Existe un vínculo problemático entre los hombres y las mujeres en "Cyrus". Se reduce a esto. John y Cyrus sufren de un grado indebido de derecho e inmadurez. Esta predisposición problemática – un subproducto de un apego desmesurado – les impide ver sus acciones como pequeñas competencias que solo sirven para desviarlos de relaciones sanas y satisfactorias.

La principal línea de golpe de la película gira en torno a la sofocante sujeción de Cyrus a Molly. Cuando Molly se acerca a John, Cyrus se desmorona emocionalmente. Él vierte toda su energía para mantener a Molly. Él simula ataques de pánico, esconde zapatos y se ensucia con la cabeza de John. Al final, su expulsión de John es exitosa. Pero en ningún momento accede al corazón de Molly y considera sus deseos y sus mejores intereses. Solo después de que Cyrus ya no puede ignorar las señales de tristeza y arrepentimiento que emanan de Molly en la etapa de la vida post-John-breakup, trata de reparar y deshacer sus malas acciones.

La relación de John con su ex esposa Jamie es igualmente unidireccional e inadaptada. Ella le da pláticas de ánimo y lo arrastra a fiestas para conocer posibles novias. Su oído siempre está abierto a sus preocupaciones y sus necesidades siempre se presentan para sus impulsos momentáneos. A pesar de que Jamie se ve cada vez más arrastrada en los preparativos para su propia boda, John no duda en desbaratar y ofender con sus ensimismados estallidos relacionados con Cyrus.

En estos momentos, nos reímos de que Jamie y Molly gastaran estabilizar, tranquilizar y calmar a sus hombres. Jamie es el faro de John. Molly es la roca de Cyrus. Sin embargo, el resultado final es que las tendencias relacionales disfuncionales de John y Cyrus son perpetuadas por sus contrapartes femeninas demasiado desinteresadas y habilitantes. Jamie y Molly dan y dan como una versión psicológica del Árbol de Dar. En cambio, deberían detenerse, dar un paso atrás y meterse en el delirante mundo de disfunciones de los hombres al decir: "crecer, cambiar nuestra relación por una reciproca, o salir a la carretera". En cambio, dan, y cuanto más dan, el más profundo, más arraigado se vuelve el mundo deformado por los hombres, egocéntrico y emocionalmente inestable.

John y la audiencia

Por último, hay una relación insalubre entre John y nosotros, los espectadores.

Intencionalmente o no, nosotros como público experimentamos experiencias de aprendizaje en el cine. Nos enraizamos para un personaje principal cuyas acciones buscamos emular. Este proceso no es tan profundo como el de un niño que aprende a través del modelaje (observación minuciosa de las figuras de los padres), pero está en el mismo estadio. Lo que obtenemos de John no son lecciones de una vida sana o de aspiraciones cumplidas, sino un desalentador mensaje de disfunción.

Hay varios momentos en los que John podría haber subido a la ocasión para triunfar, logrando sus metas mientras modelaba cualidades mentalmente sanas en el proceso. Podría haber reducido el conflicto con Cyrus al proporcionar garantías de que la separación del nido es difícil y que un hijo nunca podría ser reemplazado por un novio. Pudo haber fomentado la intimidad y la confianza con Molly al abstenerse de alejar a Cyrus antes de que Molly estuviera lista o dictar un ultimátum de John contra Cyrus. John podría haber hecho estos movimientos psicológicamente sofisticados, pero no lo hizo. Podríamos haber dejado el teatro habiendo aprendido algunos consejos sobre cómo operar con prudencia en el ámbito relacional de la vida, pero no lo hicimos. En cambio, compartimos algunas risas baratas y recordamos la escuela secundaria.

Este último punto me interesa. ¿Por qué las películas a menudo se convierten en películas de "psicología negativa" que inculcan valores negativos y promueven conductas problemáticas en lugar de películas de "psicología positiva" que prevén que los personajes adaptativos logren vidas inspiradas?

Posibles motivos:
a. Disfunción vende más boletos
segundo. La disfunción es más entretenida y cautivadora

¿Es esto cierto? Por favor envíe un correo electrónico con teorías alternativas.

  • Lo que le digo a todos los que quieren ser un entrenador de vida
  • Tome decisiones hoy que lo ayuden a prosperar mañana
  • Por qué nos sentimos inseguros y cómo podemos detenernos
  • Whitney Houston: la mayor pérdida de todos
  • El rincón del médico: el bienestar y los afroamericanos
  • ¿Por qué tantos estadounidenses blancos de mediana edad mueren jóvenes?
  • Caminar en la naturaleza: bueno para el cerebro, bueno para el espíritu
  • A Widow Wishes
  • La verdad sobre las mujeres y la autoestima
  • El modelo biopsicosocial y avenidas para el tratamiento
  • El sexo del que no puedes hablar
  • Introduciendo el estado psicológico
  • El control de la realidad del autocuidado
  • Repulsión: ¿un paso hacia una autorregulación más exitosa?
  • La era de la ansiedad de Trump: las preocupaciones se acumulan, la salud disminuirá
  • Compra compulsiva: un desorden de control de impulsos
  • Los momentos más embarazosos cuando eres grande
  • ¿Es la comida familiar un mito?
  • La vida, la gratitud y el año nuevo
  • Depresión en nuevas madres
  • Modificación dietética en la atención de salud mental
  • ¿Es su terapeuta un narcisista?
  • ¿Está Donald Trump fuera de su mente?
  • Si la vida es perfecta, ¿por qué quiero que cambie la mía?
  • Pantalla de adolescente: ¿Todo o nada?
  • La cultura proporciona contexto, no causa
  • Terapia psicodinámica 101
  • Reestableciendo su punto fijo de felicidad: Parte 1
  • La paradoja de la asistencia médica estadounidense: una reseña de libros
  • Segregación de fin de edad
  • ¿Bipolar todavía está en desorden realmente lo mejor que podemos hacer?
  • La Tragedia de la Ley de Salud Mental
  • Cómo mantener un trabajo de por vida
  • 5 maneras de mejorar tu vida en el nuevo año
  • Lo que aprendí de una mariposa monarca
  • Todo Coked Up