Una psicología positiva de la vida individual

La irracionalidad de la toma de decisiones en la adicción

Photographee[dot]eu/Shutterstock

Fuente: Photographee [dot] eu / Shutterstock

Una característica clave de la adicción a las drogas es que el individuo que la padece continúa usándola a pesar de las consecuencias dañinas. La perspectiva económica conductual considera la adicción como una consecuencia de ser víctima de fallas de decisión que llevan a una preferencia por el comportamiento adictivo (Bickel et al., 2014). Las siguientes son 10 formas en que las elecciones de consumo adictivo pueden verse afectadas patológicamente. Estos procesos de toma de decisiones disfuncionales también predicen si los individuos retienen la capacidad de mejorar sus elecciones (Heyman, 2009).

1. Vulnerabilidad genética.

¿Por qué solo ciertas personas se vuelven adictas? Existe evidencia sustancial de una predisposición genética para desarrollar adicción (Kreek et al., 2005). Por ejemplo, los estudios de gemelos y niños adoptados sugieren que aproximadamente la mitad de la vulnerabilidad de una persona a los problemas del alcohol se hereda. También es posible que el consumo excesivo de alcohol provoque cambios importantes en el cerebro.

2. Automedicación.

Cuando el sufrimiento emocional es causado por las condiciones intolerables de la vida (tragedia), una “solución” rápida ofrece satisfacción inmediata y escapa de la miseria (Khantzian, 2012). Por ejemplo, el alcohol puede hacernos relajarnos y olvidar nuestras preocupaciones. Desafortunadamente, con el tiempo, el cerebro de un gran bebedor se ajusta al consumo continuo, lo que resulta en ansiedad e irritabilidad. Y en lugar de beber para sentirse bien, la persona termina bebiendo para sentirse normal.

3. La falta de recompensas alternativas.

La falta de recompensas alternativas sin drogas explica en parte la demanda de consumo de drogas. El profesor Hart (2013) señala que si usted vive en un barrio pobre y no tiene opciones, existe cierta racionalidad para seguir tomando un medicamento que le brindará un placer temporal. Ahora hay una amplia investigación que muestra que proporcionar recompensas alternativas a quienes antes carecían de ellas puede mejorar los resultados del tratamiento de la adicción. Es decir, las condiciones ambientales pueden desempeñar un papel importante en el tratamiento de la adicción a las drogas y en la prevención de las recaídas.

4. Visión deteriorada.

El abuso crónico de drogas se asocia con un deterioro de la autoconciencia (disfunción de la corteza insular), que se manifiesta como una negación de la gravedad de la adicción y la necesidad de tratamiento (Naqvi et al., 2007). Por ejemplo, solo una pequeña fracción de los grandes bebedores admiten que tienen un problema con la bebida. Esta es una razón por la cual algunas personas siguen bebiendo incluso después de darse cuenta de que está destruyendo sus vidas. La atención plena es un enfoque importante que se muestra para mejorar la conciencia y el control inhibitorio (Paulus y Stewart 2014).

5. Una relación de amor-odio con la droga.

El uso crónico de drogas puede conducir a una separación entre el valor predicho de la recompensa de la droga y su disfrute real (Kringelbach y Berridge, 2009). Para los adictos, el deseo intenso o el ansia de sustancias adictivas no necesariamente va acompañado de un disfrute de su consumo. Es decir, incluso después de que la droga ya no produce placer, un adicto todavía puede sentir una fuerte necesidad de usarla. Están anhelando la droga incluso cuando la droga ya no es placentera.

6. Atracción mortal .

El sesgo atencional para los estímulos relacionados con sustancias es la tendencia de uno a notar y prestar atención a los estímulos en el ambiente que están relacionados con el uso de sustancias de la persona. Los estudios han concluido que el sesgo atencional relacionado con el fármaco predice la recaída posterior al tratamiento entre los toxicómanos (Field et al., 2009). Sin embargo, hay formas de reducir sus efectos, el más simple de los cuales es evitar situaciones y estímulos que están relacionados con el uso de sustancias.

7. Caer del carro.

El último psicólogo de adicciones Marlatt (2005) acuñó el término efecto de violación de abstinencia (AVE) para referirse a situaciones en las que los adictos responden a una indulgencia inicial consumiendo aún más de la sustancia prohibida. Y se sienten completamente derrotados. Por ejemplo, “solo un cigarrillo” rápidamente se convierte en medio paquete; toma “solo una bebida” y, antes de que te des cuenta, la botella se ha ido. El sesgo ocurre cuando un individuo ve su recaída como una desviación de su compromiso con la abstinencia absoluta.

8. Sobrevaloración de la recompensa inmediata.

La impulsividad es la inclinación a buscar la gratificación inmediata a costa de las ganancias a largo plazo. Para un adicto, la decisión de seguir usando puede reflejar el sistema impulsivo que domina el proceso deliberativo. Por lo tanto, los eventos que son más inmediatos en el tiempo (como tener el medicamento ahora en lugar de las consecuencias tardías) tienen una mayor capacidad para influir en la toma de decisiones. Además, la investigación sugiere que el abuso del alcohol y otras drogas puede perjudicar la mente reflexiva, que es responsable de un amplio rango de control, incluida la inhibición, la atención sostenida y la planificación (Volkow y Baler, 2014).

9. Estrés.

Existe evidencia sólida sobre el vínculo entre el estrés crónico y la motivación para abusar de sustancias adictivas (Al’Absi, 2007). Por ejemplo, la investigación en estudios en humanos muestra que las experiencias adversas de la infancia, como el abuso físico y sexual, el abandono, la violencia doméstica y la disfunción familiar, están asociadas con un mayor riesgo de adicción. El alto estrés emocional se asocia con una pérdida de control sobre los impulsos y una incapacidad para retrasar la gratificación. Además, la pobreza o la escasez de recursos es estresante por naturaleza y puede provocar angustia emocional y el posterior consumo de drogas.

10. Sesgo de proyección.

Este sesgo describe la tendencia de las personas cuando “frío” (es decir, sin deseo) de predeterminar cómo se comportarán cuando estén “calientes” (es decir, antojo). El comportamiento se debe en parte a que las personas no pueden recordar la intensidad de sus propios antojos pasados. El hecho de no recordar vívidamente o anticipar la incomodidad del deseo puede explicar por qué las personas sobreestiman sus propias capacidades para resistir el deseo. El desafío para un ex adicto es mantener “vivos” los recuerdos de lo desagradable y el poder del deseo.

En resumen: la adicción a las drogas se asocia con decisiones alteradas que parecen sobrevalorar el placer, subestimar el riesgo y no aprender de los errores repetidos. Por lo tanto, la adicción podría ser mejor vista como una enfermedad crónica, como enfermedad cardíaca o diabetes, y no como una falla moral, por lo que la mayoría de los adictos requerirá tratamiento a largo plazo, y se puede esperar recaída a veces durante el tratamiento. Por lo tanto, la recaída ocasional es solo un revés predecible, no una falla del tratamiento.

Referencias

Al’Absi Mustafa (2007). Estrés y Adicción: Mecanismos Biológicos y Psicológicos (2007) Academic press.

Bickel, WK, Johnson, MW, Koffarnus, MN, MacKillop, J., y Murphy, JG (2014). La economía conductual de los trastornos por consumo de sustancias: patologías de refuerzo y su reparación. Annual Review of Clinical Psychology, 10, 641-677.

Field M., Munafò MR, Franken IHA (2009). Una investigación meta-analítica de la relación entre el sesgo atencional y el anhelo subjetivo en el abuso de sustancias. Psychol. Toro. 135 589-607.

Hart, Carl (2013) Precio alto: El viaje de autodescubrimiento de un neurocientífico que desafía todo lo que sabe sobre las drogas y la sociedad Harper.

Heyman GM (2009) Adicción: un trastorno de elección. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Khantzian, EJ (2012). Reflexiones sobre el tratamiento de los trastornos adictivos: una perspectiva psicodinámica. The American Journal of Addictions, 21, 274-279.

Kreek et al. (2005), Influencias sobre la impulsividad, la asunción de riesgos, la capacidad de respuesta al estrés y la vulnerabilidad al abuso de drogas y la adicción. Neurosci., 8 (11): 1450 – 1457.

Kringelbach ML, Berridge KC (2009). Hacia una neuroanatomía funcional del placer y la felicidad. Trends Cog Sci.; 13: 479-487.

Marlatt GA, Witkiewitz K. En: Prevención de recaídas para problemas de alcohol y drogas. 2. Marlatt G Alan, Donovan Dennis M, editor. Prevención de recaídas: estrategias de mantenimiento en el tratamiento de conductas adictivas; 2005. pp. 1-44. 2005.

Naqvi, Nasir H., David Rudrauf, Hanna Damasio y Antoine Bechara (2007). El daño a la ínsula interrumpe la adicción al tabaquismo. Science 315: 531-534

Paulus MP, Stewart JL. (2013). Interocepción y drogadicción. Neurofarmacología . 2014 ene; 76 Pt B: 342-50.

Volkow, ND, Baler, RD (2014), Ciencia de la adicción: Descubriendo la complejidad neurobiológica, Neuropharmacology, 76, 235-249.

  • Por qué las mujeres eran menos poderosas políticamente
  • Un atacante, muchos perpetradores: cuando la revelación también duele
  • Trauma y trastorno de estrés postraumático: más común de lo que piensas
  • ¿Te hará feliz el dinero?
  • ¿Qué debo llevar a la primera cita de mi hijo?
  • ¿Pistolas o sin armas para las personas con enfermedades mentales?
  • ¿Es real el TDAH?
  • La peligrosa perpetuación del estereotipo "Veterinario roto"
  • ¿Cuál es la relación entre los trastornos alimentarios y el trauma?
  • Policía y adicción
  • Relaciones bajo estrés
  • ¿Qué se considera abuso infantil?
  • Una reseña de "Big Little Lies" de HBO
  • ¿La obsesión por la epidemia de opiáceos ha eclipsado el metanfetamia?
  • Calmar a la gente molesta rápidamente con EAR
  • ¿Te hará feliz el dinero?
  • ¿Cuál es la relación entre los trastornos alimentarios y el trauma?
  • Abuso doméstico
  • Una solución para la soledad: publicación de Olivia Kate Cerrone
  • ¿Por qué es tan importante la historia de Mandy Moore?
  • ¿Pueden las redes sociales ayudarte a sanar?
  • ¿Ver verde? El uso de cannabis asociado con la violencia doméstica
  • ¿Es real el TDAH?
  • Tiroteos escolares y control de armas: un enfoque en el suicidio
  • The Bitch and the Ditz: el impacto negativo de Mainstream Media en las mujeres y las niñas
  • Tim Russert y los Boston Celtics: ¿qué tiene que decir la psicología positiva?
  • Crianza motivada por propósitos
  • ¿Tienes un jefe de Micromanaging?
  • 6 hechos sorprendentes sobre la felicidad
  • El eje Microbiome-Gut-Brain se basa en su nervio vago
  • Valor y significado
  • ¿Cómo podemos cambiar la falta de respeto desenfrenada en nuestro mundo?
  • Mi otro hermano gemelo
  • As We Wonder: La sabiduría de una heroína para los tiempos violentos
  • Psicología Positiva y China
  • Algunos pensamientos sobre una psicología humanista integradora