7 maneras en que las escuelas pueden prevenir la intimidación

La intimidación siempre está en las noticias. Más recientemente, hubo una historia sobre una madre que golpeó a un niño en un autobús escolar porque estaba intimidando a su hija. Tomar las cosas en sus manos era ciertamente lo incorrecto. Desafortunadamente, muchos padres se sienten solos con el problema cuando ocurre y es dudoso que la escuela de sus hijos los ayude.

Como terapeuta infantil y familiar, creo que nuestras escuelas deben asumir un papel más importante en el manejo de la intimidación. Las escuelas están en condiciones de proporcionar más protección y apoyo a los niños y sus padres. La intimidación ocurre en gran parte dentro de los perímetros de la escuela: en el comedor, en el vestuario, durante el recreo o justo afuera del edificio. Las escuelas tienen profesionales disponibles, y tienen una capacidad real para ser la fuerza positiva para disminuir estas ocurrencias. Aquí hay algunos pasos importantes que las escuelas pueden tomar para remediar este problema:

1. Como parte del plan de estudios, los estudiantes deben aprender a identificar el lenguaje y las acciones de intimidación en ellos mismos y en los demás. También se les debe enseñar habilidades de comunicación positivas. Este conocimiento ayudará a crear un ambiente más positivo donde es menos probable que ocurra la intimidación.

2. Debe haber un sistema establecido para que un niño informe que está siendo intimidado (anónimamente, si es necesario) y obtenga ayuda inmediata. Un consejero y otros profesionales deberían reunirse con los niños involucrados y sus familias para determinar una solución.

3. Debería haber discusiones en el aula sobre la motivación y los efectos de la intimidación para sensibilizar a los estudiantes y promover la auto-conciencia. Los niños deben entender que los matones son niños que han experimentado alguna forma de intimidación ellos mismos. Se comportan agresivamente en un intento de tomar represalias. Son niños que se sienten impotentes y sufren de baja autoestima. Intentan aumentar su autoestima rodeándose de otros niños a quienes pueden controlar, que a menudo se sienten inseguros. Los matones luego encuentran a alguien a quien disminuir en un intento de inflarse. Debe enfatizarse que los niños que son intimidados sufren terriblemente. Esta educación puede ayudar a los niños a tomar decisiones mejores y más positivas y convertirse en los socios de la escuela para eliminar el acoso escolar.

4. Los profesionales deben enseñar a los niños las habilidades para manejar a los agresores mediante el juego de roles y otras técnicas. Por ejemplo, los estudiantes pueden escribir obras de teatro y representar diferentes escenarios de intimidación en el aula. Cada niño debe actuar como el agresor, el partidario del acosador y la víctima, para obtener una comprensión más tangible.

4. La consejería debe estar disponible para los niños que son intimidados, para los agresores y para aquellos que ayudan a los agresores. Cuando sea necesario, estos niños deben ser referidos a terapeutas externos para recibir ayuda continua.

5. Debería haber eventos en toda la escuela que enfoquen al cuerpo estudiantil en la intimidación, por ejemplo, "Martes de concientización de la intimidación". Podría haber actividades en cada clase, como el diseño de lemas para poner en las paredes, tales como: "Es malo intimidar" otros "o" Está mal estar de acuerdo con un acosador ". Un niño que informa intimidación debe ser recompensado.

6. Las escuelas deberían tener fuertes repercusiones para la intimidación. La intimidación ahora es una ofensa ilegal y debe haber 0 tolerancia para este comportamiento. Al mismo tiempo, el funcionario es un esfuerzo real para llegar al fondo de la causa, mediante conversaciones con la familia del niño y el niño son esenciales. Las familias necesitan examinar sus relaciones familiares y asegurarse de que no haya intimidación en casa.

7. Si la escuela de su hijo no tiene un sistema de apoyo, la asociación de sus padres debe presionar para que la escuela la desarrolle.

La intimidación ha sido parte de la sociedad desde su inicio y no desaparecerá fácilmente. Pero con el esfuerzo conjunto de las escuelas, los padres y los niños, ir a la escuela puede convertirse en una experiencia más saludable y segura.

Related of "7 maneras en que las escuelas pueden prevenir la intimidación"