Conociéndote a ti mismo

Con la apertura de la película Sex and the City hoy (30 de mayo de 2008), he estado reflexionando sobre mi episodio favorito de la serie: "The Real Me" (escrito y dirigido por Michael Patrick King, quien también es escritor / director / productor de la película). En la escena de apertura, Carrie sugiere que su amigo Stanford se acerque a un hombre hermoso. Stanford rechaza su sugerencia porque siente que no es lo suficientemente atractivo y dice: "Sé cómo me veo". Carrie responde: "Entonces no puedes ver lo que veo". Poco después, Carrie es invitada a participar en una Nueva York. desfile de modas, pero se resiste a la noción de que "no soy un modelo" al que Stanford responde: "Entonces no puedes ver lo que veo". Esto lleva a Carrie a cuestionarse si alguna vez podemos vernos a nosotros mismos tan claramente como vemos nuestro amigos. La pregunta podría reformularse para ver si alguna vez podemos vernos a nosotros mismos como otros nos ven.

Sospecho que la respuesta es "no". Nuestros ojos están diseñados para abarcar el mundo que nos rodea, y su ubicación en nuestra cabeza hace que sea imposible ver nuestros cuerpos en otra cosa que no sea un ángulo sesgado que nadie más tiene. Podemos mirarnos a nosotros mismos en espejos, escaparates, fotografías y grabaciones de video. Sin embargo, estas representaciones son limitadas. En la vida real, tenemos tres dimensiones, no nos quedamos absolutamente quietos, y no somos el foco constante de la atención de los demás. Además, cada persona nos ve de manera diferente de todos modos. Por lo tanto, a diferencia de otros aspectos de nosotros mismos para los cuales disfrutamos de la pista interna del autoconocimiento (cómo nos sentimos, qué estamos pensando, nombres que hacemos y no recordamos, y la historia y minucias de nuestra vida cotidiana), existe esta importante dominio en el que otros simplemente tienen una visión que no podemos alcanzar. Esto crea una oportunidad para la inseguridad, dando lugar a preguntas como, "¿Me veo gordo en estos jeans?"

Como no podemos vernos a nosotros mismos como otros nos ven, creamos una representación mental de lo que creemos que somos para los demás: nuestra imagen corporal, y aquí es donde muchas mujeres y más que unos pocos hombres luchan. Sí, hay ideales poco realistas para la belleza que solo una proporción muy pequeña de gente real puede lograr. Sin embargo, además de esto, existe una incapacidad fundamental para saber dónde caemos en relación con estos ideales. Entonces, ¿cómo mejoramos la imagen corporal? Se ha hecho un llamado a dejar de promover un ideal de belleza poco saludable y ultradelgado, y esto definitivamente ayudaría. Además, podría ser útil aceptar que nadie, ni siquiera la persona más proporcionada del mundo, pueda verse a sí misma como otros la ven. Si realmente aceptamos esto, entonces tal vez podamos renunciar a la responsabilidad de tratar de controlar cómo miramos a los demás y centrarnos en cambio en cómo nos sentimos en nuestros cuerpos.

Related of "Conociéndote a ti mismo"