7 Efectos de la miopía con alcohol

VGstockstudio/Shutterstock
Fuente: VGstockstudio / Shutterstock

El alcohol conduce a la miopía (miopía). El consumo de alcohol, emborracharse, reduce el foco de atención y los pensamientos a la información o señales más obvias en su entorno inmediato. Como consecuencia, el comportamiento está excesivamente influenciado por las señales perceptibles de la exclusión de estímulos o consecuencias más distantes (Steele y Josephs, 1990). Por ejemplo, una persona que ya tiene pensamientos negativos es probable que se sienta triste después de intoxicarse.

Los siguientes siete puntos ilustran el efecto que el consumo excesivo de alcohol puede tener en su capacidad para concentrarse y tomar decisiones.

1. Déficit de atención.

La miopía con alcohol limita la cantidad de información que las personas intoxicadas pueden procesar. Como resultado, los recursos atencionales restantes se asignan solo al entorno más inmediato. Esta menor disponibilidad de recursos tiene efectos particularmente fuertes en situaciones de conflicto: cuando se enfrentan con dos motivaciones enfrentadas, una es inmediatamente obvia y la otra parece distante. Esto explica los errores relacionados con la atención que las personas cometen mientras están en estado de ebriedad, como la conducción deficiente (MacDonald, Zanna y Fong, 1995).

2. Comportamiento impulsivo.

No es una palabra extraordinariamente complicada cuando la gente está borracha. El alcohol, al menos en dosis altas, puede afectar la capacidad de las personas para inhibir el comportamiento impulsivo (Hofmann et al., 2008). Las personas intoxicadas tienden a atender los estímulos que les proporcionan placer inmediato (p. Ej., Relaciones sexuales sin protección) a expensas de un riesgo futuro (por ej., Contraer una ETS o causar un embarazo).

3. Agresión .

El alcohol en sí mismo no causa agresión. Solo aumenta el nivel de agresión en respuesta a la provocación (Giancola, et al., 2010). En situaciones hostiles, el alcohol fomenta el comportamiento agresivo al restringir nuestra atención a las señales provocativas, más que a las señales de provocación o autocontrol.

4. Comer en exceso .

Beber en exceso provoca comer en exceso, porque el alcohol afecta la capacidad de las personas para regular o controlar su ingesta de alimentos. Por esta razón, las personas que siguen una dieta crónica y controlan continuamente su ingesta de calorías se encuentran particularmente en riesgo de experimentar las consecuencias negativas del alcohol en sus objetivos dietéticos. La reducción del consumo de alcohol es una recomendación común para los participantes en los programas de pérdida de peso (Hofmann et al., 2008).

5. Conciencia de sí mismo.

Las personas intoxicadas tienden a perder la capacidad de controlar con éxito su comportamiento (Hull y Bond, 1986). Como probablemente hayas notado, el comienzo de una fiesta de cóctel suele ser moderado, y los invitados son en su mayoría cohibidos. Pero una hora más tarde, el volumen generalmente aumenta. A medida que la conciencia de los bebedores disminuye, la actitud tiende a cambiar a "¿A quién le importa realmente?"

6. Alivio de ansiedad.

El alcohol es conocido para aliviar el estrés y la ansiedad (Horwitz, 2013). Esto puede ser mantenido por la creencia popular de que el alcohol "quita el borde". El alcohol desvía la atención de los estímulos que inducen la ansiedad. Los efectos farmacológicos del etanol (similar a las benzodiazepinas y los opiáceos) pueden reducir temporalmente la ansiedad. Sin embargo, el alcohol no necesariamente reduce la ansiedad y el miedo a largo plazo y, de hecho, puede empeorarlo, lo que puede motivar una mayor ingesta de alcohol. Por lo tanto, la ansiedad y el consumo de alcohol son factores de riesgo el uno para el otro.

7. Promesas vacías.

La fortaleza del compromiso de las personas con algo depende de su valor para ellos y de la posibilidad de que el valor ocurra. Por lo general, la conveniencia de un objetivo es más obvia para las personas que su viabilidad. La ingestión de alcohol engendra un compromiso de objetivo vacío al hacer que las personas se centren en la conveniencia más que en la viabilidad de objetivos importantes. Una vez sobrios, no logran cumplir sus promesas (Sevincer y Oettingen, 2009).

Referencias

  • Hofmann, W., Förster, G., Stroebe, W., y Wiers, RW (2011). El gran desinhibidor: alcohol, señales de comida y comportamiento alimentario. En Handbook of Behavior, Food and Nutrition (pp. 2977-2991). Springer Nueva York.
  • Giancola, PR, Josephs, RA, Parrott, DJ y Duke, AA (2010). Revisión de la miopía del alcohol: Clarificación de la agresión y otros actos de desinhibición a través de una lente distorsionada. Perspectives on Psychological Science , 5, 265-278.
  • Horwitz, Allan (2013). Ansiedad: una breve historia. Baltimore: la prensa universitaria de Johns Hopkins, 2013.
  • Hull, JG, y Bond, CF (1986). Consecuencias sociales y del comportamiento del consumo y la expectativa de alcohol: un metaanálisis. Psychological Bulletin , 99, 347-360.
  • MacDonald, T., Zanna, M., y Fong, G. (1995). Toma de decisiones en estados alterados: Efectos del alcohol en las actitudes hacia el alcohol y la conducción. Revista de Personalidad y Psicología Social , 68, 973-985.
  • Sevincer, AT y Oettingen, G. (2009). El alcohol genera un compromiso de objetivo vacío. Journal of Abnormal Psychology , 118, 623-633.
  • Steele, CM y Josephs, RA (1990). Miopía del alcohol: sus efectos preciados y peligrosos. American Psychology, 45, 921-933.

Related of "7 Efectos de la miopía con alcohol"