Cinco resoluciones de año nuevo para mejorar su salud mental

La investigación indica que las actividades simples autoiniciadas pueden tener un gran beneficio

Esta semana, muchas personas harán Resoluciones de Año Nuevo, a menudo después de una cuidadosa reflexión sobre el progreso personal en el último año. De hecho, enero ofrece la oportunidad de mirar hacia atrás y hacer un balance de los logros, desafíos y lecciones aprendidas. También es una oportunidad para crear una lista de “cosas por hacer” (o “por hacer”) para 2018. Esto es imprescindible para todos los que se preocupan por el crecimiento personal y la superación personal.

Mejorar la salud mental a veces se considera el negocio de los psiquiatras, psicólogos y una miríada de otros expertos clínicos. Pero muchas investigaciones indican que los individuos mismos pueden desempeñar un papel crítico en el fomento de su propia salud mental. El nuevo año es el momento perfecto para que las personas consideren e inicien actividades que puedan mejorar la salud mental.

La evidencia sugiere que ciertas actividades autoiniciadas pueden ser muy beneficiosas para la salud mental, cinco de las cuales se enumeran a continuación. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente realizar (y promulgar) una Resolución de Año Nuevo basada en estas actividades. Claramente, no existe una resolución ‘de talla única’, pero los lectores pueden adaptar una o más de las siguientes a sus circunstancias individuales.

Ejercitando

Muchas investigaciones indican que el ejercicio es fundamental para una buena salud mental. Libera endorfinas naturales que pueden mejorar significativamente el estado de ánimo. De hecho, los médicos en numerosas jurisdicciones ahora pueden prescribir oficialmente el ejercicio como un tratamiento para la depresión. Las investigaciones recientes muestran que el ejercicio puede ser igualmente efectivo (si no más eficaz) que la medicación psicotrópica para reducir los síntomas de la depresión. Esto se explora en el breve video a continuación sobre Audley, un instructor de acondicionamiento físico que utiliza el ejercicio positivamente para ayudar en su recuperación del trastorno bipolar.

Socializar y contribuir

La investigación ha demostrado con frecuencia que la actividad social y el apoyo social promueven la salud mental individual, al tiempo que protegen a las personas del efecto negativo del estrés agudo y crónico. La investigación seminal realizada por los investigadores británicos Brown y Harris ilustra cómo el apoyo social protege a las personas de la depresión, incluso en presencia de eventos graves de la vida como el divorcio y el desempleo. Algunas investigaciones sugieren que la socialización puede ser especialmente beneficiosa cuando implica hacer una contribución altruista significativa, por ejemplo, el voluntariado.

Religión y Espiritualidad

La evidencia sugiere que las personas con niveles más altos de creencias y prácticas religiosas tienen una mejor salud mental; con tasas más bajas de depresión, abuso de sustancias y suicidio. Esto se debe en parte a que las personas religiosas a menudo tienen acceso a una comunidad solidaria en un lugar de culto. Los sistemas de creencias también ofrecen un sentido de coherencia, que puede brindar consuelo y apoyo, especialmente en tiempos adversos. La espiritualidad tiene muchas formas, pero puede incluir yoga, meditación consciente y contacto con la naturaleza (ver más abajo). La investigación indica que todos estos pueden fomentar una buena salud mental.

Contacto con la naturaleza

Un creciente cuerpo de investigación indica que las tasas de enfermedad mental son más bajas en las zonas rurales, en comparación con las tasas en las ciudades. Esto se ha atribuido a una variedad de factores, uno de los cuales es el efecto beneficioso del contacto con la naturaleza. La naturaleza puede proporcionar un espacio para la reflexión, la meditación y la renovación. También puede facilitar el ejercicio de promoción de la salud (por ejemplo, natación o senderismo), así como la exposición a la luz solar que favorece la salud. Como tal, los proveedores de servicios de salud mental (como el Douglas Hospital en Montreal) ahora ofrecen terapias de horticultura o mascotas para beneficiar a los pacientes.

No te preocupes por las cosas pequeñas

Algunas investigaciones sugieren que los niveles altos de perfeccionismo están relacionados con enfermedades mentales como la depresión y los trastornos alimentarios. Tal perfeccionismo puede llevar a una sensación constante de preocupación y fracaso, así como a niveles insalubres de auto-escrutinio y autoevaluación crítica. Todo esto puede empeorar la salud mental. Como tal, la base de mucha terapia cognitivo-conductual es ayudar a los pacientes a examinar sus vidas a través de una lente más realista y autoaceptada. En resumen, adoptar una actitud de “no sudar las cosas pequeñas” puede ayudar a fomentar una buena salud mental.

Conclusión

El cambio de año nos permite reflexionar tanto sobre los tiempos pasados ​​como sobre el futuro. Las Resoluciones de Año Nuevo son una tradición tradicional que facilita nuevos comienzos y nuevos comienzos. Con suerte, las actividades descritas anteriormente pueden proporcionar una base para aquellos en busca de una resolución que pueda mejorar su propia salud mental en 2018.

Feliz año nuevo.

Related of "Cinco resoluciones de año nuevo para mejorar su salud mental"