7 estrategias para cerrar la vergüenza corporal de los miembros de la familia

Pruebe uno de estos métodos para redirigir el lenguaje corporal hiriente.

Pexels/CC0

Fuente: Pexels / CC0

Las reuniones familiares pueden traer alegría y conexión. Pero para muchos, las tensiones surgen cuando los miembros de la familia hacen comentarios sutiles (¡o no tan sutiles!) De vergüenza del cuerpo, o comentarios que promueven una relación poco saludable con los alimentos. La vergüenza corporal no es buena para nadie. Sentirse avergonzado de su cuerpo puede hacer que sea más difícil participar en hábitos saludables e incluso provocar conductas desordenadas de la alimentación. También está vinculado a la depresión. Además de eso, cuando los miembros de la familia (u otros) hacen comentarios vergonzosos, promueven una obsesión con el tamaño y la forma del cuerpo, y refuerzan la idea de que nuestra valía debe estar determinada por lo que vemos en el espejo.

Si tiene miembros de la familia propensos a este tipo de conversación corporal, aquí hay algunas estrategias para encontrar formas amables de redirigir estas conversaciones. Probar uno y ver cómo va. Nunca es demasiado tarde para crear una dinámica familiar más saludable cuando se trata de la imagen corporal.

Estrategia 1 – Ignóralo y cambia el tema.

Miembro de la familia: “Oh, ¿has aumentado de peso desde la última vez que te vi?”

Tú: “¡Tía! Es bueno verte otra vez. ¿Qué has estado haciendo desde la última vez que hablamos?

Estrategia 2: utilice una “declaración I” seguida de un cambio de tema.

Miembro de la familia: “¿Has probado esa dieta de la que te hablé? No sé qué estás esperando.

Tú: “Papá, es dulce que quieras ayudarme. Pero me doy cuenta de que puedo cuidar mejor mi salud cuando no me enfoco en las dietas. ¿Te he hablado del nuevo proyecto que asumí en el trabajo?

Estrategia 3 – Pedir ayuda.

Miembro de la familia: “Ugh. ¡Mira mi brazo que se mueve! ¡Tú también lo conseguirás, la genética es el destino!

Tú: ” Oh, mamá – me olvidé de decirte. Me comprometí a hacer mi mejor esfuerzo para pensar en mi cuerpo con compasión y amabilidad. Comentarios como ese pueden sacarme de la pista. ¿Quieres acompañarme? Me encantaría si pudiéramos trabajar juntos para construir algo de positividad corporal “.

Estrategia 4 – Lleva a tu hijo a ello.

Miembro de la familia: “¡Woah! Mira cuánto peso ha ganado. ¡Debe ser por lo menos veinte libras!

Tú: “Tío, he estado tratando de enseñarle a mis hijos que lo que más importa de las personas es quiénes son, no cómo se ven. Así que no permitimos comentarios así en nuestra casa. ¿Quizás podrías ayudarme tratando de evitarlos cuando estamos juntos?

Estrategia 5 – Sé honesto y concéntrate en tus sentimientos.

Miembro de la familia: “Sabes, ese vestido realmente no es halagador para la forma de tu cuerpo”.

Tú: “Encuentro comentarios así hirientes. Me hacen difícil pasar tiempo contigo. Quiero que todos disfrutemos esta visita lo más posible. ¿Podrías dejar de hablar de cómo me veo? Te quiero mucho y no quiero que este patrón se interponga entre nosotros “.

Estrategia 6 – ¡Ciencia!

Pixabay/CC0

Fuente: Pixabay / CC0

Miembro de la familia: “¿Deberías estar comiendo esas galletas? Parece que están llenos de calorías. Si yo fuera tú, evitaría los dulces.

Usted: “¿Sabía que los investigadores han descubierto que cuando se priva de los alimentos que le gustan, eso puede terminar provocando un comportamiento desordenado de la alimentación, como atracones y purgas?”

Si las cosas se ponen muy mal y descubre que los comentarios corporales de un miembro de la familia son un desafío importante para su bienestar o que un miembro de la familia no ha respondido a ninguna de las estrategias anteriores, podría ser el momento para algo más serio.

Estrategia 7 – Modificación del comportamiento.

Miembro de la familia: “No entiendo por qué no eres tan flaca como tu hermana”.

Tú: “Hemos hablado de esto antes. No está bien hacerme ese tipo de comentarios. Quiero pasar tiempo con usted, pero también necesito cuidar mi salud mental. Si sigues haciendo comentarios así, no podré visitar más hasta que decidas que puedes parar. ¿Puedes hacer eso por mi? ¿Puedes dejar de hacer comentarios así?

—-

Recuerde que los miembros de su familia pueden pensar que tienen su mejor interés cuando hacen este tipo de comentarios. O pueden proyectar sus propias luchas de imagen corporal en ti. Una pequeña compasión combinada con una declaración clara de su posición sobre la vergüenza del cuerpo puede hacer mucho.

  • Constructing Modern Selves 1: Peligros del sistema de clases
  • ¿Lo grande, lo bello y lo sano?
  • Conseguir que tu luchador estudiante universitario sea más veraz
  • El verdadero yo y la filosofía de una división
  • ¿Por qué el carácter fuerte es una base de la resiliencia?
  • Ansiedad introvertida: nuestro propio sabor de FOMO
  • Minute Men
  • ¿Estás seguro de que sabes lo que sientes?
  • Sensaciones: ¿Demasiado, demasiado confusas o no lo suficiente?
  • ¿Por qué algunos rechazan el concepto de "masculinidad tóxica"?
  • ¿Cómo te estás retratando al usar las redes sociales?
  • 5 errores comunes que aumentan el abuso
  • Puede que no sea el terapeuta adecuado para usted
  • Desarrollar la autoestima y mejorar las relaciones
  • ¿Qué pasaría si la guerra de Nueva Zelanda contra la vida silvestre incluyera primates?
  • Sexo hambriento
  • La Voz (El Enemigo Interior)
  • No lo hagas, nunca, nunca!
  • Factores genéticos en el trastorno bipolar: no hay razón para sentirse avergonzado
  • ¿Eres un prisionero de la perfección?
  • ¿Soy normal?
  • ¿Por qué subestima cuánto le gusta a otras personas?
  • Cómo hablan las mujeres sobre sus partes de dama
  • ¿Qué es la ansiedad?
  • 6 maneras en que las personas no queridas se auto-sabotean (y cómo detenerse)
  • Cómo dejar de tomarte demasiado en serio
  • "No" es una oración completa
  • Recuperación del trastorno alimentario: la conexión con el sexo y la intimidad
  • 3 tipos de secretos familiares y cómo separan a las familias
  • Deja de culpar a los demás por qué no estás haciendo lo que quieres
  • Cómo cuidarse cuando cuida a otros
  • Singlismo: ¿Qué tan serio es, realmente?
  • Escritura expresiva aumenta la resiliencia entre jóvenes encarcelados
  • ¿Qué hay de nuevo en la Clasificación Internacional de Enfermedades?
  • Cultivar la resiliencia: criar a los niños difíciles no es fácil
  • Shh! "¡A mí también me gusta!"