Cuatro mecanismos de afrontamiento saludables que los adolescentes pueden usar

Los psicólogos han descubierto nuevas formas de ofrecer esperanza a los estudiantes que la necesitan.

Los números fueron publicados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS, por sus siglas en inglés), y la esperanza de vida en los Estados Unidos se ha reducido por primera vez desde la Primera Guerra Mundial. De hecho, se ha reducido en los últimos tres años. La primera vez que leí esto, me sorprendió. ¿Seriamente? ¿No están avanzando la ciencia y la medicina para aumentar la esperanza de vida? Absolutamente. El problema es que las tasas de suicidio aumentan, lo que se encuentra entre las dos razones principales por las que se ha reducido la vida útil. Esto no es solo triste, es trágico.

45,000 estadounidenses se perdieron por suicidio el año pasado. Tengo la sospecha de que si tantas personas murieran debido a otras causas, las abordaríamos al instante. Por alguna razón, sin embargo, parecemos perplejos sobre qué hacer. La demografía es lo que hace que esto sea lo más triste. A menudo son víctimas que no predecirías:

  • Estudiantes de secundaria y preparatoria
  • Personal militar
  • Estudiantes deportistas
  • Estudiantes universitarios

Una nueva encuesta financiada por la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio descubrió que el 94 por ciento de nosotros cree que el suicidio es prevenible. Los científicos han establecido que el impulso destructivo de suicidarse es fugaz. Si pudiéramos encontrar formas de identificar mejor a las posibles víctimas y ofrecer también mecanismos de afrontamiento, podríamos reducir la cantidad de jóvenes que se suicidan.

La mayoría de nosotros sabemos que cuando los adultos jóvenes tienen pensamientos suicidas, se debe a:

  • Soledad
  • Sentirse abrumado
  • Siendo maltratado
  • Sentirse ansioso o deprimido
  • Desesperación

Para ser claros, algunos estudiantes sufren de problemas de salud mental extremos y necesitan asesoramiento y medicamentos. Sin embargo, la mayoría son niños que necesitan aprender cómo manejar el estrés de la vida que nos afecta a todos. En su investigación sobre “sémola”, la Dra. Angela Duckworth sugiere que millones de adolescentes no han desarrollado la ímpetu o la resistencia que la generación de nuestros abuelos tenía hace décadas. Para muchos, incluso el más pequeño de los reveses los hace en espiral hacia abajo emocionalmente. Una mala calificación. Una ruptura. Una herida. Un matón. Quedarse cortado del equipo o del elenco. FOMO. Lo creas o no, he visto que estos mismos obstáculos causan pensamientos suicidas en los estudiantes.

Es imperativo que los equipemos para sortear estos obstáculos.

Mecanismos de afrontamiento poco saludables que usan los estudiantes

De manera bastante predecible, muchos adolescentes de hoy migran hacia mecanismos de afrontamiento que utilizan tecnología. Nuestros teléfonos inteligentes, videojuegos y contenido transmitido son una solución rápida para distraernos de nuestros problemas. Los niños simplemente dejan de lado lo que les brinda comodidad. Desafortunadamente, los estudiantes frecuentemente no consideran el impacto negativo de esos mecanismos. Permítame recordarle algunos de los más comunes:

  1. Desplazamiento en smartphones . Lamentablemente, esto puede hacer que se sientan aún más ansiosos.
  2. Vaping Lamentablemente, esto puede ser adictivo en lugar de liberar o fortalecer.
  3. Publicando selfies . Lamentablemente, estos solo distraen y nos hacen narcisistas.
  4. Binge viendo videos . Lamentablemente, esto solo medicina artificialmente nuestros problemas.

Mecanismos de afrontamiento saludables que los estudiantes pueden usar

Entonces, ¿qué podemos hacer para equipar a los estudiantes cotidianos que se sienten de esta manera? ¿Hay habilidades de afrontamiento que puedan emplear para combatir estas emociones? Cuando los psicólogos o terapeutas usan el término “habilidades de afrontamiento”, es un término positivo. Son hábitos saludables para navegar situaciones estresantes. Requieren trabajo duro, pero estas habilidades son saludables y útiles:

1. Meditación y respiración.

He escrito sobre esto antes. A menudo, detenerse para respirar lenta y deliberadamente puede desenredar una mente ansiosa. Meditar en verdades positivas o buenos recuerdos puede reducir la ansiedad. Nos permite enfocarnos en pensamientos constructivos, incluso en nuestro propio crecimiento, y ver una imagen más amplia. Muchos hoy llaman a esto la atención plena y lo encuentro muy útil.

2. Llamando a un amigo de confianza.

Todos deben tener al menos una persona en su vida a la que puedan llamar y escuchar, un corazón empático y un cambio de perspectiva. John Crosby dijo: “Los mentores son un cerebro para elegir, un hombro para llorar y una patada en el asiento de los pantalones”. Conozco a muchos estudiantes que se recuperaron de la desesperanza al llamar a un amigo al instante.

3. Servir a los demás de manera significativa.

Cualquier acto de servicio a los demás te quita la mente. Aunque sé que el problema puede no ser tan simple, agregar valor a otra persona cultiva lo mejor de todos nosotros. Esto ha sido probado una y otra vez. Soy más propenso a sentir melancolía cuando me enfoco en mí mismo. Mirar hacia afuera casi siempre ayuda a restaurar la esperanza.

4. Terapia cognitivo-conductual (TCC).

Este término, CBT, ha surgido como una herramienta útil para hacer frente a cualquier persona que se sienta desesperanzada o ansiosa. Representa el pensamiento lógico, en lugar del razonamiento emocional. Los pensamientos suicidas provienen de distorsiones cognitivas. CBT nos obliga a desafiar voces desesperadas en nuestras cabezas e intercambiarlas por razonamientos positivos y verdaderas autoafirmaciones.

Te animo a que busques estos y los estudies. Tenemos que encontrar una manera de ofrecer esperanza a los estudiantes desesperados.

  • Verdades estoicas para un mundo digital
  • ¿Está llegando a su fin el dominio de la TCC-Lite?
  • Reestructuración cognitiva
  • ¿Eres un Riser temprano? Aquí hay 5 cosas que puedes hacer
  • Cuando el miedo se pone en tu camino
  • No puedes cambiar el pasado, pero puedes reescribir tu historial
  • Tres problemas de tratamiento cuando tienes TOC y ansiedad social
  • Tratando con trauma psicológico en niños, Parte 3
  • Cómo tratar cuando se toma la persona que amas
  • ¿Debo buscar ayuda?
  • Tres claves para evitar la dependencia de opiáceos
  • El insomnio puede ser tratado con programas en línea
  • La práctica de atención plena reduce el riesgo de recaída
  • ¿Por qué sigo quedando atrapado en empleos que odio?
  • Engañado por la mala ciencia
  • ¿Fue la precaución financiera deshecha por el pensamiento positivo?
  • Dale un impulso a tus medicamentos y suplementos para dormir
  • Superar la adicción al sexo: una guía de autoayuda
  • El asma trae desafíos sorprendentes
  • ¿Por qué es más fácil recuperarse de una ruptura para algunas mujeres?
  • ¿Demasiado autoabsorbido? Estos consejos pueden liberarte de. . . Tú
  • ¿No puedes dormir? Aquí está la primera cosa que debes intentar
  • Cinco cosas embarazosas con las que la terapia puede ayudar
  • Abordar la brecha de tratamiento en la depresión: el ensayo IMPROVE-1
  • No puedes cambiar el pasado, pero puedes reescribir tu historial
  • La psicología evolutiva se aplica a todos
  • Importancia del aprendizaje durante los meses de verano "apagado"
  • Trastornos de ansiedad pediátricos: tratamiento farmacológico vs. comportamiento
  • El miedo puede hacerte creer que lo peor sucederá. ¿Cómo?
  • El insomnio puede ser tratado con programas en línea
  • Re-imaginando la era: una bendición, no un problema
  • 27 Datos sobre las mejores formas de tratar la depresión
  • Reestructuración cognitiva
  • 5 consejos de pérdida de peso más potentes
  • Engañado por la mala ciencia
  • ¿Qué terapia realmente me ayudará?