5 formas ganadoras y cómo hacer que funcionen para usted

La competencia es una parte intrínseca de nuestra vida cotidiana. Ya sea que se trate de un partido en línea de Words with Friends con tu amigo más cercano o una carrera hasta el final en una carrera maratoniana de 5 km, a muchos de nosotros nos gusta la emoción de buscar una victoria. Incluso si no piensa que está particularmente orientado a la competencia, lo más probable es que si examina su comportamiento diario, descubra que compite mucho más de lo que cree. Tal vez intente ver si puede ser el primero en la fila de entradas para el cine, o el primero en inscribirse en una oferta por tiempo limitado. Tal vez incluso disfrutes de la pequeña emoción de golpear el auto que tienes al lado cuando te vas de una intersección o el primero en cruzar la calle entre un grupo de peatones. La competencia no tiene que tener una "C" mayúscula para calificar como una forma de enfrentarte a ti mismo contra alguien más o, incluso, contra ti mismo.

Desafortunadamente, para muchas personas la emoción de la competencia solo se iguala con la agonía de una posible derrota. En lugar de disfrutar de la prisa de tratar de vencer a un oponente, se ven dominados por el miedo a ser segundos, terceros o últimos. Cuando se los coloca en una situación competitiva que no pueden evitar, como tener que probar para un nuevo trabajo o incluso un juego de softbol vecinal, experimentan ansiedad, preocupación y dudas. Como resultado de experimentar estas emociones, les resulta difícil realizar su máximo, y por lo tanto confirmar sus peores temores, que nunca podrán ganar.

Probablemente estés familiarizado con el hecho de que incluso los atletas y músicos superestrella pueden experimentar una ansiedad de rendimiento paralizante. No todos se sienten de esta manera. Algunos artistas disfrutan la emoción de estar en el escenario o en el campo de juego. Aún otros sienten una mezcla compleja de emociones. Los artistas exitosos saben que tienen que usar sus emociones a su favor, o su carrera está condenada.

Un equipo de investigadores franceses dirigido por Guilluame Martinent en la Universidad de Lyon decidió explorar los sentimientos complejos que sienten las personas cuando ingresan en deportes competitivos. Entrevistaron a un grupo de élite de 11 jugadores franceses de tenis de mesa que fueron grabados en video mientras jugaban durante un partido. Las entrevistas tuvieron lugar poco después de los partidos mientras los jugadores se veían a sí mismos en el video. Este método permitió a los investigadores descubrir cómo se sentían los jugadores en cada punto del juego. Como resultado, los investigadores no tuvieron que depender de la memoria, que es notoriamente poco fiable cuando se trata de emociones. También podrían evaluar las emociones durante todo el partido, no solo en un punto. En sus análisis, compararon las emociones de "un solo punto" (experimentadas al mismo tiempo) con las emociones de "puntos múltiples", aquellas que conllevaban dos o más intercambios de puntos.

Aunque normalmente pensamos que las emociones ocurren uno por uno, Martinent y su equipo creían que las personas pueden experimentar más de una emoción a la vez. Tu experiencia emocional, en otras palabras, es una mezcla de todos los sentimientos que te atraviesan a la vez en cualquier situación dada. Muchas personas experimentan ansiedad antes de ingresar a una competencia, pero esto no significa que tampoco puedan sentir esperanza, alegría y placer. Para ponerse a sí mismos, algunos competidores hablan mal de sus oponentes, y en el proceso desarrollan sus sentimientos de enojo. Los competidores también pueden sentir enojo hacia ellos mismos. Es la sensación que tienes cuando te maldices internamente por un error descuidado que te hace perder un juego, o peor, ser el "Charlie Brown" de tu equipo y decepcionar a tus compañeros de equipo.

Cómo te sientes es importante cuando estás compitiendo, pero al final lo que realmente cuenta es si tus sentimientos te ayudan u obstaculizan. ¿Su enojo hacia su oponente debilitará su rendimiento, causando que se vuelva irracional y descuidado? Alternativamente, ¿la ira te disparará y te permitirá atacar con una precisión feroz e infalible? Suponemos que la ansiedad es debilitante, pero ¿muy poco va a llevarlo a descansar en sus laureles y perder debido a la falta de esfuerzo?

No importa qué tan talentoso seas, son las emociones que sientes durante la competición las que a menudo crean las diferencias entre una victoria y una derrota. En igualdad de condiciones, los jugadores que tienen el control de sus emociones -los pulidos profesionales- serán quienes emergerán como vencedores. Las exhibiciones extravagantes y excesivamente histriónicas pueden vender boletos de juego, pero harán que los jugadores erráticos terminen perdiendo cuando se otorguen las medallas de campeonato (o efectivo). También pueden ser más propensos a ser penalizados por acciones antideportivas como clavarse la pelota en el fútbol americano o realizar un slam dunk en baloncesto mientras cuelgan del aro.

Los jugadores del estudio de Martinent no experimentaron 1, ni 2, ni siquiera 3, sino un total de 12 emociones diferentes durante el transcurso de su partido de tenis de mesa. Estas emociones abarcaron toda la gama, desde los sentimientos negativos de ansiedad e ira hasta la sensación positiva de alegría e incluso serenidad. De todas las 12 emociones, los jugadores eran más propensos a experimentar enojo auto dirigido. Si alguna vez has jugado un juego casual de tenis de mesa, esto es comprensible. Ese pequeño orbe de plástico blanco pasa disparando a tu lado, y mientras mueves impotente la pala, todo lo que puedes pensar es lo frustrado que estás porque no pudiste llegar a tiempo. Los jugadores no estaban enojados con la pelota o el remo ("ira orientada a las cosas"); estaban enojados consigo mismos. Sin embargo, detrás de la ira autoevaluada estaba la emoción positiva de la alegría. Es esa maravillosa euforia que sientes cuando ves pasar a esa pequeña pelota pasando a tu oponente que ahora es quien balancea la paleta sin poder hacer nada en el aire vacío.

Cuando se analizaron en el transcurso de más de un intercambio de puntos, los jugadores probablemente experimentarían una mezcla de emociones en lugar de solo una a la vez. Estas combinaciones incluían una combinación de dos emociones, como la ira auto orientada y la desilusión, el desaliento y el disgusto, y la ira y la ansiedad auto orientadas. Algunos jugadores sintieron hasta cuatro emociones en el transcurso de dos o más intercambios de tiros. Claramente, la experiencia de jugar un deporte altamente competitivo pone de manifiesto una compleja serie de reacciones emocionales.

No todas las emociones son iguales para ayudarnos a obstaculizar tu capacidad para competir. En el estudio de Martinent, muchos jugadores sintieron que podían ignorar sus reacciones emocionales en cualquier momento mientras se concentraban en la toma. Sin embargo, los jugadores fueron menos capaces de sobrellevar sus emociones negativas cuando persistieron en el transcurso de varios disparos dentro del juego: el 34% dijo que sus emociones los ayudaron a desempeñarse mejor. Sin embargo, en el doble de casos, los jugadores sintieron que sus emociones restaban valor a su habilidad para anotar. Las emociones más útiles fueron la serenidad, la esperanza y la alegría, y las más debilitantes fueron el desaliento y la ira auto dirigida que persistieron en múltiples puntos. Las emociones de alivio, orgullo y decepción no tuvieron ningún efecto en el rendimiento. Dependiendo de la situación, los jugadores sintieron que las emociones negativas de la ansiedad y la ira auto dirigida (más de un punto perdido) podrían ayudar u obstaculizar su desempeño.

Este estudio destaca la complejidad de nuestras reacciones emocionales en el transcurso de una situación competitiva. También muestra que es importante controlar tus propias emociones. Puedes enojarte o sentirte ansioso si las cosas no van bien contigo, pero si te preocupas por estas emociones negativas, eventualmente implosionarás y tu desempeño sufrirá.

¿Cómo puede aprender a usar sus emociones para ayudarlo a obtener la ventaja competitiva? El psicólogo de la Universidad de Hull Adam Nicholls y sus colaboradores estudiaron las reacciones emocionales de más de 550 atletas competitivos antes y después de un juego, así como las formas en que los atletas enfrentaron sus emociones. El hallazgo clave de este estudio no fue solo cómo se sentían los atletas, sino qué hicieron para usar sus emociones para ayudarlos a sentirse mejor con respecto a su desempeño. Al percibir la situación como un desafío en lugar de una amenaza, podrían reunir sus recursos emocionales y concentrarse en el juego. Las emociones negativas, en contraste, los llevaron a usar varios métodos de afrontamiento que les hicieron sentir que su desempeño se deterioró. Estos métodos de afrontamiento incluyen renunciar, desahogar su ira y distraerse mentalmente del juego.

En resumen, para tener éxito en la competencia, en cualquier forma que la encuentre, puede beneficiarse de estas 5 estrategias:

  1. Ver la situación como un desafío, no como una amenaza. La mitad de la batalla en una competencia es ver la situación en una luz positiva. Como mostró el estudio de Nicholls, la ansiedad es una cuestión de cómo evaluar la competencia. Ver la situación como un desafío le ayudará a marcar su emoción y disminuir su ansiedad.
  2. Piensa, no sientas. Los jugadores de tenis de mesa más exitosos pudieron superar su juego sin dejar que sus emociones se interpusieran en su camino. Durante una competencia, cuanto más te centres en tus sentimientos, buenos o malos, menos podrás enfocar tu energía física y mental en lo que necesitas hacer para ganar.
  3. Deja ir tus errores. No siempre puede evitar sentirse enojado por sus errores. Sin embargo, necesitas superar ese enojo y frustración tan pronto como puedas. Usa tu energía mental para tomar la siguiente toma, realizar el siguiente movimiento ganador o continuar con la nota siguiente en tu actuación.
  4. Aproveche los métodos de afrontamiento positivos. No hay un mejor método de afrontamiento para cada situación. Sin embargo, en competiciones, es mejor contratar los métodos de afrontamiento que lo ayudan a enfocarse en la tarea que en sus sentimientos de decepción o frustración. Estos métodos de afrontamiento positivos incluyen imaginarse a sí mismo como exitoso, relajante y movilizador de sus recursos mentales y físicos. . A veces, puede beneficiarse buscando apoyo social de las personas más cercanas a usted.
  5. Disfruta de tus éxitos y aprende de tus fallas. Has ganado, ¡así que saborea el momento! El orgullo, la alegría y la serenidad son emociones que te beneficiarán a corto y largo plazo. Si perdió, analice su desempeño de manera objetiva. Puede sentirse desanimado y frustrado, pero para prepararse para la próxima competencia, debe analizar lo que hizo mal y tratar de solucionarlo. Si hiciste lo mejor que pudiste y simplemente perdiste por mala suerte o por un jugador mejor que tú, no te golpees. Puede preferir llevar el oro a la medalla de plata, pero alguien tiene que ganar, y si no eres tú, siéntete feliz por la persona que lo hizo.

Con estos métodos de afrontamiento en su arsenal, no solo tendrá más posibilidades de éxito, sino que se sentirá mejor con la experiencia. ¡Que empiecen los juegos!

Sígueme en Twitter @swhitbo para obtener actualizaciones diarias sobre psicología, salud y envejecimiento . Siéntase libre de unirse a mi   Facebook   grupo, "Cumplimiento a cualquier edad", para analizar el blog de hoy o para hacer más preguntas sobre esta publicación.

Copyright Susan Krauss Whitbourne 2012

Referencias

Martinent, G., Campo, M., y Ferrand, C. (2012). Un estudio descriptivo del proceso emocional durante la competencia: naturaleza, frecuencia, dirección, duración y co-ocurrencia de emociones discretas. Psychology of Sport and Exercise , 13 (2), 142-151. doi: 10.1016 / j.psychsport.2011.10.006

Nicholls, AR, Polman, RJ, y Levy, AR (2012). Un análisis de ruta de las evaluaciones de estrés, las emociones, el afrontamiento y la satisfacción del rendimiento entre los atletas. Psychology of Sport and Exercise , 13 (3), 263-270. doi: 10.1016 / j.psychsport.2011.12.003

Related of "5 formas ganadoras y cómo hacer que funcionen para usted"