5 maneras en que la baja confianza en sí mismo puede causar egoísmo

Cómo la baja confianza puede detenerte.

Syda Productions/Shutterstock

Fuente: Syda Productions / Shutterstock

En su próximo libro sobre la confianza en sí mismo, mi increíble colega de PT, la Dra. Barb Markway, escribe sobre cómo, cuando las personas tienen más confianza, tienden a ser menos centradas en sí mismas. Su punto es excelente. Como no es inmediatamente obvio por qué este es el caso, pensé en escribir una publicación explicando cómo y por qué sucede esto.

1. Las personas inseguras tienden a pensar que los demás no querrán su ayuda.

Aquí hay un ejemplo. Una forma en que los autores se ayudan entre sí es escribiendo notas publicitarias, que son los respaldos que aparecen en la parte posterior del libro, o en la página de Amazon, etc. A veces, quiero hacer esto para un colega que admiro, pero si me siento bien. no estoy seguro, pensaré: “Oh, probablemente no quieran mi respaldo, probablemente quieran personas famosas”. Pensar de esta manera conduce a no llegar a preguntar.

Este patrón ocurre en todo tipo de otros contextos. Por ejemplo, un estudiante puede querer ofrecer leer el informe o la tesis de un compañero de clase, pero piensa: “Mi compañero de clase probablemente no quiera mis comentarios”.

Consejo práctico: si te inclinas a no estar seguro, pregúntate: “¿Qué ayuda ofrecería a los demás si me sintiera más seguro de mí mismo?” Los comportamientos impulsan los pensamientos, así que trata de buscar ayuda y ver si esto te hace sentir más seguro. Tomar medidas es también una forma en que puede probar objetivamente si otras personas quieren su ayuda en lugar de adivinar.

2. Cuando estás rumiando y preocupándote, es probable que tengas un fusible corto y seas especialmente absorbente.

¿Puede recordar un momento en el que se sintió estresado y le disparó a un miembro de la familia sobre algo no relacionado? Si su baja confianza tiende a generar mucha preocupación y rumia, probablemente esté más centrado en sí mismo debido a esto. Es importante entender que esta es la forma en que se supone que funciona la ansiedad. El papel de la ansiedad es como una señal de peligro. La emoción, por lo tanto, nos pone en modo de autoprotección, en el que estamos pensando principalmente en nosotros mismos y nuestra seguridad (física o psicológica). La ansiedad nos pone en un modo de pensar sobre el corto plazo y no sobre lo que es mejor para nuestras relaciones interpersonales a largo plazo.

Consejo práctico: aprenda estrategias para darse cuenta de cuándo está rumiando y apagándolo. Las estrategias simples para este trabajo mejor que las personas tienden a pensar que lo harán.

3. La baja confianza en sí mismo puede hacer que todo se sienta como una amenaza.

Cuando las personas tienen poca confianza en sí mismas, a menudo tienen una sensación de síndrome impostor. Las personas con síndrome de impostor generalmente sienten que todo lo que han logrado puede ser quitado en cualquier momento. Descomprimiremos un ejemplo en el que un colega se acerca y pregunta: “¿Le gustaría colaborar en un proyecto?” La persona que no está segura de recibir esta solicitud podría pensar: “Si digo que sí, la persona se dará cuenta de que no estoy Tan hábil como pensaban. Mis defectos serán revelados. ”Entonces, ellos dicen que no. No quieren lidiar con la ansiedad que crea la solicitud, y lo más fácil es declinar.

Hay todo tipo de formas sutiles en que este efecto puede manifestarse tanto en el ámbito profesional como en el personal. Por ejemplo, te piden que hagas un plato para una comida. Estás nervioso por tu cocina. Por lo tanto, aunque le gustaría hacer un plato casero, simplemente compra algo para llevar, porque no quiere tolerar el riesgo emocional de hacer un plato usted mismo. Esto se percibe como menos preocupado por su anfitrión, pero simplemente se debe a su falta de confianza. Estás tan ocupado protegiéndote emocionalmente de las amenazas a tu frágil autoestima que pierdes oportunidades para causar una buena impresión.

Consejo práctico: cada vez que sientas una sensación de amenaza, pregúntate si realmente es una oportunidad disfrazada.

4. Ser propenso a la personalización puede hacer que parezca distraído o egoísta durante las conversaciones.

Este punto es realmente una extensión de # 2 y # 3, pero es muy común y difícil de reconocer en ti mismo, por lo que vale la pena mencionarlo por separado. Las personas que son propensas a tener poca confianza y ansiedad, a menudo caminan alrededor del mundo con su monitor de amenazas en alto. Por ejemplo, durante una conversación con un colega, esa persona menciona algo que aumenta su ansiedad. Estás tan ocupado procesando cómo lo que te dicen se relaciona contigo y con tus miedos que realmente no estás escuchando. Como resultado, fallas señales que la otra persona está dando; por ejemplo, extraña que a su interlocutor le gustaría recibir algo de aliento o apoyo.

Consejo práctico: si se da cuenta de que ha seguido este patrón después del hecho, regrese y ofrezca el apoyo que desearía haber brindado durante la conversación. Si hacer esto en persona es un reto, hacerlo por correo electrónico o mensaje es mucho mejor que no hacerlo.

5. Todos estos comportamientos crean un círculo vicioso de profecías autocumplidas.

Aquí está la trampa: cuanto más haga las conductas que mencioné en este artículo, más personas probablemente lo percibirán como egocéntrico y más enfocado en sí mismo se convertirá en una persona. Si te mantienes solo y nunca intentas ofrecer ayuda a los demás, la gente tenderá a verte como solo interesada, porque así es como actúas. Cuando no te arriesgas y ofreces ayuda a otros, esto mantiene tu creencia de que otras personas no quieren tu ayuda, porque no tienes ninguna evidencia de lo contrario. Del mismo modo, si su cónyuge está tratando de decirle algo que les preocupa, y realmente no está escuchando, porque está atrapado en sus propias preocupaciones, entonces se lo verá como una persona absorta en sí mismo. Todo esto puede llevar a que alguien con poca confianza comience a temer que sea inherentemente una persona horrible y egoísta, lo que los hace aún más tímidos y propensos a la vergüenza. Y el ciclo continúa.

Mensajes para llevar a casa:

  • Si reconoces alguno de estos patrones, reconoce que son reversibles. Una vez que sepa cómo funcionan los patrones, puede salir de ellos, una acción a la vez. Cuando haga esto, no pasará mucho tiempo antes de que su percepción de sí mismo comience a cambiar y comience a darse cuenta de que tiene la capacidad de estar menos absorto en sí mismo, cuando se siente más confiado.
  • Si vive o trabaja con alguien que cree que tiene poca confianza, intente pedirles ayuda de maneras que sean muy concretas, específicas y alcanzables. Por ejemplo, puede pedirle a un colega que comente sobre una parte específica de un informe que ha escrito, en lugar de pedirles que lo lean en general.
  • También puede considerar este enfoque: todos tenemos fortalezas y debilidades cuando se trata de ser generosos. ¡No me sorprenderás como voluntario para ayudar a un amigo a mudarse a una nueva casa o apartamento! Identifique cuáles son sus fortalezas de generosidad e intente aumentar la frecuencia con la que las expresa. Esto puede ser más fácil y más agradable que intentar trabajar en áreas de debilidades. Una vez que haya expandido sus fortalezas, probablemente se sentirá más seguro al trabajar en sus debilidades. Tenga en cuenta que este enfoque tiene algunos límites. Por ejemplo, la gente aún se molestará contigo si pareces absorto en ti mismo durante las conversaciones, por lo que no hay forma de evitarlo.

Referencias

Markway, B., y Ampel, C. (2018). El libro de trabajo de confianza en sí mismo: una guía para superar la auto-duda y mejorar la autoestima. Emeryville, CA: Althea Press.

  • No lo hagas, nunca, nunca!
  • ¿Por qué su socio narcisista siempre le culpa?
  • Los monos machos muestran correlaciones neuronales y hormonales de los celos
  • ¿Castigó el público el pene de Madoff?
  • Las hijas sin amor y las cosas que llevan en la edad adulta
  • El mono más genial en la jungla: niños, dolor y vergüenza
  • Por qué las mujeres se congelan durante el asalto sexual
  • A veces, la pérdida de audición puede ser embarazosa
  • Cómo dejar de reaccionar exageradamente a tu pareja
  • Cometiendo el narcisismo por poder
  • ¿Puede Mindfulness salvar el día para los padres presionados?
  • Nominado a la Corte Suprema: ¿Sobreviviremos?
  • A veces, la pérdida de audición puede ser embarazosa
  • Tres comportamientos no verbales que pueden dañar su matrimonio
  • Junio ​​es el mes de concientización sobre lesiones cerebrales
  • La gran división
  • Cómo pensamos acerca de las enfermedades mentales: tiempo para el Plan B
  • La A a la (casi) Z de How Flow ayudó a Sue Grafton a encontrar fama
  • ¿Las mujeres bonitas tienen una ventaja en encontrar el amor y la felicidad?
  • La auto-compasión reduce el estado de ánimo negativo con el tiempo
  • Cómo escapar Ruts, realmente
  • Salud y peso
  • Suicidio, estigma de salud mental, vergüenza y medios sociales
  • Abrazando la ambivalencia
  • La vida como drama
  • La hija no amada y su incómoda relación con su cuerpo
  • Los cuerpos de aspiración y las presiones para ser perfectos
  • La previsibilidad conduce a hábitos positivos
  • Cómo tener una conversación más responsable sobre el suicidio
  • El perfeccionismo y la mujer embarazada, parte 2
  • ¿Qué escondes?
  • La carta de espera para la aceptación de la universidad
  • Vulnerabilidad emocional como camino de conexión
  • Ahora que has hecho tus impuestos, ¿cómo te sientes?
  • ¿El uso de estimulantes conduce a adicciones?
  • Una niña de 12 años está viendo porno