A través de gafas de color rosa

Todos quieren ser felices.

Junto con la maravillosa sensación que viene con la felicidad son los múltiples beneficios para la salud que trae. Las personas felices lo hacen mucho mejor cuando se trata de lidiar con el estrés. También tienden a ser más saludables gracias a un mejor funcionamiento inmune, menos problemas emocionales y mayor energía. Las personas también disfrutan de estar con ellos ya que son más agradables y más sociables en general. ¿Es de extrañar que las personas intenten ser felices tanto como sea posible?

La felicidad generalmente ocurre a través de a) la frecuencia e intensidad de los estados de ánimo agradables, b) la infrecuencia de los estados de ánimo desagradables, yc) qué tan bien somos capaces de ver el mundo que nos rodea de una manera positiva. Si bien es un dicho popular común que las personas felices miran al mundo a través de "gafas color de rosa", ¿sentirse feliz realmente nos hace más propensos a centrarnos en cosas positivas? Un nuevo estudio de investigación publicado en la revista Emotion sugiere que realmente es el caso.

Según Hannah Raila de la Universidad de Yale y sus colegas investigadores, existe un fuerte vínculo entre la emoción y la forma en que prestamos atención al mundo que nos rodea. Desde el momento en que nos levantamos por la mañana hasta cuando finalmente nos dormimos, nos asaltan las vistas, los sonidos y los olores, la mayoría de los cuales aprendemos a "desconectar" solo para mantenernos sanos. Esto significa que la atención selectiva es una parte esencial de nuestra forma de pensar, ya que nos permite restringir las impresiones sensoriales que llegan a nuestro cerebro todo el tiempo. Según la mayoría de los modelos de atención selectiva, toda la información que llega al cerebro pasa por un buffer sensorial que actúa como un "cuello de botella" que solo permite la información que consideramos relevante. Esto explica el "efecto cóctel" en el cual ciertos estímulos pueden alcanzarnos incluso si no estamos prestando atención (como si escucharas que tu nombre se menciona en medio de una concurrida fiesta de cócteles).

Las emociones que sentimos en un momento dado también pueden influir en el tipo de información que es probable que atraviese el cuello de botella. Las personas que se sienten deprimidas son propensas a centrarse en imágenes y sonidos que pueden reforzar esa sensación de depresión e ignorar los estímulos más optimistas. Para el caso, las personas que lidian con el estrés postraumático se vuelven hipersensibles a imágenes, sonidos y olores específicos que pueden desencadenar escenas retrospectivas o fortalecer la tensión emocional que están experimentando.

¿Pero qué pasa con las emociones positivas como la felicidad? Aunque solo hay un puñado de estudios de investigación que examinan cómo las emociones positivas afectan la atención selectiva, los resultados sugieren que ser optimista puede influir en cómo vemos el mundo. La mayoría de estos estudios todavía reflejan el problema de medir algo como la felicidad en condiciones de laboratorio, por no mencionar cómo afecta algo tan breve como la atención.

En su nuevo estudio de investigación, Hannah Raila y sus colegas investigadores decidieron examinar el papel que tiene el rasgo de felicidad en la atención selectiva. Definido como un rasgo de personalidad a largo plazo asociado con la satisfacción con la vida, la felicidad del rasgo se midió usando escalas de autoinforme para medir en qué medida los participantes de la investigación estaban generalmente satisfechos con la vida y eran optimistas y optimistas. Los setenta adultos jóvenes que participaron en el estudio también completaron medidas de autoinforme para medir su estado de ánimo en el momento en que tomaron parte en la investigación real.

Después de completar estas diferentes medidas, tomaron parte en un experimento de laboratorio que midió la cantidad de tiempo que dedicaron a mirar imágenes positivas y neutrales que se les presentaron como parte de una serie experimental. Las imágenes positivas incluyeron escenas de logros (como ceremonias de graduación o atletas que ganan una carrera), interacción social (personas riéndose juntas o abrazándose), y recompensa primaria (imágenes de alimentos altos en calorías que normalmente son agradables). Las imágenes neutrales eran imágenes de escenas no emocionales (zapatos en el suelo o tazas en un mostrador). Había doce imágenes en cada categoría y todas las imágenes se contrapesaban cuidadosamente para eliminar cualquier sesgo de investigación.

Los resultados de la investigación mostraron que las personas con una puntuación alta en la felicidad del rasgo mostraron un fuerte sesgo de atención hacia los estímulos positivos. Hannah Raila y sus co-investigadores sugirieron que esto podría probar que las personas felices literalmente "ven el mundo a través de lentes de color rosa" ya que siempre prefieren las imágenes positivas sobre las neutrales. Otros factores potenciales, como la edad, el sexo o el tipo de estado de ánimo que experimentaban los participantes en el momento de la investigación, no mostraron un efecto significativo en la mirada o las imágenes preferidas.

Esto tiene paralelismos interesantes con investigaciones previas que observan a las personas que experimentan ansiedad o depresión clínica, que a menudo muestran exactamente lo contrario al ser parcial en contra de las imágenes positivas. Todo lo cual plantea preguntas intrigantes sobre causa y efecto. ¿Las personas felices son más propensas a prestar atención a las imágenes positivas? ¿O se está enfocando en imágenes positivas que refuerzan esa sensación de felicidad? En realidad, ¿hay algún tercer factor desconocido que pueda afectar a ambos?

Aunque la naturaleza de este estudio hace que sea imposible resolver este tipo de preguntas, el papel del sesgo de atención en las emociones que sentimos sentir en un momento dado puede ser profundo. Del mismo modo que prestar atención a todas las caras sonrientes en una fiesta puede hacer que la gente se sienta optimista de ser un lugar "divertido", un entorno más negativo (como un funeral) puede llevar a un estado de ánimo más sombrío. Esto también puede conducir a más problemas emocionales a largo plazo para las personas que constantemente se centran en lo negativo (o incluso lo positivo en el caso de las personas que sufren de manía).

La investigación sobre los sesgos de atención y las emociones también puede ser importante para desarrollar mejores formas de psicoterapia para la depresión. Al capacitar a las personas para cambiar su enfoque de atención y centrarse en los estímulos positivos que las rodean, las personas deprimidas pueden aprender a controlar su estado de ánimo y mejorar su satisfacción con la vida.

Si bien no siempre es posible ignorar el lado más feo de la vida, centrarse en las cosas positivas que nos rodean puede ser una parte vital de la felicidad y la superación de los estados de ánimo oscuros inevitables que todos experimentamos. Mirar el mundo a través de "gafas color de rosa" puede tener beneficios importantes para todos nosotros.

  • Una analogía torturada
  • Tortura diez años después
  • El aprendizaje dependiente de cue durante el sueño puede reducir los prejuicios
  • Pérdida de un niño
  • No dejes que tu carrera entre en la temporada baja
  • La política del silencio
  • Dr. Oz, orgasmos y salud
  • ¿Podría un millón de monos escribir el secreto de la vida?
  • El ángel y el diablo en tu cabeza: 4 formas de aumentar la fuerza de voluntad
  • Afectos, lenguaje y cognición
  • Desorden de estrés post-dramático: una causa oculta de insomnio
  • Consejos de nutrición para reducir la fatiga suprarrenal
  • Esquizofrenia y su tratamiento
  • El caso del solicitante incentivado
  • Lo que todos podemos aprender del Super Bowl 2017
  • ¿Puede la rehabilitación para pacientes con cáncer mejorar la capacidad de supervivencia?
  • Cómo tomar un día para ti
  • Por qué ser normal no siempre es saludable
  • Dando nuestra energía mental a las cosas buenas
  • Los sueños nos ayudan a conectarnos con nuestro mundo interior
  • Caer fuera del amor
  • Cómo se permitió que OxyContin matara a tantos
  • El altruismo de los ricos y los pobres
  • La falta de sueño puede desencadenar las proteínas de la migraña
  • Childfree: ¿Verdaderamente feliz o simplemente justificando una mala elección?
  • 10 reglas para ayudar a los niños a usar Smartphones sabiamente
  • Niños que van a la escuela con dolor
  • Lindsay Lohan es la última víctima de un diagnóstico erróneo de TDAH y abuso de Adderall
  • Brent Robbins sobre Niños con Antipsicóticos
  • ¿Son los deportes juveniles demasiado estresantes?
  • Belleza
  • Estatinas para la apnea del sueño
  • Dormir, Conflicto Genético y Longevidad Humana
  • ¿Cuál es el problema de la ansiedad?
  • Qué hacer cuando la vida golpea al ventilador
  • Mi otra educación