Coordinación de Terapia Familiar y Crianza para Reducir el Conflicto

Como se discutió en mi última publicación, las parejas divorciadas de alto conflicto pueden ser ayudadas, con intervenciones terapéuticas tales como educación de divorcio, terapia familiar, mediación familiar y coordinación de crianza, para separar sus antiguas hostilidades matrimoniales de sus responsabilidades parentales en curso, y para lograr un trato amistoso. – arreglos de apareamiento. Algunos padres entrarán en una rutina cooperativa de coparentalidad, mientras que a otros les irá mejor dentro de un enfoque de crianza paralela, donde el contacto directo entre ellos es limitado. Sin embargo, otros requerirán intervención especializada y apoyo continuo para proteger a sus hijos de su conflicto en curso.

Las necesidades de los niños para la protección contra el conflicto de los padres deben abordarse antes del establecimiento de un acuerdo de paternidad compartida después de la separación, y se debe poner a disposición de los padres toda una gama de apoyos en situaciones de alto conflicto. Dentro de estos programas, las necesidades de los niños se convierten en un medio de conectar a los padres en una dirección positiva en un momento en que el conflicto los ha dividido.

Terapia familiar después del divorcio. El apoyo institucional social para los padres en la implementación de un plan de co-crianza es crítico, particularmente para casos de alto conflicto donde los niños pueden quedar atrapados en medio de las disputas entre los padres.

De todas las estrategias que pueden usar los padres divorciados para reducir los efectos nocivos del divorcio en sus hijos, lo más importante es el desarrollo y el mantenimiento de una relación cooperativa de crianza conjunta. El ajuste de los niños después del divorcio en un acuerdo de coparentalidad a largo plazo se ve facilitado por una relación de rutina significativa con cada padre; una ausencia de comentarios hostiles sobre el otro padre; entornos de atención consistentes, seguros, estructurados y predecibles sin interrupciones parentales; relaciones sanas, afectuosas y de bajo conflicto con cada padre; y la salud emocional y el bienestar de los padres. Cualquier modelo de apoyo a largo plazo para las familias divorciadas en alto conflicto debe centrarse en estos factores para producir resultados positivos para los niños y sus padres.

Es particularmente importante que la hostilidad entre los padres se minimice después del divorcio. Actualmente, en casos donde hay un litigio en curso entre los padres, los niños corren un mayor riesgo de daño emocional que en circunstancias menos contenciosas; en muchos casos, el divorcio no termina el conflicto conyugal, sino que lo exacerba. Es importante que los padres ayuden a sus hijos a ver las buenas cualidades en cada uno de sus padres, y que los padres trabajen para el desarrollo de relaciones positivas entre ellos. Un sistema de apoyo eficaz es fundamental para proporcionar a los padres las habilidades necesarias para enfrentar los desafíos de la coparentalidad: los principios centrales de este sistema deberían ser reducir los conflictos, garantizar la seguridad física, proporcionar servicios de apoyo adecuados para reducir los daños a los niños y permitir que familia para administrar sus propios asuntos. Para que un sistema así sea exitoso, los profesionales aliados deben apoyar un modelo que ayude a resolver las disputas familiares y se centre en el bienestar de los niños.

Hay seis componentes clave de un modelo de apoyo de crianza conjunta a más largo plazo para padres con un conflicto elevado: (1) Considerando que la educación sobre el impacto del divorcio en los niños tanto a corto como a largo plazo debe proporcionarse a los padres antes de la el desarrollo de un plan de crianza conjunta, refuerzo y mejora de la educación previa al divorcio debe tener lugar en un formato estructurado después del divorcio; (2) Además de negociar un plan de crianza viable que satisfaga las necesidades de los niños y delinea las responsabilidades de los padres, monitorear la consistencia de los ambientes de cuidado después del divorcio es crítico; (3) Aunque el contacto directo entre padres altamente conflictivos puede no ser estrictamente necesario en una crianza conjunta exitosa, ya que los padres pueden compartir las responsabilidades de crianza dentro de un acuerdo parental paralelo, parece claro que alguna forma de intervención para reparar la relación entre padres contribuiría a el éxito a largo plazo del acuerdo de coparentalidad. Esta intervención se centraría en el desarrollo de interacciones positivas entre los miembros de la familia, la mejora de las habilidades de comunicación, el desarrollo de una variedad de habilidades para resolver problemas y la mejora de las habilidades de negociación no agresivas; (4) El asesoramiento a largo plazo debería estar disponible para los niños solos y para cada padre y para cada niño durante y después del divorcio; (5) El éxito a largo plazo de la coparentalidad se logra a través de la curación emocional posterior al divorcio. Se deben tomar medidas para permitir que cada miembro de la familia obtenga un mayor entendimiento y aceptación del divorcio a medida que pasa el tiempo; (6) Finalmente, las revisiones periódicas del plan de crianza compartida en períodos preespecificados son útiles durante la implementación del plan. Estas revisiones deben tener en cuenta los cambios de desarrollo en los niños, así como los cambios estructurales en la familia, como la introducción de un nuevo compañero y padrastro, la reubicación y las cambiantes necesidades de desarrollo de los niños. Estas revisiones deben ser realizadas por un mediador familiar que pueda volver a abrir el plan de crianza conjunta para su revisión o modificación, según sea necesario.

Coordinación de crianza. Una intervención relativamente nueva para parejas de alto conflicto es la coordinación de crianza o resolución de disputas, que ayuda a los padres a resolver disputas posteriores al divorcio, facilita el cumplimiento de planes y órdenes de crianza conjunta y proporciona servicios de administración de casos, educación para padres, coaching, mediación, y el arbitraje de los conflictos relacionados con los niños a medida que surjan. Aunque la evidencia empírica de la efectividad de la coordinación de crianza recién está comenzando a ser obtenida, los resultados de la investigación inicial son alentadores.

Parallel Parenting. Para situaciones conflictivas de alto conflicto, existe la opción de crianza paralela, en la cual los padres permanecen desconectados el uno del otro, y pueden asumir la responsabilidad de tomar decisiones en diferentes dominios (como uno responsable de decisiones médicas y el otro por educación). La crianza paralela protege a los niños del conflicto de los padres al tiempo que protege sus relaciones con ambos padres. Dichos arreglos exigen un alto grado de especificidad en el plan inicial de crianza, previniendo la necesidad de que los padres se comuniquen directamente una vez que el plan esté en vigencia. Muchos padres logran la co-crianza cooperativa desde un lugar de desconexión inicial.

  • Los expertos en salud mental reclaman su derecho a hablar
  • Entrenamiento cognitivo
  • Promover la salud cerebral en el lugar de trabajo
  • ¿Cómo funciona el trabajo ayuda a su cerebro? 5 respuestas sorprendentes
  • El arma secreta de la campaña de Obama: psicólogos
  • ¿Son las emociones un producto del diseño humano?
  • LeBron es realmente LeLeaving?
  • Cuatro explicaciones posibles para el rechazo de citas en línea
  • Los hábitos que más queremos fomentar, o los siete esenciales
  • Cómo el sueño puede ayudar a su equipo a tomar mejores decisiones
  • Memoria en la mediana edad
  • ¿Crees que eres un pensador libre? Piensa otra vez
  • Decisiones fundamentales que crean sus éxitos
  • ¿Qué pasa si eres el que está mal?
  • Fuerza de voluntad de los niños influida por la fiabilidad de los demás
  • ¿Tienes un vaso medio vacío de perro?
  • No dejes que la emoción te elija
  • El enfoque de toma de decisiones naturalista
  • Contratar personas emocionalmente inteligentes
  • La unidad de comportamiento puede beneficiarse de un marco analítico más profundo
  • ¿Por qué los cerebros adolescentes están diseñados para tomar riesgos?
  • 3 pasos que cambiarán tu vida para enfriar tu cerebro estresado
  • El mito del votante irracional
  • Homo Dichotomus
  • El futuro de su carrera profesional
  • Cinco formas de evitar ser estafado
  • ¡Jugar! ¡Correr! ¡Omitir! 20 maneras de mantener a los niños activos
  • Tres pistas sobre la conciencia
  • Buen juicio
  • Narcisismo en el trabajo: el ejecutivo arrogante
  • Tal vez tu ex novio realmente era un psicópata
  • Lesión moral
  • Alguien que amas tiene cáncer
  • Anosognosia, Psicopatía y la Conciencia
  • Ficción cruzada hace que padres y adolescentes hablen
  • La neurociencia de la decisión: ¿debería quedarme o debería ir?