Cuando la experiencia no es el mejor maestro

El huracán Sandy es inusualmente fuerte, denominado Frankenstorm, ya que crece más que cualquier cosa vista en los últimos tiempos. La naturaleza inusual de la tormenta ayuda a llamar la atención de los medios y, probablemente, del público, y puede ayudar a algunas personas a tomar las medidas de seguridad adecuadas y evacuar cuando sea necesario. Pero no todos prestarán atención a las advertencias de seguridad. Cuando se trata de riesgos raros como este, la experiencia nos enseña una lección equivocada, lo que lleva a algunos a no responder.

El sentido común dice que la experiencia es el mejor maestro. De hecho, las lecciones de la experiencia son poderosas, cuanto más dolorosa, más fuerte es la lección. Si enfrentamos un riesgo con frecuencia y experimentamos las consecuencias dolorosas de malas decisiones, aprendemos rápidamente y nos adaptamos para cambiar nuestro comportamiento. Si nos quemamos cada vez que tocamos una sartén caliente, aprendemos rápidamente a no tocar las ollas calientes, a usar una manopla y a tener cuidado. La asociación del dolor con ollas calientes es fuerte y duradera en nuestras mentes.

Pero algunos riesgos ocurren solo en raras ocasiones. Si solo enfrentamos un riesgo una vez en la vida, y si repetidamente tenemos casi errores de los que escapamos indemnes, entonces la experiencia nos enseña una lección equivocada. La experiencia nos enseña que un riesgo raro como este no vale la pena preocuparse, que todo estará bien.

Ha sucedido antes. La mayoría de nosotros no experimenta repetidamente grandes tormentas como huracanes importantes. Raramente afectan un lugar específico. Cuando el huracán Katrina se hundió en Nueva Orleans en 2005, habían pasado décadas desde que el huracán Betsy inundó Nueva Orleans en 1965. Durante años, el riesgo de inundaciones en Nueva Orleans fue ampliamente discutido cada vez que una tormenta se dirigía en esa dirección, pero durante años tormentas perdidas y nada sucedió. Un año antes de Katrina, el huracán Iván había estado en curso directo hacia Nueva Orleáns y se intentó una evacuación, con malos resultados. La tormenta se perdió en Nueva Orleáns, y los que habían evacuado se dieron cuenta de que malgastaban su tiempo, mientras que los que no evacuaron se vieron reforzados. La experiencia les enseñó que grandes tormentas como esta no eran realmente una amenaza.

Los investigadores que analizaron las respuestas de evacuación para Katrina descubrieron que incluso las personas que habían recibido las advertencias no siempre evacuaban debido a lo que se llama un sesgo de normalidad. Después de tantos días normales, las personas tienden a seguir pensando que todo es normal, a menos que puedan ver que viene una crisis con sus propios ojos. Y para entonces, podría ser demasiado tarde.

Hay algunas soluciones para nuestra confianza en la experiencia. Cuando las personas ven a sus amigos y vecinos prepararse para una tormenta o evacuar, tienden a hacer lo mismo. Somos criaturas sociales, por lo que las personas se sienten mucho más motivadas para emprender la preparación de tormentas, la preparación de terremotos u otras respuestas a riesgos poco frecuentes si se les considera como la norma social. Y la cobertura densa de los medios, como está ocurriendo en este momento, puede mover a muchos en la dirección correcta.

Nuestra incapacidad de responder a riesgos raros no se limita a los huracanes. Subestimamos los riesgos raros que nunca hemos experimentado de muchas maneras, incluidos todo, desde terremotos hasta derrumbes financieros y reventones de petróleo. Nos cuesta mucho imaginar riesgos como estos que nunca hemos visto, lo que nos lleva a volver a la perspectiva predeterminada común de que nunca nos pasa nada malo. Esta creencia basada en la experiencia de incontables días antes suele ser correcta. Pero cuando finalmente llega el día en que ocurre el raro riesgo, esta creencia nos deja vulnerables, golpeándonos en nuestro punto ciego.

Glenn Croston es el autor de "La verdadera historia del riesgo", explorando las formas retorcidas en que vemos los riesgos del mundo a nuestro alrededor. También es el autor de "Gifts from the Train Station", contando las historias inspiradoras de personas que han superado tiempos difíciles para hacer un gran trabajo para otros, y "75 Green Businesses", que revela las muchas formas en que las personas de cualquier origen pueden ganar dinero y hacer una diferencia.

  • ¿Qué mito educativo común limita el rendimiento estudiantil?
  • Woody-Mia Redux
  • Por qué los ateos son más inteligentes que los religiosos
  • Un mito de la disfunción eréctil
  • El bebé de mamá, el de papá, QUIZÁS: los nombres de los bebés y las ansiedades de los padres
  • ¿Podemos llevarnos bien? ¿Deberíamos?
  • El chico agradable
  • 5 razones por las que los hombres insisten en que las mujeres sean difíciles
  • 10 claves para recuperar tu mente
  • 5 maneras de ser más valiente en el trabajo
  • Donald Trump: ¿Es tan impredecible como parece?
  • Si observa 'Miénteme', ¿tendrá más éxito en detectar mentiras?
  • Invitando a Eros al hogar
  • Un paso gigante hacia atrás para los introvertidos
  • Cómo casi nunca llegaron a existir los perros de terapia
  • Cómo construir un cerebro más feliz en dos sencillos pasos
  • Malentendido e incomprendido por la teoría social
  • Palin vs. Letterman
  • Niños en el medio después del divorcio
  • Perfiles remotos de personalidad
  • Puntos altos, puntos bajos y el viaje perfecto
  • Evaluación de la investigación en psicología
  • Una mirada más profunda al mal dentro
  • Gestión del tiempo para niños
  • Perfiles remotos de personalidad
  • Estafas, escándalos y violaciones de seguridad
  • ¿Cuál es tu problema, Baltimore?
  • Resolviendo el conflicto social entre gatos familiares
  • Nuestra crisis económica es un problema emocional
  • Más tratamiento = menos estigma
  • Peligro sistémico de Roy Moore para nuestra democracia
  • Después de Avandia Debacle, Big Pharma obtiene un nuevo perro guardián
  • ¿Soy un alcohólico? ¿O simplemente creo que soy?
  • El gran problema del fútbol de Estados Unidos
  • El diario narrativo expresivo podría ayudar a su nervio vago
  • ¿Quién participa en eventos deportivos con perros y por qué?