Claves para construir esperanza en los niños: Parte 2 Autorregulación

Blogo sobre el tema de la esperanza. La semana pasada (2/6) publiqué la primera parte de una serie de cuatro partes sobre la construcción de esperanza en los niños. Como mencioné en ese post, la esperanza se deriva de un fuerte apego, supervivencia, maestría y recursos espirituales. Para tener esperanza, un individuo debe poseer confianza y apertura, formas alternativas de resolver problemas, la capacidad de regular los pensamientos, sentimientos y comportamientos, un sentido de propósito y empoderamiento, y alguna forma de fe, religiosa o espiritual por naturaleza.

La primera publicación de esta serie se centró en la creación de archivos adjuntos. Los próximos dos se enfocarán en la supervivencia. En el curso del desarrollo humano, el apego es el primer y más importante recurso de esperanza que debe establecerse. Después del apego, el siguiente componente básico que se debe cultivar es la capacidad de mantener la esperanza frente al desafío o la adversidad.

Cuando termine de leer este blog, puede visitar mi sitio web de esperanza (www.gainhope.com). Encontrará un Child Hope Test gratuito, confidencial y puntuado automáticamente que es apropiado para niños de 7 a 17 años. Los niños más pequeños necesitarán ayuda, pero los niños mayores y los adolescentes pueden hacerlo por sí mismos. Los resultados incluyen un Total Hope Score, así como sub-puntuaciones para Attachment, Survival, Mastery, and Spirituality (Cada uno será puntuado "bajo", "medio" o "alto", en comparación con una muestra de niños que ya han tomado esta prueba. También hay una prueba paralela de esperanza para adultos para medir su propio perfil de esperanza.

Cuando me refiero a "esperanza de supervivencia", me refiero al tipo de esperanza en la que confías cuando te enfrentas a situaciones estresantes, como enfermedades, pérdidas y otras amenazas para el bienestar. Si fue al Oxford English Dictionary (OED) en busca de "esperanza", encontrará varias definiciones, entre ellas, "una isla en medio de un páramo". La esperanza puede servir como un "refugio seguro", una especie de búnker psicológico. (Spinoza argumentó que la esperanza era lo opuesto al miedo.) La esperanza también se deriva de la palabra "salto" en el sentido de saltar o moverse de un lugar a otro. Esto produce una segunda metáfora de la esperanza, la idea de un puente. Estas dos formas de definir la esperanza captan la naturaleza dual de la esperanza de supervivencia; la capacidad de autorregulación y la creencia en la liberación final. En este post, me centraré en el refugio seguro, en el próximo post, el puente.

Hope and Self – Regulación

Veo la autorregulación en términos de equilibrio e integración. El niño autorregulado puede mantener un ambiente interno físico y emocional equilibrado. Él o ella también puede equilibrar las demandas del mundo externo con las necesidades de su mundo interno.

Para comprender cómo la esperanza ayuda a la autorregulación y cómo puede fomentarse, es importante distinguir entre "la esperanza como sustentadora" y "la esperanza sostenida". Los niños (y adultos) que mantienen la esperanza frente a la adversidad no se convierten en "prisioneros del momento". Si un niño cree que el dolor del presente nunca terminará, que no se puede mitigar de ninguna manera, se volverá insoportable.

Si un niño tiene esperanza, puede utilizar amortiguadores temporales, búferes sociales y búferes cognitivos. Él o ella puede mirar hacia atrás a tiempos mejores e incluso éxitos previos para superar desafíos similares. Ella puede recurrir a estos recuerdos para imaginarse a sí misma avanzando hacia un futuro mejor. Él puede protegerse a sí mismo confiando en las familias y amigos para obtener consuelo y consejo. Ella puede consolarse sabiendo que puede absorber simultáneamente las realidades negativas del presente mientras se aferra a las posibilidades positivas del futuro.

Lo que acabo de describir es cómo la esperanza se sostiene o funciona. Pero, ¿qué sostiene la esperanza? ¿Cómo adquiere un niño el tipo de esperanza que amortigua? Patrick Shade, un filósofo contemporáneo, ha escrito un interesante libro titulado Hábitos de la esperanza. Él argumenta que muchas virtudes (él también las llama hábitos y medios) están interrelacionadas. Para mantener la esperanza, él cree que un individuo necesita las virtudes de la persistencia, el ingenio y el coraje. (A su vez, la esperanza puede alimentar una mayor persistencia, recursos y valentía). Desde mi punto de vista, estas sub virtudes de esperanza podrían usarse para mantener el dominio o la supervivencia. Por ahora, me concentraré en la supervivencia y la autorregulación. A continuación hay tres sugerencias para construir el tipo de persistencia, ingenio y coraje que impulsarán los procesos de autorregulación que sostienen la esperanza.

Persistencia: la paciencia de la esperanza

La esperanza es a menudo una cuestión de paciencia, incluso en el caso de los niños. Simplemente pregúntele a cualquier joven sobreviviente de cáncer que se haya sometido a rondas de quimioterapia o a un adolescente con problemas de aprendizaje que necesita dos horas para completar una tarea de tarea de "una hora".

La paciencia no significa pasividad. William Lynch, otro filósofo, describió el proceso de esperar como una cuestión de "espera activa". Un antiguo teólogo judío comparó el estado de ánimo esperanzador con una cuerda estirada, lo que significa un enfoque extendido que está preparado y listo para la acción.

La paciencia tarda un tiempo en desarrollarse. Las concepciones de los niños sobre el tiempo son bastante toscas antes de los ocho o nueve años. Los niños pueden frustrarse fácilmente cuando fallan en una tarea y pueden encontrar difícil imaginar el resultado final de un proceso de varias etapas. Sin embargo, la paciencia puede mostrarse. Un padre puede practicar lo que predica, demostrando paciencia siempre que sea posible e incluso comentando el hecho de que esto es lo que está haciendo, y por qué está eligiendo paciencia, cómo lo ayudará y qué podría salir mal si no se instituye.

La paciencia puede ser ejercida. Los padres deben buscar juegos y actividades que requieren paciencia. Algunos ejemplos serían construir (pegar) un modelo, ensamblar un rompecabezas grande y complejo o construir un mueble simple que implique cortar, lijar, pintar, secar, etc. La paciencia puede ser recompensada. Los padres pueden estructurar sistemas de recompensa en los que se otorgan "recompensas" mayores por una mayor inversión de tiempo, diligencia, cuidado, etc.

Ingenio: relajación para la esperanza

Enséñele a su hijo a cultivar un cuerpo relajado y una mente tranquila. La tensión, la alta excitación y la preocupación son enemigos de la esperanza. La esperanza requiere flexibilidad mental y física para el cambio de marchas, así como atención y claridad para explorar el entorno en busca de la próxima oportunidad. Para la relajación, la forma más simple, económica y efectiva para estimular la "respuesta de relajación" es la respiración diafragmática. A veces llamado "respiración del vientre", debe producir un aumento y una caída rítmicos del estómago. Enseñe al niño a respirar por la nariz y fuera de la boca. Los labios deben estar fruncidos para controlar la salida de aire. Por lo general, las tasas ideales son cuatro cuentas al inhalar y seis cuentas al exhalar.

Para los niños (y adultos) que luchan con preocupaciones y obsesiones, el mejor antídoto es alguna forma de meditación. Ahora hay muchos recursos de meditación para niños. Si bien las mejores formas de meditación son las mejores para facilitar la resolución de problemas o el dominio, las meditaciones tranquilizadoras son las mejores para mejorar la autorregulación. Un libro que cubre ambos y ha sido bien recibido por los expertos es The Mindful Child, escrito por Susan K. Greenland.

Valor: Riesgo informado

En un famoso diálogo, Sócrates le enseñó a uno de sus alumnos que el coraje no debe confundirse con la temeridad o la asunción de riesgos irresponsables. Shade está de acuerdo. Se refiere al valor que subyace a la esperanza como "toma de riesgos informada". Cuando se trata de hacer frente, los padres necesitan ayudar a los niños a medir sus fortalezas y limitaciones. Primero haga un balance de su propio nivel de resistencia y coraje, y de dónde se encuentra en el continuo entre la timidez y la temeridad. Pídale a alguien de su confianza que valide su autoevaluación o sugiera una corrección. Tal vez usted no es la mejor opción para cultivar esta virtud en el niño. ¿Hay alguien más que pueda servir mejor a esta función? Su hijo merece ser guiado por un marco de referencia apropiado.

¿Cuál es la cantidad ideal de coraje? No hay una respuesta fácil, no hay una fórmula simple, para los padres que buscan estándares. La construcción del coraje es un proceso que requiere sensibilidad, observación cuidadosa y honestidad con uno mismo, el niño y la situación. La investigación con adultos sugiere que la mayoría de los individuos evalúan sus posibilidades de realizar sus esperanzas en aproximadamente 50-50. Sin embargo, esto es de poca ayuda para un padre cuyo hijo está lidiando con cáncer, una discapacidad grave de aprendizaje u otros desafíos que pueden presentar grandes desventajas pero que al mismo tiempo pueden no tener en cuenta factores positivos mitigantes únicos para un niño o familia en particular. .

Otra estrategia relacionada es enseñar el "riesgo informado" a través de historias, películas y anécdotas de actos valientes. Funcionan mejor si el niño puede relacionarse con el personaje, el desafío y / o el contexto. En mi libro, Esperanza en la era de la ansiedad, enumeré las siguientes posibles selecciones. Para los niños más pequeños, sugerí los siguientes libros: The Bracelet (Uchida), Charlotte's Webb (White) y Tuck Everlasting (Babbit). Para los adolescentes, sugerí Alive (Read), Anthem (Rand) y The Diary of a Young Girl (Anne Frank). Mis sugerencias de películas fueron las siguientes. Para los niños más pequeños, elegí Finding Nemo (2003), Pinocho (1944) y el Mago de Oz (1939). Para los adolescentes, seleccioné Captain Courageous (1937), Dead Poet's Society (1989) y Spiderman (2002). Para niños o adolescentes, agregué Diary of Anne Frank (1959), The Karate Kid (1984) y Star Wars (1977).

  • Kristin Cavallari: ¿Para casarse o no para casarse? Esa es la pregunta
  • Crecimiento espiritual a través de la gran adversidad
  • ¡Dale! 8 Razones por las cuales algunos niños prosperan a pesar de las adversidades
  • Las cosas buenas van a suceder: adaptación y curación
  • Cultivar la resiliencia a través de la historia
  • Cómo Estados Unidos ensucia a sus hijos y cómo podemos arreglarlos
  • ¿Ocurre todo por una razón?
  • Conviértete en un "hazlo por mí".
  • Las dos cosas que Gen-I necesita más
  • Sueño y belleza
  • ¿Deberían los hijos de inmigrantes ilegales ser utilizados como disuasión?
  • ¿Eres un triunfador saludable o un exagerado ansioso?
  • Cambie su estilo de accesorio para iluminar su vida
  • Cura tu cerebro: Introducción a la nueva neuropsiquiatría
  • Resistencia de Star Wars: superar la adversidad
  • Hacia una psicología positiva humanística: ¿Por qué no podemos simplemente llevarnos bien?
  • Riendo en la cara del trauma
  • ¿Qué puede ayudar a los estudiantes universitarios que inundan los centros de asesoramiento?
  • Bruce Springsteen: Compañero de viaje
  • Gemas ocultas: mujeres veteranas en el liderazgo
  • Hacer que el cambio cuente
  • Los niños están bien, pero no les gusta el cambio
  • La era de la ansiedad de Trump: las preocupaciones se acumulan, la salud disminuirá
  • ¿Quién quiere ser un terrorista?
  • ¿Te sientes derrotado? Cómo recuperarse
  • ¿Cómo debería hablar con su hijo sobre el Holocausto?
  • Cómo Erin Willett nos está sacando de la oscuridad
  • "Burnout": La Realidad Indelicada del Agotamiento Laboral
  • Desenmascarando el mito del individuo robusto y resistente
  • "El hombre planea, y Dios se ríe"
  • ¡Hola CDC, te olvidaste de los papás!
  • Cómo las buenas relaciones pueden hacerte más fuerte
  • Cómo los narcisistas se pusieron de esa manera
  • La medicación no es el final, todo se debe a la angustia
  • La economía: Dominio del consumidor vs. Precios al alza
  • La paradoja gobierna nuestras vidas